Libro gratis: Midas y el Artefacto de Poder
de Francisco A. Baldarena


    Sin votos


cuento


0


Midas y el Artefacto de Poder

Midas recibe del genio un artefacto que le da el poder de convertir todo lo que toque en oro. Midas entonces hace planes para el futuro.

No hay más información sobre el texto 'Midas y el Artefacto de Poder'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Midas y el Artefacto de Poder

   Lo quiero entonces, dijo Midas, estirando los brazos de manos abiertas, dedos ansiosos y uñas de rapiña hacia el objeto adorado, que según el genio le daría todo el poder del mundo a quien lo poseyera. 
   Al primer contacto, Midas experimentó una especie de choque eléctrico dentro de su ser que lo obligó a cerrar los párpados por un instante. Cuando los volvió a abrir ya nada fue lo mismo. 
   Después de ese nuevo despertar, se quedó durante un largo tiempo sin moverse, abrazado al preciado objeto. 
   Midas pensaba, ajeno a lo que sucedía a su alrededor, a su esposa, próxima a él, al eco de los pasos del genio sobre el piso de mármol, retirándose del palacio, al murmullo de las damas y los caballeros de la corte que lo rodeaban y al vocerío callejero que penetraba por los amplios ventanales, en cosas importantes. 
   Midas pensaba en los males del mundo; en las enfermedades y en los dolientes; en los enemigos, en la muerte y también en una cura instantánea para lo pernicioso y para todo aquello que abarcara lo que él, únicamente él, considerase negativo y contrario a su manera de ver las cosas, pero sobre todo pensaba en lo que le suponía una enorme incomodidad; eso en primer lugar, antes que la transformación en oro de lo maligno y lo infame en todo el planeta. 


1 pág. / 2 minutos.
37 visitas.
Publicado el 30 de agosto de 2021 por Francisco A. Baldarena .


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Midas y el Artefacto de Poder' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Francisco A. Baldarena