Educación holista, el corazón de la educación

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


La Educación más que un Derecho es una Necesidad para la raza humana.

En muchos países cada individuo tiene derechos por el solo hecho de haber nacido como ciudadano y también tiene una serie específica de derechos por el bello hecho de ser Humano. La educación entra dentro de estos y en algunos casos como en nuestro país si especifica que es lo que debe lograr en la población.

En lo personal los fines principales que el artículo 3° de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tienden totalmente a una Educación Holista. Me encantaría conocer a la magnífica persona que tantos años atrás, ya tenía una idea tan revolucionaria y es que especifica que “tendera a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano”. Aunque como un gran sabio dijo “No hay nada nuevo bajo el sol”.

Sin embargo, estamos viviendo una transición asía un nuevo paradigma gracias a que el nivel de consciencia a avanzado lo suficiente a nivel global. Como bien explica el Dr. Ramón Gallegos Nava la consciencia humana a atravezado por seis estadios de consciencia en su evolución, para los amantes de la historia de la raza Humana esto sería más sencillo de entender por las conductas tan peculiares del grueso de la población.

El primer estadio y en el que más tiempo se ha permanecido fue el Uroborico-arcaico-recolector del año1´000,000- 200,000 años a. C. También fue el  periodo en el que el hombre atravesó por mayores riesgos para subsistir, reorganizándose sobre la marcha y sin mucha prevención o raciocinio. Pero con éxito, pues de no ser así, ninguno de nosotros estaríamos aquí.

En este periodo el ser humano se movía específicamente por sus instintos, no diferenciaban entre el mundo y el “yo”, asemejándose a los primeros meses de vida de cada uno de nosotros cuando somos bebes. No había reflexión consciente ante ningún estimulo; fue este el periodo en que éramos más animales que humanos. Fue el periodo del Australopithecino.

El segundo estadio de evolución de la consciencia fue Tifonico-magico-horticola que duro un aproximado de 190,000 años del 200,000-10,000 a. C. En este periodo se comenzaron a establecer las primeras aldeas que con el paso del tiempo se convertirían en las primeras civilizaciones de estos tiempos; comenzaba a establecerse orden social a diferencia del estadio anterior.

Se establecieron las primeras actividades especializadas y diferenciadas para los hombres, mujeres y niños. La medicina apareció con los primeros curanderos o brujos, basados en la magia para curar las enfermedades. También las ideas religiosas. Sus proceso cognitivos confunden al sujeto y el objeto y se “despierta” a la existencia independiente de centrada en el cuerpo.

El tercer estadio fue Pertenencia-mítico-agrario desde el 4,000 a. C. En este periodo se comienza a especializar el lenguaje, la escritura comienza a tomar fuerza y el hombre inicia el proceso tan apreciado que marco el curso de nuestra historia, dejar registró escrito. El hombre pasó de nómada a sedentario totalmente gracias a la domesticación de animales y la especialización de la agricultura.

La visión del mundo que se tenía en ese entonces era totalmente mítica, se comenzó a establecer objetivos mentales ubicados en el futura, se logro un desarrollo mental y cognitivo muy notable, pero de igual manera se creía en el animismo de los objetos operando en una realidad intersubjetiva.

El cuarto estadio evolutivo fue Egocéntrico-racional-industrial, desde el siglo XVII, en el que se vivió un cambio notable asía una visión del mundo racional, buscando explicación de cada acto con ciencia mecanicista, demeritaron las explicaciones divinas, nace con mucha más fuerza el ego y se busca el auto complacimiento. El valor se mide con dinero.

El quinto fue el Postmoderno-existencial-informático desde el siglo XX, se ha caído en un cientificismo un tanto fuera de control, los valores morales y éticos son modificados a conveniencia y para justificar el actuar, en la era de la información global que bien utilizada es benéfica, sin embargo se debe enseñar a las generaciones.

Y por el que estamos atravesando en la actualidad, es el sexto estadio de evolución de la consciencia Transpersonal-Holista-Sustentable, a partir del siglo XXI en el que se pasa del entrenamiento de la racionalidad instrumental a la evolución de la consciencia, buscando el bien para todos los seres vivos con una cultura sustentable, integrando todas las esferas del ser humano abrazándolas en lo espiritual.

