Educación holista, educación integral

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educacion holista, inteligencia espiritual


Frecuentemente escuchamos que la educación de nuestro país está en crisis, cierto es que son muchos los factores que influyen en ello y ha sido muy estudiado por diferentes estudiosos del área de la educación.

Al respecto, es comentado en diversos discursos que para que las escuelas se mantengan a la vanguardia de la pedagogía deben ser instituciones dinámicas y cambiantes, sin embargo poco es lo que se hace por modificar esta situación, se menciona que las instituciones educativas se convierten en un lugar  por el que después de un penoso transitar de los estudiantes y de muchos años invertidos, no aprenden lo que se pretendía alcanzar inicialmente en los programas educativos,  además que la educación tradicional ha creado la crisis planetaria que se vive en la actualidad, con el cambio climático, por ejemplo.

Como lo menciona el Dr. Ramón Gallegos en su libro “Pedagogía del amor universal, una visión holista del mundo”…” ya en el año 1986 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) convocó a educadores y hombres de ciencia a una reunión mundial en Italia con la finalidad de reflexionar sobre la situación de la ciencia y la educación en su relación con el futuro de la humanidad”…  (Gallegos, 2008).

De esta reunión surgió el documento conocido como La declaración de Venecia, en la cual se proyecta el peligro en el que se encuentra la humanidad por los cambios que están ocurriendo en el plantea y que originan que se encuentre en peligro la sobrevivencia de la vida sobre la tierra, por lo que es necesario hacer investigación transdisciplinaria, menciona también la necesidad de crear nuevos métodos educativos y que estén en armonía con las tradiciones culturales, en concreto, en este documento se reconoce que la educación del futuro debe ser : transdisciplinaria, integral, espiritual, diversa, ecológica, formativa y de personas que puedan crear paz, a través del orden interno de la consciencia de los educadores.

Ahora, lo medular es analizar los factores precipitantes para que los objetivos de la educación en nuestro país,  no se estén logrando, en este contexto, se expone en este ensayo, lo referente a la práctica docente como uno de los factores que influyen en el logro del aprendizaje estudiantil,  al respecto el Dr Ramón Gallegos impulsor de la Educación Holista en México plantea diversas propuestas para que todos los estudiantes aprendan de manera significativa y eficaz, menciona  en el libro antes mencionado que  “ la misión de la educación de esta nueva era debe ayudar al estudiante a aprender cómo aprender, a amar el aprendizaje y a verse a sí mismo como estudiante de largo plazo”.

Para comprenderlo mejor, es necesario hacer un alto y remontarnos a  la historia de la educación en México, tomando en cuenta que el modelo actual predominante en el mundo occidental tiene más de trescientos años y está basado en la ciencia y filosofía mecanicista de los siglos XVIII y XIX, donde lo que se pretendía crear, era un grupo homogéneo de estudiantes para que el educador, de manera eficiente pudiera enseñar el mismo contenido, con una misma metodología, a todos los estudiantes al mismo tiempo. Y ya en pleno siglo XXI, dicho modelo debe analizarse, replantearse, y modificarse, es cierto que no es fácil lograrlo, por la inmensidad de factores que influyen en el proceso de enseñanza aprendizaje. Una de las propuestas de la educación holista, es que los docentes reflexionen sobre su actuación en la formación de los estudiantes que tienen a su cargo, reconociendo que hasta el momento se nos ha acostumbrado a ir a la escuela a aprender y no a pensar.

 

La Educación en México

Como se mencionó anteriormente  el paradigma educativo predominante hoy por hoy en la mayoría de las escuelas y universidades está basado en la ciencia y filosofía mecanicista de los siglos XVIII y XIX, al momento se conocen diferentes paradigmas educativos, entre los que destacan: el dogmático, el científico, el postmoderno y  recientemente el paradigma holista.

            El Dr Gallegos en su libro “La educación que la humanidad necesita,  Educación holista. El paradigma del siglo XXI. Menciona lo que es bien conocido pero ignorado, que en pleno siglo XXI, aún hay instituciones educativas en las cuales sus planes de estudio y programas de asignatura están cimentados en el paradigma dogmático mismo que en sus inicios hacia el siglo XV, se caracterizó por la inquietud de hacer ensayos de experimentos de lo que serían nuevos descubrimientos en todas las áreas, por lo que se le conoce a esta etapa, como la época pre-científica o pre-racional, un ejemplo de ello es el marxismo que floreció durante ese periodo, y como era de esperarse, la educación era del mismo tipo: dogmático, se daba gran importancia al educando como criatura, de alguna forma se tomaba en cuenta la espiritualidad basada en dogmas. (Gallegos 2008)

Años más tarde a través de la evolución del mismo hombre también se dieron cambios en el ámbito educativo y floreció el paradigma científico en el siglo XVIII, los investigadores de ese tiempo se interesaban por estudiar al organismo desde su aspecto biológico, se daba énfasis a la visión racional y científica, se dieron grandes descubrimientos a nivel científico, vale decir que en la actualidad la mayoría de las instituciones educativas continúan tomando como base este paradigma en sus programas y planes de estudio.

Posteriormente y en el intento de hacer cambios en la educación al ver que los modelos educativos del momento, no rendían los frutos deseados, se inicia el paradigma  conocido como postmoderno y que se basa en el placer lo que lleva a una pérdida de la importancia del compromiso del ser humano en todo lo que emprende, también se le conoce como el paradigma de la ingratitud, se dan los bosquejos de lo que más tarde se le conocería como el síndrome de la persona narcisista, por otro lado, empieza la industria del entretenimiento, a éste periodo vivido en la educación se le conoce como Paradigma Postmoderno, el cual ha generado más problemas que soluciones ya que nutre al hombre de un carácter individualista, competitivo, egoísta y depredador del medio  ambiente, es la característica de la educación mecanicista que basa sus lineamientos pensando únicamente para que los estudiantes alcancen el éxito medido a través de los logros materiales y científicos, es un paradigma dualista donde solo se  toma en cuenta cuerpo y mente.

