Texto: Educación holista, educando la inteligencia espiritual
de Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


0


Twitter Facebook


Educación holista, educando la inteligencia espiritual

A la luz del trabajo de Gallegos logramos reconocer que este cambio de paradigma educativo va desde la educación mecanicista a la nueva educación holista, siendo la educación holista un ejemplo concreto de cómo se puede aplicar la inteligencia espiritual en el campo de la educación. Uno de los puntos más sobresalientes de este nuevo enfoque pedagógico consiste en que la educación holista es una pedagogía del amor universal, un proceso para formar seres humanos integrales, un conducto para nutrir lo mejor del espíritu humano: la solidaridad, paz, concordia, tolerancia, paciencia, diálogo, democracia, compasión, amor y fraternidad, entre otros.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Educación holista, educando la inteligencia espiritual

Dicho fenómeno mejor conocido como cientificismo, se fundamentó en la noción de que la espiritualidad y la ciencia eran antagónicas, que eran mutuamente excluyentes. Una vasta cantidad de investigaciones valida que ciencia y espiritualidad, si bien son diferentes, más que ser contradictorias pueden ser complementarias. Para aclarar dicha noción, el Dr. Gallegos nos señala que en una visión holista, el concepto de espiritualidad no está asociado al concepto religión, por lo cual, podemos hablar más precisamente de una espiritualidad laica; que no promueve ninguna iglesia, conjunto de dogmas, mitos, rituales, creencias, teología o adoctrinamiento. Según Gallegos, la espiritualidad es una experiencia individual directa e inmediata de la divinidad dentro de nosotros, no se basa en creencias religiosas, tampoco se basa en la fe, sino en la certidumbre, que es luz que surge desde nuestro interior. Entre otros aspectos, Ramon Gallegos, enfatiza que la espiritualidad tampoco puede reducirse a una categoría psicológica, ya que la espiritualidad permanece como nuestra esencia, trasciende al aparato psíquico de pensamientos y emociones. El autor nos señala que la espiritualidad no puede reducirse a lo paranormal y tampoco puede ser reducida a un mero desarrollo personal. Es importante considerar que la espiritualidad no depende de nuestro estatus socioeconómico. Tampoco podemos confundir al despertar espiritual de un individuo como un hecho aislado o privado que no afecta a los demás. Según el Dr. Gallegos, el despertar espiritual de un solo ser humano tiene efectos positivos para el resto de la humanidad.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


25 págs. / 44 minutos.
13 visitas.
Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.


Textos más populares de Fundación Ramón Gallegos