En este cambio de paradigma, en esta transición que estamos viviendo, la consciencia Humana es el factor primordial, es el motor del cambio.

La Educación Holista es la respuesta al gran vacío que la educación actual está generando en todos los involucrados, desde los alumnos y maestros, hasta los padres y administradores. Pero no es solo la respuesta a la situación educativa, es la solución de raíz a la crisis actual de odio y egoísmo que por doquier se observa.

“La educación Holista tiene profundas implicaciones para la evolución humana, no se limita a reproducir la cultura planetaria actual, sino que busca la emergencia de una nueva consciencia, un nuevo estadio de desarrollo del espíritu humano”. Gallegos, Ramón (2003).

Actualmente la educación gira en torno a un estadio de consciencia de meme naranja, en el cual se busca una educación académico-científico, produciendo mano de obra para las empresas e industrias. Escepticismo total a la espiritualidad, se cree únicamente en lo comprobable, en la materia. El alumno carece en muchos casos de sus derechos civiles dentro de las escuelas.

La visión fragmentada que esta educación tiene solo permite ver y enseñar verdades fragmentadas pues no se tiene la capacidad de ver el panorama completo; es aquí donde la educación Holista corrige esta situación, pues al tener la visión completa cada pieza del rompecabezas ocupa su lugar sin necesidad de amontonar como con el paradigma anterior.

Como su significado lo menciona, Holismo que proviene de Holos significa totalidad. El ser humano está conformado por seis dimensiones: La Cognitiva que son los procesos del pensamiento, el razonamiento lógico siempre cultivados con amor para su uso responsable, inteligencia lógico-matemático y verbal, desarrolladas para un correcto razonamiento.

La dimensión Social, contextos de significados compartidos orientándolos al bien de la comunidad y la justicia, estudiante social por naturaleza, aprender a vivir juntos de manera respetuosa.

La dimensión Emocional, es el poder de determinación, emoción con razón con una interdependencia profunda y natural como clave del significado genuino de aprendizaje, para este se requiere autoestima y seguridad emocional, es imposible aprender amenazado, se busca un desarrollo emocional e intelectual no por separado.

La dimensión corporal busca la armonía entre mente y cuerpo, se busca que las actividades físicas generen mayor aprendizaje, incluye una adecuada nutrición, higiene, sexualidad sana y bienestar físico.

 La dimensión Estética, el arte estimulado por medio de despertar la sensibilidad como bondad, es la expresión de nuestra vida interior, expresión del alma, vida interior creativa fundamental para una vida feliz, innato amor por la belleza, aprender es hermoso.

Y la dimensión Espiritual como vivencia total y directa del amor universal, en busca de un orden interno de nuestro espirito, esta es el corazón de la Educación Holista, no se puede ser plenos con puro desarrollo cognitivo y procesos analíticos, se entra en una dimensión incondicionada, unidad con la vida, amor incondicional.

Estas seis dimensiones que nos conforman son una y otra intrínsecas, vivir solo de una o dos, educar solo para unas y no para todas, ha acarreado mucha confusión en nosotros. El ser humano es y debe ser integral para vivir una vida plena y feliz. Sin embargo hay una esfera que en mi opinión por pura ignorancia no se ha trabajado lo suficiente y mucho menos conscientemente.

La espiritualidad. Si como individuo –no dividido- priorizáramos nuestra atención y energía en este elemento importantísimo, tengo la seguridad de que habría más humanos y menos hombres, tengo la seguridad de que habría más personas felices y menos egoístas. Desafortunadamente “… el predominio de la racionalidad instrumental llevo a señalarla como antítesis de la ciencia, pura subjetividad sin valor, algo no verificable, de allí que cuando el educador Holista habla de espiritualidad es muy necesario aclarar que no es”. Gallegos, Ramón (2003).

Hoy día es muy común que las personas confundan espiritualidad con religión, cuando estos dos términos son en realidad muy diferentes. La religión tiene que ver más con una organización social en la que sus adeptos crean o no crean en Dios no los hace seres espirituales; se ha observado a lo largo de la historia que las religiones están basadas en la fe, en ritos, mitos, creencias religiosas, fanatismo en grados excesivos y que incluso utilizan la figura de Dios para justificar sus actos más atroces de violencia contra sus hermanos.