Todo lo anterior ha generado en los investigadores en educación incertidumbre y dudas,  lo que a su vez ha llevado a que haya un mayor análisis ya que lo que hasta ahora se ha hecho en el ámbito educativo, es claro que ha fallado,

Por lo que, desde hace algunos años y  aún con influencia de la visión científica mecanicista, se vislumbra a la visión Holista cuya misión es ser el puente que conduzca a los seres humanos a través de la educación, a transitar de una visión fragmentada que predomina en la época moderna a una visión integral a través de la evolución de la consciencia, lo que se significa que es tiempo de plantear nuevos caminos que conduzcan a lograr los objetivos en educación, que de acuerdo a lo mencionado por el Dr Ramón Gallegos en su alentadora y gran obra, invita a tomar en cuenta al estudiante como un ser espiritual, constituido de cuerpo, mente y espíritu por lo que la educación que se reciba debe estar acorde a enriquecer estos tres aspectos. De esta forma la educación holista es un nuevo paradigma educativo para la sociedad actual que permite superar los problemas que afectan el desarrollo material, social y espiritual, por lo que es muy importante conocer cuáles son sus principales constructos y fundamentos, uno de ellos es la filosofía perenne que a continuación se menciona.

 

La Filosofía perenne como centro de la educación Holista.

El Dr Gallegos menciona en su libro El Espíritu de la Educación. Integridad y trascendencia en educación holista”   a  la filosofía perenne y explica como ésta propone la existencia de un conjunto de verdades y valores universales que son comunes a todos los pueblos y culturas. De acuerdo con los constructos de Aldous Huxley la filosofía perenne es la metafísica que reconoce una realidad divina sustancial en el mundo material, la vida y en la mente del ser humano, sitúa el objetivo final del hombre en el conocimiento de la base inmanente y transcendente de todos los seres humanos; lo que es inmemorial y universal.  (Gallegos, 2003)

Tomando en consideración lo anterior, se puede definir  a la filosofía perenne como la sabiduría esencial de la humanidad que está en la base de todas las tradiciones espirituales del mundo. La cual, como se menciona anteriormente, se encontraba desde las tradiciones ancestrales de pueblos primitivos y en todas las regiones del mundo, parte de la propuesta de que el ser humano es más que un cuerpo y mente, es superior y trasciende a la dualidad anterior, es además, un ser espiritual, siendo ésta la realidad fundamental de la educación holista, es decir, la espiritualidad es el corazón de la Educación holista, cuestión que no se ha tomado en cuenta hasta el momento en los paradigmas educativos predominantes de nuestro País, como se puede entender, hasta ahora la modernidad de la educación ha sido dualista, basada en el supuesto de que los estudiantes son solo cuerpo y mente, dejando de lado la parte esencial del ser humano que es la espiritual, se ve a la educación como materia, ser biológico y procesos cognitivos.

            El Dr. Ramón Gallegos menciona en la misma obra, que la filosofía perenne es transcultural porque no es el producto de una o varias culturas, no está ligada a dogmas ni a algún tipo de iglesia,  y es transhistórica, es una enseñanza espiritual fuera del tiempo, la plantea como una expresión directa de lo eterno, de ahí su nombre de perenne, porque en su real esencia no sufre cambios ocasionados por el tiempo, es una verdad espiritual inmutable. La educación basada desde esta perspectiva reconoce que  tenemos un cuerpo  donde habitan los instintos y sensaciones y nos pertenece, sin embargo en él no se encuentra nuestra verdadera esencia, esta es la primera declaración fundamental del camino espiritual basado en la filosofía perenne.  

            El mismo autor, señala también que tenemos un aparato psíquico que es la mente, el espacio de los valores y la identidad genuina como seres humanos, pero no somos ese aparato y esa es la segunda declaración fundamental del camino espiritual: de la filosofía perenne, el doctor Gallegos menciona que nuestros pensamientos son importantes y que la verdadera identidad no habita en la parte mental, por lo que independientemente del tipo de pensamientos que se tengan, lo más importante de esta parte es ser coherente para poder acceder a la vida espiritual.

            De tal forma que esta trilogía es complementaria: el cuerpo es pre-racional y pre-lingüístico y en donde se dan las necesidades materiales, en cambio la mente es racional y lingüística y la que permite el aprendizaje y comprende a la memoria, el ego, la personalidad, y es aquí donde se viven las necesidades psíquicas como: el apoyo social, emociones y pensamientos. Y la parte espiritual es transracional y translinguistica, es la esencia de la naturaleza humana que permite el conocimiento de una base divina, yace en el amor universal, la compasión, la libertad, la paz, la felicidad, la ecuanimidad, en este ámbito también hay necesidades pero son espirituales, de pertenencia a una totalidad superior, por lo que el espíritu no es personal sino transpersonal.

            La filosofía perenne como base de la Educación Holista permitirá a los estudiantes a partir de su propio proceso de formación y autoconocimiento desarrollar la compasión  hacia todos los seres, vivir la experiencia humana siguiendo el camino hacia la iluminación a través de la vivencia del amor universal, sentir y vivir la experiencia verdadera de que somos seres espirituales y como lo menciona el Dr Gallegos “somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”, de esta forma la educación que se plantea desde este paradigma, es aquella en la cual se reconoce y recupera nuestra naturaleza esencial y espiritual que es: “verdad - conciencia - felicidad”. Este camino a través de este nuevo paradigma invita a seguir el sendero de la espiritualidad reconociendo que la esencia de lo que somos es amor universal, es un paradigma que ayuda a la evolución de la consciencia, al conocimiento verdadero de la base divina que habita en nuestro ser, porque justo ahí se encuentra la solución a los grandes problemas actuales, ayuda a ser mejores seres humanos con una consciencia elevada que permitirá preparar mejores profesionales en las áreas que se estén formando y aplica a cualquier nivel educativo, desde preescolar hasta el nivel universitario.

