Libro gratis: Shinegoni
de Francisco A. Baldarena


    Sin votos


cuento


0


Shinegoni

Shinegoni conoce a una cubana por correspondencia, se envían cartas, pero el idioma...

No hay más información sobre el texto 'Shinegoni'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Shinegoni

Con caliño, Shinegoni. 


   Pasó un mes y llegó la respuesta de Rosario. 


La carta de Rosario decía así: 


   Quelido Shinegoni, te cuento que tu calta me ha dejado muy contenta. Veo que ambos cleemos en el amol sin flontelas. A mí también me encantalía conocelte y de sel posible lo más bleve posible. Soble mí debo decilte que me gusta tlabajal, me gustan las laboles del hogal, asal pan, hacel toltas, en fin, la culinalia en genelal. Yo también soy muy casela, aunque de vez en cuando me gusta il a vel el mal. Bien, quelido Shinegoni, hasta ahola esto es todo lo que tengo pala contalte soble mi vida. 


Atentamente: tu cubanita enamolada. 


   La madre de Shinegoni al ver que su hijo, que tan contento se había puesto cuando lo llamó el cartero y ahora, sin embargo, se lo veía triste y callado, se le acercó para indagar al respecto. 


   Dime, hijo mío, ¿qué tienes que te veo tliste y cabizbajo, tan contento que estabas hace poco? Shinegoni rompió en lágrimas y se arrojó a los brazos de su amada madre y entre sollozos desgarradores le contó sobre su pesar: 


1 pág. / 1 minuto.
57 visitas.
Publicado el 27 de agosto de 2021 por Francisco A. Baldarena .


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Shinegoni' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Francisco A. Baldarena