En este sentido entra otro error muy común al respecto, la creencia errónea que una persona con alto grado de estudios es una persona más espiritual. Por ejemplo los científicos o médicos que han inventado armas nucleares o virus letales, son efectivamente personas con un grado alto de inteligencia en el ramo material, pero carecen de toda espiritualidad al utilizar o crear inventor para la muerte de miles de personas.

La espiritualidad tampoco depende del tiempo en el que se esté viviendo, este factor no la determina, lo que estamos viviendo del movimiento de los márgenes éticos a conveniencia de la demanda social  pues “la espiritualidad trasciende las culturas y las morales, está más allá de lo que una sociedad puede definir como deseable o indeseable” Gallegos, Ramón (2003). Tampoco es más espiritual una persona que ha dedicado 10 o más años en tratar de instruirse en esta materia que el que lleve dos años o menos, de vuelta la información no hace a alguien más espiritual.

Se ha confundido a la espiritualidad con el desarrollo personal, esto es erróneo porque no un ser espiritual no depende de su personalidad o pensamiento en el sentido psicológico. Buscar el desarrollo personal “en el sentido de la sicología humanista o gestal o tercera fuerza. La espiritualidad no nos lleva a una intensificación del yo, no nos hace egocéntricos o individualistas como el desarrollo humano” Gallegos, Ramón (2003).

Mucho menos depende  de la riqueza o la pobreza material, es una  creencia errónea que una persona que vive en la pobreza no puede tener desarrollo o sensibilidad espiritual hasta salir de la pobreza o su contraparte que una persona rica es proporcionalmente espiritual, estos en muchos casos justifican su avaricia con esta tesis. Sin embargo “este punto no debe confundirse con una subestimación de la justicia social, es deseable, importante y urgente que todos los seres humanos del planeta tengan una vida material digna” Gallegos, Ramón (2003).

La espiritualidad es orden interno, nos lleva del caos que nos nubla ver la realidad del universo en el que habitamos, de una consciencia en conflicto que solo genera más y más conflictos a una consciencia con orden interno que puede actuar con inteligencia –facultad de la consciencia de dar sentido a nuestra existencia, discriminar entre lo verdadero y lo falso- .

“Este orden se traduce en términos de claridad, bienestar, libertad, gozo, responsabilidad, ecuanimidad, prudencia, paciencia, humildad, tranquilidad, amor universal, etc.” Gallegos, Ramón (2003). Una persona espiritual respeta la vida de todo ser, busca un equilibrio entre su propio bienestar y el de los demás.

El desarrollo espiritual es conocimiento de uno mismo, de nuestra verdadera forma de ser, eliminando el ego que tantas trampas nos pone. Para lograr despertar nuestra consciencia es fundamental dar respuesta a la pregunta “quién soy”, para esto la práctica por excelencia para lograrlo es la meditación pues genera el autoconocimiento.

“Nos lleva de lo egocéntrico a lo kosmocentrico, de lo personal a lo universal, de un interés de lo mío a un interés de lo nuestro, de una identidad de individualista a una identidad universal. La espiritualidad es una consciencia que experimenta un sentimiento de pertenencia con el kosmos como un todo unificado” Gallegos, Ramón (2003).

La espiritualidad es concordancia y fraternidad, un ser espiritual vive en sintonía, en amor universal con todos los seres vivos, se vive en empatía y respeto a la diversidad, con tolerancia a las diversas ideologías o doctrinas que cada persona viva, la tolerancia a los diferentes puntos de vista y niveles de consciencia.  En este sentido la espiritualidad no “hace proselitismo ni busca convencer a nadie de nada, no tiene ideas que lleven a la confrontación, lucha o violencia entre seres humanos…” Gallegos, Ramón (2003)

Teniendo claro que es y que no es espiritualidad, se entiende que un educador Holista debe ser un ser desarrollado en la espiritualidad y en constante mejoramiento y despertar de su consciencia, pues no se puede dar y menos se puede enseñar a los alumnos, lo que no se comprende, tiene y se cree.