            Ahora bien, una vez entendido a la filosofía perenne como uno de los fundamentos de la educación holista, es muy importante también comprender el verdadero significado de la palabra holista, misma que se expone a continuación.

 

La educación holista y los cuatro niveles del Kosmos:

            Para comprender este paradigma, es conveniente mencionar lo que significa el término holista, proviene del griego “holos” que significa totalidad, y se refiere a la comprensión de la realidad en función de totalidades, expresa que la realidad es un todo no dividido, no está fragmentado y que el todo es la realidad fundamental y se caracteriza por ser impermanente, con movimiento, es flujo universal. De acuerdo a lo anterior, la visión holista se basa en la integración del conocimiento con la totalidad: por lo que toma en cuenta: ciencia, arte, espiritualidad y tradiciones que se mezclan para crear una cultura de sabiduría y de esta forma superar la fragmentación que prevalece en la educación actual.

            El Dr. Gallegos en su libro “El espíritu de la Educación. Integridad y trascendencia en educación holista”  menciona que de acuerdo a Ken Wilber, es necesario comprender el proceso evolutivo de la humanidad, para estar en condiciones de saber hacia dónde se debe ir y que tipo de educación es la que se necesita en el siglo XXI. Wilber, introduce el término pitagórico de Kosmos para señalar todos los dominios de la existencia: materia, vida, mente y espíritu, que es muy diferente al concepto de cosmos que solo se refiere a la dimensión material y biológica de la existencia. (Gallegos, 2003)

            Para comprender mejor el concepto de Kosmos y diferenciarlo, es importante retomar lo que Wilber menciona al respecto, y plantea al kosmos en niveles, donde el primero es el de la fisiosfera la cual tiene que ver con el funcionamiento orgánico, menciona que de ahí el kosmos evolucionó, y trascendió la fisiosfera y generó una estructura superior y más completa: la biosfera donde habitan los seres vivos e incluye también las propiedades de la fisiosfera, con lo cual los procesos evolutivos se aceleraron  y los seres vivos se multiplicaron, estos dos niveles incluyen el pensamiento sistémico. Al respecto el Dr. Ramón Gallegos en la misma obra menciona que de acuerdo a Peter Rusell el 99.99% de la historia del planeta se ha dado en la fisiosfera y biosfera, esto significa millones de años transcurridos en este nivel, y comenta que lleva muy poco tiempo en la historia de la humanidad la aparición del siguiente nivel de la realidad que es la noosfera, la cual está relacionada con el ámbito de la mente, del lenguaje y de los pensamientos y en este nivel los cambios que se dan son más rápidos.

            Y para la Educación holista el proceso evolutivo no se detiene en la noosfera, sino que evoluciona hacia el cuarto nivel que es la teosfera,  nivel relacionado con la espiritualidad. Estos dos últimos: la noosfera y la teosfera son los que más interesan a la educación holista por ser los que se refieren a la evolución de las culturas y de la consciencia humana.

            El Dr. Gallegos menciona en el mismo libro que fue Ken Wilber quien propuso que la evolución de la consciencia que se presenta en la noosfera, se ha dado en cinco estadios o niveles de conciencia y que está por surgir el sexto, Wilber dice que el primer nivel de consciencia en la historia del hombre fue el de los primeros pobladores: en la era arcaica-urobórica, y que estuvo caracterizado por tribus de pocos personas, con esperanza de vida de aproximadamente 25 años, se dedicaban a la caza y recolección de frutos y raíces para sobrevivir, en ellos la reflexión consciente se encontraba ausente, el ser humano no se conocía a sí mismo, eran instintivos, no diferenciaban entre el yo y el ambiente y según Wilber este nivel predominó aproximadamente durante 200 mil años.

            El segundo nivel de desarrollo de la noosfera fue el de la cultura hortícola , estadio de la consciencia de tipo mágico-tifónica, cultura basada en el azadón, fue la era matrifocal, la religión que predominó en ese periodo fue la de la gran madre, los seres humanos además de cazadores eran hechiceros, aquí se logra la primera diferenciación con el ambiente,  el yo es básicamente corporal, con capacidades mentales rudimentarias, la visión del mundo era mágica, es donde surge el ritual como procedimiento para dar vida y muerte, Wilber menciona que este estadio de la conciencia humana prevaleció hasta hace 10,000 años aproximadamente.

            El tercer nivel de la noosfera predominó en diferentes modalidades hasta la edad media, fue la sociedad agraria, la cual con el arado y la agricultura, surge el patriarcado, la mujer pasa  a la esfera familiar y al hogar. Se da un paso a la evolución de la consciencia, se pasa de la visión mágica a la visión mítica caracterizada por la diferenciación mente y cuerpo. Hay un gran desarrollo de las estructuras cognitivas, surgen las matemáticas y la escritura, en la última fase de este nivel se da inicio al desarrollo de la consciencia y surgen las practicas contemplativas representadas por grandes místicos como Buda, Cristo, Lao-Tze, entre otros.

            El cuarto nivel del desarrollo de la noosfera, que menciona Wilber, es el de la cultura racional-industrial que predomina desde el siglo XVII hasta nuestros días, se pasa de la sociedad agraria a la sociedad industrial, con una visión del mundo mecanicista caracterizada por la evolución de la consciencia mental-egoico. Es el periodo del ego  que opera en el pasado,  estadio de consciencia que aún predomina, es la visión racional egocéntrica y base de todas las estructuras de nuestro tiempo, es también conocido como modernidad, donde predomina el materialismo, el hedonismo y la pérdida del sentido espiritual.