En este tipo de educación, la consciencia del humana  es el factor más importante de todo el proceso, no se prioriza la memorización, la adquisición de conocimiento o de competencias; la Educación Holista se enfoca en el factor de la consciencia del educador-líder-director, llamado Metawere, la Infraestructura Administrativa y los Programas Didácticos a pesar de ser importantes si solo se les invierte a ellos, la educación no avanza.

“La educación Holista es un camino de sabiduría, amor y compasión, es el arte de hacernos conscientes de nuestra verdadera naturaleza. Educar es sacar el tesoro espiritual que ya existe en cada ser humano, es cultivar relaciones humanas significativas, es aprender a vivir responsablemente. La verdadera educación despierta la consciencia universal, nos saca del egocentrismo y el individualismo”. Gallegos, Ramón (2001).

Decidir seguir el camino de esta educación, en principio no es sencillo si el desarrollo de nuestra propia consciencia está estancado, pero aun así iniciarlo sería lo más favorable incluso para el educador, pues aceptar que hay una manera distinta de hacer las cosas, entender que el modelo actual es carente para las necesidades del desarrollo humano y más aun desear mejorar como persona, es a mi opinión un paso gigantesco.

También es cierto que como educadores ya sea del modelo tradicionalista o de Educación Holista, debemos interesarnos por adquirir fundamento teórico para realizar nuestra práctica docente, ya que es una responsabilidad muy grande brindar educación a las nuevas generaciones y la idea de hacerlo al muy humilde entender de cada quien, no es lo más adecuado.

El Dr. Ramón menciona que educar es sacar el tesoro espiritual que ya existe en cada uno de nosotros, pues es desarrollar la consciencia dormida en cada uno de nosotros la que debemos rescatar en todo proceso educativo, y esta consciencia ya existe, no se le debe crear ni dar forma, está ahí lista para que cada quien –en algunas ocasiones con la guía necesaria- la afloremos.

El planeta necesita urgentemente individuos que busquen y aprecien el bienestar de todos los seres vivos, individuos que no sientan el maltrato y la crueldad asía los seres sintientes como algo normal, individuos capaces de brindar  amor universal, individuos espirituales en el amplio sentido de la palabra.

Esto se va a lograr únicamente con el cambio asía el paradigma Holista que estamos viviendo. Dejando atrás el modelo cientificista en el que solo se le da real valor a lo material, el enriquecimiento, el egoísmo y el que ha desatado un deterioro ambiental sin precedentes. Para entrar de lleno a una nueva era en la que se busque el desarrollo del ser como integridad.

La mecánica que las escuelas actuales tienen son muy contrarias a lo que busca la Educación Holista, como bien a explicado el Dr. Ramón, hay al menos 16 diferencias básicas entre un sistema y el otro. La primera y que engloba a todas las demás es que las escuelas pasan a ser comunidades de aprendizaje.

“El concepto de comunidades de aprendizaje se refiere a un ámbito educativo Holista donde todos los participantes tanto, profesores como estudiantes, padres, administradores y empleadores participan en un proceso de mutuo aprendizaje significativo, el objetivo de todos, independientemente de su rol, es aprender. El concepto de comunidades de aprendizaje lo usamos los educadores holistas para señalar las escuelas o ámbitos educativos integrales”. Gallegos, Ramón (2001).

En las escuelas actuales el modelo que se tiene es de Fábrica, se estandarizaron los procesos educativos y se trajeron a la mesa términos industriales como: calidad total. Evaluaciones escritas, indicadores de desempeño, resolución de problemas, análisis estadísticos, etc. Conceptos que no están pensados ni definidos para la educación pues no se pueden producir humanos como se producen objetos.

Por el contrario las escuelas holistas manejan un modelo de tipo familia en el que el estudiante se siente amado y acogido, es feliz y por ende es capaz de aprender en un ambiente de seguridad y confianza. En las escuelas el centro del aprendizaje es el alumno, el es el que aprende con o sin el docente y en las comunidades de aprendizaje, todos aprenden,  el niño, el maestro, el padre de familia, todos. El educador Holista está en permanente aprendizaje de sí mismo, de continuo crecimiento, nunca se deja de aprender.