            El quinto nivel del desarrollo de la noosfera es la conciencia existencial informática y que se desarrolló a finales del siglo XX, floreció en la cultura del ego y el pensamiento, no existe vida consciente, es la época de los intelectuales, tecnólogos y académicos, es la realidad que viven la mayoría de las universidades. Es una visión en la que sigue predominando el ego, la separatividad, el pensamiento intelectual, la tecnología y negación de la espiritualidad.

            El sexto estadio de desarrollo de la noosfera es la conciencia holista-espiritual, es transmoderna, es decir, trasciende a la modernidad y es propia de esta cultura que  pasa del pensamiento a la inteligencia, de la identidad egocéntrica a la identidad espiritual, se trata de una cultura que avanza de la fragmentación  a una consciencia de totalidad, en búsqueda de la sabiduría y de los valores humanos 

            Todo este proceso evolutivo ha sido considerado por el Dr. Gallegos y está en el corazón de la educación holista, y tal como los señala Wilber, en la existencia de cada cultura hay consciencia promedio que es la que posee la mayoría de los individuos, y la consciencia de excepción muy pocos sujetos la tienen y justo de eso trata la Educación Holista como movimiento transformador que trasciende el paradigma de la fragmentación y propone evolucionar y superar los graves problemas actuales, se habla de evolución como un aumento de la integridad, de la consciencia, del amor, creatividad e inteligencia

 

La Educación Holista: Modelo Educativo Integral para el siglo XXI

            La educación Holista es una propuesta alentadora para el siglo XXI, cuyo objetivo principal es formar seres humanos integrales, con un profundo amor y respeto a la vida, integrando el conocimiento y desarrollo de la consciencia mediante un trabajo interior, El doctor Ramón Gallegos impulsor de esta propuesta en México, plantea al aprendizaje como una expresión natural de la alegría de vivir, que los estudiantes aprendan siendo felices, que trascienda a la educación mecanicista que ha prevalecido por tantos años, donde se educa en un proceso únicamente académico para desarrollar habilidades cognitivas.

            La educación holista es un camino de sabiduría, amor y compasión, es el arte de hacernos conscientes de nuestra verdadera  naturaleza y parte del principio de que educar es sacar a relucir el tesoro espiritual que ya existe en cada ser humano.    Hablar de educación holista para la evolución de la consciencia implica volver los ojos hacia adentro, es reconocer que somos felicidad pero lo olvidamos por lo que creemos que somos a través de experiencias de vida acumuladas a lo largo de la existencia,  por el ruido del mundo que nos aturde, basta con hacer un poco de silencio para escuchar la voz de la verdad y descubrir la felicidad que yace en nuestro interior.

            Para lograr lo anterior, el Dr. Gallegos propone un modelo educativo innovador, que toma en cuenta niveles y dimensiones que se mencionan a continuación.

 

La Educación Holista: Propuesta Multinivel-Multidimensión

            Este nuevo paradigma integra cuerpo, mente y espíritu.  Su objetivo es formar estudiantes integrales que tengan virtudes humanas perennes que les permitan ser  buenos seres humanos además de tener las capacidades técnico-científicas para el trabajo productivo para el que se están formando, en cualquier área de formación y nivel educativo. Además integra al conocimiento humano: ciencia, arte, tradiciones y espiritualidad,  es importante desarrollar la inteligencia espiritual entendida como la capacidad que permite entrar en contacto con nosotros mismos, con nuestra esencia.

            El Dr. Gallegos propone a la educación holista basada en un modelo multinivel-multidimensión, que toma en consideración cinco niveles de totalidad que integran el aprendizaje y el desarrollo de la consciencia. Estos niveles son los siguientes:

1.      Primer nivel de totalidad es la consciencia Individual o personal  se refiere a las necesidades y metas de cada estudiante, se centra la atención en el ser humano como ser individual, único e irrepetible.

2.      Segundo nivel es el de la conciencia comunitaria toma en consideración la relación de cada ser con los demás, donde el educador holista pone atención en la calidad de las relaciones humanas, la comunidad puede ser la familia, la escuela o el lugar donde se habita,

3.      Tercer nivel es el de la conciencia social la cual se refiere a los fundamentos y valores ideológicos de la nación o cultura donde los fundamentos ideológicos y las metas relacionadas a la economía adquieren gran importancia. El educador holista trabaja por que exista una consciencia de justicia social, democracia y paz que logre trascender la desintegración social que existe por valores que permean de explotación y competencia.

4.      Cuarto nivel referido a la conciencia planetaria,  a los acontecimientos de interés mundial y la gratitud por nuestro hogar: el planeta que habitamos, la sustentabilidad  con conciencia ecológica que mejore las condiciones del mundo para las futuras generaciones.

5.      Quinto nivel: la consciencia kósmica que es con lo que trabaja el educador holista  referida a lo espiritual que trasciende todas las anteriores y que puede ser comprendido a través del ojo del espíritu y la experiencia espiritual directa: el ojo mental. Esta consciencia espiritual es la esencia de la educación holista.

 

            Además de lo anterior, la educación holista complementa e integra esta perspectiva multidimensión con seis dimensiones que forman la espiral de este modelo y en las cuales se reconoce al estudiante como ser integral, a continuación se exponen:

1.      Dimensión cognitiva: Referida a los procesos de pensamiento, a la capacidad de razonamiento de cada estudiante y en la cual se propone cultivar los aspectos intelectuales con amor y respeto.

2.      Dimensión Social: Como es bien sabido todo proceso educativo se da en un contexto social, y mediante esta dimensión el estudiante debe ser orientado a las necesidades y costumbres de la comunidad, tomando en consideración a la justicia social.

3.      Dimensión Emocional: el aprendizaje requiere de seguridad emocional y esta es clave en educación holista.

4.      Dimensión Corporal: Es importante tomar en cuenta la armonía cuerpo-mente para definir la calidad del aprendizaje, por lo que se recomienda practicar yoga y meditación.