El modelo actual de educación vive en las escuelas con un tipo de enseñanza mecanicista, se premia la memorización de contenidos; se percibe al estudiante como un objeto vacío que hay que llenar de información. En las comunidades de aprendizaje se trabaja una educación Holista en el que se integran las seis dimensiones del ser conscientes de que el verdadero objetivo es despertar su consciencia dormida dentro de él.

En las escuelas el aprendizaje se da dentro de las aulas e incluso se considera que una educación que no tenga un aula donde impartirse es de menor calidad que una que se desarrolla en las instalaciones más equipadas; mientras que en las comunidades de aprendizaje, el aprendizaje sucede en la interdependencia del aula-hogar-calle, incluso es recomendado que se cambie de cede continuamente para que el alumno no viva en la rutina.

A pesar de que en el modelo actual el estudiante es el centro del aprendizaje, aún se le sigue viendo como objeto, inmóvil, carente de iniciativa; mientras que en las comunidades de aprendizaje el alumno se convierte en el sujeto, la razón de ser, un participador  activo en su desarrollo personal.

En las escuelas se busca la uniformidad y la estandarización, todos los alumnos deben alcanzar un estándar especifico de conocimientos, se les ubica según su capacidad de retención, se especifica que metodología de enseñanza utilizar; en las comunidades de aprendizaje se valora la diversidad, se respetan los diferentes estilos de aprendizaje de los alumnos y se les potencializa, reconoce que es irónico unificar el método de enseñanza, una sola forma de evaluar, una sola inteligencia.

“Todo esto nace de la percatación de que lo diferente no necesariamente es contradictorio sino que puede ser complementario. Ser diferente no significa se enemigos, no debe llevarnos al conflicto sino a la colaboración. En realidad nutre a la común-unidad”. Gallegos, Ramón (2003).

Las escuelas actuales manejan una educación meramente académica que carece de significado porque tratan asuntos que están muy alejados de las ricas experiencias de los estudiantes, esto produce una pérdida de interés, poca apropiación y en los peores casos deserción. En cambio en las comunidades de aprendizaje se busca “Educar para la vida”, significa educar de manera integral, cimentar las bases solidas para cualquier profesión o trabajo al que cada alumno desee dedicarse, que es ser un buen humano, con capacidades para ser libres, autónomos, compasivos, ciudadanos globales.

Una gran diferencia entre las escuelas y las comunidades de aprendizaje es que las primeras educan para una sociedad industrial en la que se prioriza por el bien individual; mientras que en las segundas se educa para desarrollar una sociedad sustentable con una consciencia más ecológica y compasiva que pueda desarrollar su vida económica que garantice y paulatinamente mejore  las condiciones de vida de todos en el planeta.

“La sociedad sustentable, donde los imperativos del desarrollo económico, el bienestar social y la conservación-curación de la naturaleza esta en equilibrio, es la sociedad a la que apunta la comunidad de aprendizaje y viceversa”. Gallegos, Ramón (2003).

En la sociedad actual y en la escuela actual se vive con la cultura de un solo ganador, por esto su modelo es de discusión y debate, en el que uno solo gana, en el que no se prioriza lo que aprende en el proceso y si lo que se dice o hace es lo correcto, sino ganar a toda costa; mientras que en las comunidades de aprendizaje se aprende mediante el dialogo en el que no existe un ganador o una persona que tenga más conocimiento, en si el dialogo es el medio y es el fin.

En las comunidades de aprendizaje se respetan las diferentes Inteligencias múltiples y todas son igual de validad, considera que hay por lo menos 9 inteligencias: lógico-matemática, verbal, corporal, musical, espacial, interpersonal e intrapersonal, naturalista y onírica –inteligencia de los sueños-. Mientras que en las escuelas se instruye en pro a la inteligencia lógico-matemática, esta se ha sobrevalorado pero no precisamente el alumno más sobresaliente de nuestras clases es el más inteligente o exitoso en la vida.