5.      Dimensión Estética: La  educación holista es formadora y es más un arte que una tecnología, estimula el despertar de la sensibilidad que lleva al florecimiento de la bondad a través del arte y sus diferentes manifestaciones.

6.      Dimensión Espiritual. Es la base de la inteligencia y de la sabiduría, es amor incondicional y fundamental en la formación de estudiantes.

           

            Ahora bien, la Educación holista propone que al integrar los cinco niveles de totalidad con las seis dimensiones, da como resultado el modelo integral del kosmos educativo, que genera un mapa holárquico con treinta regiones educativos que van de lo individual-corporal hasta lo kósmico-espiritual, el Dr. Gallegos lo propone como un modelo que sirve para propósitos prácticos y para comprender de manera global a la educación, menciona que en este modelo se honra a la unidad a través de la diversidad. Con el objeto de comprender mejor este modelo multinivel,  coloca en cada una de las treinta regiones a un pedagogo o pensador como ejemplo clave de su pensamiento en determinada dimensión y nivel de consciencia de esa región, como por ejemplo, el autor ubica en su modelo multinivel-multidimensión a Wilber en la dimensión cognitiva del nivel de consciencia Kósmico y a  Russeau en la dimensión corporal del nivel de consciencia personal. 

            Como resultado de lo anterior, surge la espiral dinámica que es un modelo sobre la evolución de la consciencia y sus correspondientes visiones del  mundo a través de una visión evolutiva que va de lo básico a lo superior, va en búsqueda de la evolución de la consciencia y plantea un modelo que se da, tanto en forma horizontal como vertical, con varias dimensiones y niveles, es una espiral dinámica que plantea niveles de consciencia en cada nivel y cada uno de estos  estadios de consciencia se les llama meme  que significa: nivel de consciencia o estadio, el Dr. Gallegos menciona en su obra  “La educación que la humanidad necesita, Educación Holista, el paradigma del siglo XXI”,  que de acuerdo a Don Beck y Ken Wilber los tres primeros niveles de consciencia o meme son los más primitivos, es decir, son de consciencia muy baja y se reconocen por colores: beige, purpura y rojo respectivamente, el cuarto meme es el azul donde se ubica al pensamiento dogmático e irracional, el quinto nivel es el meme naranja en el que aparece la racionalidad como base del pensamiento científico, posteriormente en el sexto nivel se encuentra el meme verde donde se observa por primera vez el interés por el cuidado de la vida. El séptimo nivel y el primero de segundo grado, es decir, ya con un nivel de consciencia más elevado, es el meme amarillo donde por primera vez se encuentra una visión integradora y comprensiva del kosmos, aquí es donde surge el pensamiento holista.  (Gallegos, 2008)

            Hay un nivel más que es el octavo y corresponde al meme turquesa que es un nivel de visión holista más profundo que se acompaña de un desarrollo completo de la ética y de una plena espiritualidad. Pasar de un nivel a otro significa trabajo arduo, es resultado de un proceso de evolución de la consciencia que se logra a través de práctica y cuidado corporal del educador holista con cosas relativamente sencillas y que se practican desde hace muchos años, como es la meditación de preferencia la vipassana que implica mayor nivel y la práctica de yoga que armoniza el trinomio: mente, cuerpo y espíritu.

Como se puede ver, la educación Holista es una propuesta de cambio de paradigma educativo que se encuentra muy bien fundamentada, aunado a lo anterior y para darle mayor solidez,  cuenta con principios educativos trascendentales que se mencionan detenidamente a continuación.

Principios educativos trascendentales de la Educación Holista:

            El Dr. Gallegos además de fundamentar el paradigma holista en la filosofía perenne y tomar lo más destacado de cada época y pensador en educación, y de su propuesta del modelo multinivel-multidimensión, en su libro “La Educación del Corazón. Doce principios para las escuelas holistas” propone algunos elementos educativos que considera transcendentales  se tomen en cuenta en la educación basada en este nuevo paradigma, son los siguientes.

1.      Comunidades de aprendizaje: En las escuelas holistas todos aprenden, se involucra a la familia, al personal administrativo y a directivos, se reconoce que cada estudiante aprende de manera diferente, por lo que existen diferentes métodos para que los estudiantes aprendan, en la diversidad se nutre  a la común- unidad y se vive en proceso continuo de indagación, los estudiantes definen sus propias metas y se autoevalúa, se construyen a través del dialogo. El aprendizaje se entiende como  una experiencia inspiradora. (Gallegos, 2001)

2.      Inteligencias múltiples: En las escuelas holistas se busca desarrollar todas las inteligencias, desde esta teoría se considera que una capacidad humana para poder ser considerada como inteligencia debe cumplir con dos requisitos: 1) ser universal y 2) tener un referente biológico. La inteligencia como tal, es definida como “la capacidad para resolver problemas y crear productos que son valorados por una comunidad determinada” (Gallegos, 2001). El educador holista prepara al estudiante para que cualquier habilidad siempre sea usada para el bien de todos los seres,  honrar la vida y preservarla. se habla de inteligencia como un proceso creativo más cercano a la sabiduría que del conocimiento, es capacidad de discernimiento para reconocer la acción responsable y está ligada a valores como el amor, compasión, libertad, gratitud. respeto, humildad, solidaridad y honestidad.

3.      Estilos de aprendizaje: En educación holista se respeta la diversidad y estilos de aprendizaje, se reconoce la importancia de aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser. Se da la importancia justa al proceso de aprendizaje que implica: habilidades, actitudes, valores y conocimientos, esto es, se fomenta el aprendizaje integral.

4.      Pluralismo epistemológico: Considera que la realidad tiene diferentes niveles de profundidad y que cada uno de estos debe ser estudiado con una base epistemológica diferente, y que son complementarias cuando se articulan en un modelo integral de conocimiento. Plantea que el ser humano tiene tres dispositivos para aprender: 1) el ojo de la carme o empírico (mundo físico),  2)  el ojo de la mente o simbólico (mundo mental) y 3) el ojo del espíritu o contemplativo (mundo espiritual). También señala cinco relaciones epistemológicas como resultado de estos tres dispositivos: 1) el conocimiento sensoriomotor, 2) conocimiento empíirico analítico, 3) conocimiento hermenéutico-fenomenológico, 4) conocimiento mandálico filosófico y 5) el conocimiento espiritual contemplativo. El Dr Gallegos menciona que cualquier modelo educativo que quiera ser integral debe tomar en cuenta los tres ojos del conocimiento, y que conocer a través de estos tres dispositivos: es el acto de despertar la consciencia.

5.      Currículo holista: Se funda en el principio de totalidad por lo que todo está relacionado con los demás, cada curso, tarea, experiencia educativa o asignatura permiten el acceso para comprender los principios de la realidad. El currículo holista es integral, flexible, dinámico, significativo y autoconstruido, permite el desarrollo completo del estudiante y demás miembros de la comunidad de aprendizaje. Es transdisciplinario: pone mayor énfasis en la integración ciencia-espiritualidad. Se ocupa de restablecer las relaciones armónicas del ser humano con el Kosmos, honra la diversidad sobre la uniformidad, además de crear consciencia en los estudiantes y comunidad de aprendizaje para la sustentabilidad, en concreto integra mente, cuerpo y espíritu.

6.      Transdisciplinariedad. Significa la integración al conocimiento humano de ciencia, arte, tradiciones, humanidades, filosofía y espiritualidad. Prepara al estudiante para vivir responsablemente en una comunidad cada día más compleja, con nuevas necesidades y metas.

7.      Sociedad integral: Prepara al estudiante con compromiso consciente del bienestar de toda la humanidad, en un espacio incluyente basado en el respeto a al diversidad cultural, propone una política holista de ganar-ganar que beneficia a todos y que requiere de educadores con un nivel de consciencia integral que comprendan el espíritu real del aprendizaje, en un espacio que sea democrático y flexible

8.      Integridad: Se compone en dos niveles, el primero se refiere a la concepción holista de la totalidad del kosmos y el segundo como concepto ordenador de la subjetividad educativa. A través de esto, la educación holista propone mejorar la educación en términos de mejores métodos, contenidos, ambientes, fines, sentido, reorientar el “para que” de la educación, propone respetar el sentido espiritual de la educación, es decir, educar seres integrales.

9.      Dialogo holista: Se trata de flexibilizar la mente para hacerla más abierta a todas las opiniones, más atenta, aquí el dialogo se entiende como un tipo de comunicación  a través de las palabras”, donde se puede crear algo nuevo, donde todos ganan y el dialogo es el modo colectivo de abrirse a todos los juicios y creencias.

10.  Practica integral: Propone incluir las practicas genuinamente espirituales: 1) la sabiduría (gnana yoga), 2) la devoción (bakti yoga) y 3) el camino de la acción (karma yoga), por lo anterior se le conoce como la práctica integral del triple sendero, significa integrar la teoría y práctica integral a lo largo de la vida es una condición necesaria y fundamental para hacer educación holista, lo cual conduce a la paz, certidumbre y al amor universal y de esta forma se supera el sufrimiento y se alcanza la felicidad, a través de esto se logra la liberación de condicionamientos y prejuicios que impiden vivir plena y compasivamente.

11.  Compasión: Permite al educador holista interesarse por sus estudiantes, comprenderlos, tratarlos con generosidad, escucharlos y dialogar, encontrar las preguntas fundamentales de la vida sin imponerles sus propias conclusiones, todo se basa en el amor y favorecer el ambiente que permita que salga a flote la belleza interior de cada estudiante, reconociendo el desarrollo de la certidumbre que es la base de la seguridad interior y de la alegría de vivir, de la realización espiritual y de la felicidad, como lo expresa el Dr. Gallegos “La compasión es el abrazo salvador de todos los seres humanos”.

12.  Espiritualidad. Es amor universal, pertenece a la totalidad, permite reconocer nuestra verdadera naturaleza, es llegar a la iluminación. La espiritualidad es transpersonal y surge de la intencionalidad del ser humano, es una experiencia trascendente que establece orden interno en la consciencia y lleva a la ecuanimidad, propicia orden curativo porque va a la raíz del sufrimiento para sanar el alma y hacerla saludable. La espiritualidad lleva a la identidad universal que es un sentimiento de confianza en la benevolencia de la vida e identificación fraternal con todas las personas. Es conciencia de sí mismo, da unidad, es trascendente e inmanente, transformadora, proporciona concordia y fraternidad, es amor universal incondicional. (Gallegos, 2001)

            Además de  estos principios educativos, el Dr. Gallegos propone en su libro “El Espíritu de la Educación. Integridad y trascendencia en educación holista”, que el currículo tenga los elementos de integridad, diversidad y flexibilidad, que dé cabida a toda la experiencia humana, a todas las realidades, conocimientos y a la vida real. El currículo integral propuesto, orienta al desarrollo de la inteligencia holista a través de diferentes procesos de aprendizaje y propone que se ofrezcan experiencias de aprendizaje que conduzcan al ser humano a redescubrir su espiritualidad, plantea algunos principios que se analizan a continuación y que también forman parte de los cimientos de este paradigma educativo. (Gallegos 2003)

 

 Principios del currículo holista:

             Son doce los principios que el Dr. Gallegos propone para considerar en la educación holista con el objeto de superar la fragmentación que caracteriza el currículo mecanicista convencional, el mismo aclara que no agotan la totalidad, el primero: el currículo holista parte del principio de integridad, es decir, retoma la noción del kosmos en donde todo está relacionado con todo lo demás, hay interdependencia. El segundo: el currículo holista considera a la transdisciplinariedad que permite ampliar el currículo incluyendo aprendizajes que nutren unos a otros, a la comunidad de aprendizaje. El tercer principio: el currículo holista reestablece las relaciones vitales, en la educación holista se pretende restablecer las relaciones armónicas del ser humano con el kosmos, de acuerdo a lo que Bohm señala que “ser es estar relacionado”, se trata de restablecer lo que la educación mecanicista fragmentó. El cuarto principio: el currículo holista sigue una lógica indagatoria, en la cual su constructo medular es el que parte y reconoce las necesidades, intereses y objetivos de la comunidad de aprendizaje. El quinto: el currículo holista asume un pluralismo epistemológico,  en el cual se reconoce la validez de múltiples vías para conocer el Kosmos que  habitamos, lo que Wilber señala en su teoría de los tres ojos del conocimiento y en la que se asume la diversidad de vías de conocimiento para lograr una visión integral del kosmos. El sexto principio: el currículo holista asume la validez de diferentes estilos de aprendizaje entre los estudiantes, cada quien aprende a su tiempo y a su forma y hay que respetarlos. El séptimo principio se refiere a que el currículo holista asume la teoría de las inteligencias múltiples lo que favorece el desarrollo de cuando menos ocho tipos de inteligencias: lógico-matemática, verbal, espacial, musical, corporal, verbal, interpersonal, intrapersonal y naturalista, y se entiende a la inteligencia como una capacidad de la conciencia para descubrir y vivir de manera creativa, responsable y compasiva la propia vida.  El octavo principio menciona que el currículo holista es flexible, abierto y diverso  y su característica principal es que trasciende la idea de uniformar los procesos educativos de la educación mecanicista, el Dr. Gallegos propone flexibilidad en cuanto a que la comunidad participe en el diseño del mismo y que incluya los contenidos relevantes para la misa, es abierto porque permite la participación de la comunidad de aprendizaje permitiendo la actualización continua de manera natural y diverso porque la educación en sí es un proceso creativo, integral, indeterminado que no debería ser medido por indicadores rígidos y universales. El noveno: el currículo holista prepara para la vida y a lo largo de la vida a través de aprender  el arte de vivir, de tener buenos amigos, formar una familia feliz, y aprender de la misma forma, pero sobre todo el Dr Gallegos menciona que la inteligencia y sabiduría son la base para un estado de permanente aprendizaje, es decir, ser aprendices toda la vida. El décimo principio: el currículo holista es un espacio para la experiencia espiritual  que es el máximo bien para el ser humano que lleva al amor universal hacia todos los seres. El décimo primero principio:  el currículo holista se orienta a construir una sociedad sustentable-espiritual se propone la evolución de la conciencia para poder ser parte de una sociedad más equilibrada, justa y que se ocupe de proteger el planeta que habitamos  y el doceavo: el currículo holista se organiza  en términos de multinivel—multidimensión,  que ya se mencionó anteriormente a través de este modelo se supera el problema de la fragmentación ya que su objetivo es la indagación de la diversidad de la realidad, a través del modelo integral que toma en cuenta diferentes pedagogías, autores y campos de conocimiento, esta diversidad conduce a la unidad y a comprender y percibir la vida en todas sus manifestaciones. (Gallegos, 2003)

           

 Código de ética del educador holista:

            La educación holista al ser integradora y tomar en cuenta al ser humano en su trilogía mente-cuerpo-espíritu, considera también como parte medular que el educador holista trabaje en su propia evolución de conciencia, el desarrollo moral que debe ser complementado con la práctica de la atención plena y el desarrollo del discernimiento, practicando estas tres cosas de manera cotidiana, ayudará que todo educador holista sea mejor ser humano y a recordar porque decidió ser educador. El Dr. Gallegos en su obra “La Educación que la humanidad necesita. Educación Holista. El paradigma del siglo XXI”  propone un código de ética que está basado en valores universales, mediante el cual, permita al educador holista tener una actitud de servicio hacia la sociedad planetaria, además del desarrollo de la consciencia para ser mejores seres humanos, vivir con dignidad y ser felices,  y es que el educador holista se mueva y promueva  un ambiente de Cultura de paz,  que incite a respetar la vida, al ser humano y a su dignidad, se desarrolla la paciencia y la bondad, se rechaza todo tipo de violencia.  Que el educador holista considere el Cero negativismo: menciona que se entiende al negativismo como un estado emocional y mental de desprecio y crítica destructiva hacia los demás, lo cual divide y debilita, el Dr. Gallegos menciona en dicho documento que al haber cero negativismo, en consecuencia surgirá la armonía en la comunidad de aprendizaje. Propone que exista Responsabilidad universal  que significa identificarnos con todos los seres del planeta y la conciencia universal de que nuestros actos afectan a los demás, es decir, al mundo entero. También menciona al Diálogo holista como el recurso que los seres humanos tenemos para comprendernos y construir visiones compartidas, a través del cual se construye la concordia y se fortalece la comunidad. Se considera en éste código a la Sustentabilidad global  y que se refiere a respetar la vida en el planeta, ser prudente en el consumo y cuidado del medio ambiente. Otra cuestión que propone el Dr. Gallegos es la Actitud de servicio  la cual es un principio postconvencional que dignifica, nos hace más libres, universales y más felices. Menciona también al Amor universal y dice que un educador holista amoroso es fuente de inspiración y alegría para toda la comunidad, que el amor universal es el fundamento y motivo de todo acto educativo. Toma en cuenta el Espíritu de comunidad  donde todos somos iguales, y se refiere al término entendido como “común unidad”, que fortalece nuestra unidad interna, la confianza mutua proporciona identidad compartida y una misión común. Retoma en este código de ética del educador holista  un valor de la filosofía perenne, la Honestidad total  y propone que ser ético nos hará sentir bien, generará armonía y bienestar permitiendo nuestro desarrollo como seres humanos. Otro punto importante es la Compasión incondicional: donde ser compasivo significa interesarse incondicionalmente con el bienestar de los demás, otro aspecto importante que menciona como parte del código de ética es la Justicia Social,  propone que a través de la educación holista se trabaje por una sociedad justa que erradique la pobreza, el autoritarismo, que reconozca el derecho de las minorías, proteja a los vulnerables y que ofrezca más posibilidades de desarrollo para todos. Considera que se promueva una Política integral  por medio de la cual se parta de una actitud de ganar-ganar, para construir soluciones donde nadie pierda y todos ganen, plantea una política incluyente de todos centrada en la paz, el diálogo y la reconciliación con todos los actores sociales. Otro aspecto que considera el código de ética es el Aprendizaje permanente, menciona que el educador holista debe estar en constante desarrollo de su propia conciencia, construyendo la filosofía de amor y armonía con la totalidad. El Dr. Gallegos agrega en el código de ética del educador holista la virtud de la Paciencia consciente  menciona que se cultive la paciencia como la actitud que permite escuchar, comprender y aceptar a los estudiantes y demás miembros de la comunidad de aprendizaje y con ello lograr  una coexistencia pacífica. También incluye a la Ética postconvencional: Basada en valores universales perennes que se interesa en todos los seres del planeta sin distinción, centrado en la evolución de la consciencia y en la superación del sufrimiento. (Gallegos, 2008)

            Como se puede constatar, la educación holista es una propuesta innovadora y alentadora que está bien fundamentada, que además de todo lo antes expuesto también considera a la integridad que enriquece el sentido de vida y fortalece los ideales, como sustituto del concepto de  medición de calidad utilizada en la educación mecanicista, de esta forma, toma en cuenta lo señalado por Ken Wilber sobre los dos aspectos de la realidad: el aspecto objetivo que lo llama lado derecho o mano derecha, y el aspecto subjetivo al que denomina lado izquierdo o mano izquierda.

 

Modelo holista de la evaluación educativa

            Con respecto a lo anterior, Wilber menciona que el lado izquierdo es el que  considera a la integridad, que es interior, subjetivo, e intersubjetivo, donde se incluyen los valores, el sentido, la veracidad, la autoconciencia, el dialogo y la interpretación para conocer la interioridad, de este lado se encuentran las humanidades, la hermenéutica y la fenomenología, entre otros. Es el lado del kosmos donde hay profundidad de sentido, en cambio de lado derecho se refiere a lo exterior,  es el lado superficial del kosmos, aquí se encuentran las ciencias físicas y biológicas y la tecnología.

Por lo que, el Dr. Gallegos propone como indicadores básicos de integridad de la educación holista: el clima de aula o ambiente de aprendizaje, valores, motivación, inteligencia emocional e inteligencias múltiples, entre otros, los cuales son indicadores que no pueden ser medidos pero si evaluados y verificados y marcan si el aprendizaje es significativo o no, si la educación está mejorando o no. Con todo lo anterior se deja de lado a la evaluación de la calidad  medida a través de porcentajes y números (de egresados, de titulación, número de alumnos por grupo, porcentaje de estudiantes por maestro, etc. La propuesta es una educación de alto nivel de consciencia para la felicidad de la humanidad, de meme amarillo. (Gallegos, 2008)

            El modelo holista de la evaluación educativa que plantea el Dr. Gallegos, considera además cuatro cuadrantes: el objetivo y el interobjetivo, los cuales no tienen profundidad, ni conciencia, no existe el sujeto, es la parte técnica del kosmos, en cambio el subjetivo y el intersubjetivo son la interioridad del kosmos, el mundo de vida, y donde se encuentra la espiritualidad, de donde se desprende que la evaluación integral se divide en cuatro tipos de evaluaciones que son diferentes pero a la vez complementarias y son: Primero: Evaluación objetiva individual en la cual se busca la verdad proporcional y está en el cuadrante superior derecho.  Segunda: Evaluación objetiva social que se encuentra en el cuadrante inferior derecho, donde el criterio para evaluar planes y programas de estudio será el “ajuste funcional”. Tercera: Evaluación subjetiva individual, se localiza en el cuadrante superior izquierdo  y su criterio para evaluar a la educación es un componente subjetivo individual  o ámbito de la cultura que es la “veracidad subjetiva” y que ha sido investigado por la hermenéutica y la fenomenología por pensadores como Max Weber y Gadamer, entre otros. La cuarta se refiere a la Evaluación subjetiva social que se localiza en el cuadrante inferior izquierdo donde la rectitud intersubjetiva es el criterio para evaluar la educación.        Se propone que el modelo de evaluación integre los tres ojos del conocimiento, los cuatro cuadrantes, los cuatro criterios de evaluación antes expuestos, la integridad y la calidad pero especialmente es importante la experiencia espiritual de los seres humanos. 

 

 

Referencias:

 

Gallegos, Ramón. (2008) Educación para la vida y la paz. Más allá de la calidad educativa. Guadalajara, México. Fundación Internacional para  la Educación Holista.

Gallegos, Ramón. (2007) El Espíritu de la Educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Guadalajara, México. Fundación Internacional para  la Educación Holista.

Gallegos, Ramón. (2001)  La Educación del Corazón. Dice principios para las escuelas holistas. Guadalajara, México. Fundación Internacional para  la Educación Holista.

Gallegos, Ramón. (2008)  La Educación que la Humanidad necesita. Educación holista. El Paradigma del siglo XXI. Guadalajara, México. Fundación Internacional para  la Educación Holista.

Gallegos, Ramón. (2003)  Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Guadalajara, México. Fundación Internacional para  la Educación Holista.

 

 

Educación Holista, Educación Integral

Graciela Sanchez Montiel

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

2018. Guadalajara, México


Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 16 veces.