Otro elemento drásticamente diferente entre las escuelas y las comunidades de aprendizaje e la participación de los padres, en el sistema actual el discurso favorito de los padres es “en que le ayudo maestro”, este discurso en lo personal me entristece más que molestar, pues los padres tienen la mentalidad de que los responsables de la educación de sus hijos somos nosotros los maestros y que los culpables de sus fracasos también somos nosotros pero nunca seremos los responsables de sus triunfos.

En las comunidades de aprendizaje, los padres retoman su responsabilidad en la educación de su hijo, desde el punto de vista en el que también ellos están en continuo aprendizaje hasta el punto en que el hogar sigue siendo un escenario propio la educación de cada niño. No quiere decir que en la actualidad no sea así, el problema como lo veo yo es la falta de consciencia y madures de los padres.

 Realmente quisiera conocer la manera de cómo hacer esto, pues parecen objetos inamovibles a los que no les puedo penetrar al corazón y a su consciencia para que ellos entiendan y colaboren en esta labor tan ardua como es educar a las nuevas generaciones.

Otro obstáculo grandísimo y problema que presenta la escuela actual es su Cultura Burocrática, en el afán de estandarizar y controlar con tipo industrial, más que colaborar para la educación de los niños, obstaculizan los procesos con su sistema burocrático; las comunidades de aprendizaje vive en una cultura de conocimiento.

Desafortunadamente en las escuelas trabaja para el aprendizaje de disciplinas, las cuales no general en los miles de alumnos lo más básico, como aprender; en las comunidades de aprendizaje se tienen cuatro pilares de aprendizaje: Aprender a aprender, aprender más con menos información, mantener la flexibilidad para la innovación. Aprender a hacer, bienes y servicios para el bienestar de toda la comunidad. Aprender a vivir juntos de manera responsable, cooperar unos con otros, generar orden interno y paz mental. Aprender a ser, corazón de la espiritualidad, yo soy sagrada.

“El educador Holista es un compañero en el viaje espiritual de los estudiantes, lo que menos importa es la respuesta del profesor, lo que más importa es que estas preguntas se tomen en serio y sean indagadas junto con los estudiantes y con las personas en un dialogo Holista. Hoy lo que tenemos son dos sistemas educativos que no entienden estas preguntas, que les dan respuestas equivocadas y que los alumnos aprenden a no preguntar, a no indagar y su inteligencia no puede ejercitarse”. Gallegos, Ramón. (2011).

Entonces viene una pregunta a mi mente ¿Cómo?

Pero este cómo incluye diversos factores, uno y del que me gustaría abordar a continuación y no porque a mi ver sea el más importante, es simplemente porque es el que más me compete. Cuál es el papel de los docentes Holistas.

Tomando en cuenta que es la consciencia del educador el metawer educativo y que sin esta no se avanzaría en el proceso, recae en nuestros hombros una gran responsabilidad para impulsar este cambio de paradigma. Aun así no es esto algo que debiera preocuparnos a todos los maestros que como yo han decidido dar el paso hacia adelante, más bien y como decimos en nuestra familia, debiera ocuparnos.

A parte de lo obvio, o quizás no tan obvio para la gran mayoría, de despertar nuestra consciencia y desarrollar nuestra dimensión espiritual, misma que es el corazón de la educación Holista, hay pequeños pero notables cambios que debemos hacer a nuestra didáctica a nuestra manera de trabajar con los grupos de alumnos.

Como muchas personas, me es casi imposible dejar de analizar mi manera de trabajar a la par que curso esta maestría, quizás es porque la principal razón de estar aquí fue precisamente mejorar esta parte tan inherente de mi, mi trabajo como maestra de primaria.

 Y quizás una de las conductas que debo vencer es romper con la Rutina diaria en mi salón de clases que, cada vez se vuelve más un enemigo que un aliado. Ahora que lo reflexiono y me vuelvo empática con mis 19 alumnos, ponerme en su lugar y ver desde su nivel de desarrollo, lo primero que siento es un ápice de tristeza pero un bastante de decepción por haber permitido que en 7 años de labor frente a grupo, mi trabajo se haya vuelto tan pasivo.

En este respecto una buena cura para esto sería por lo menos cambiar de vez en cuando el lugar físico en el que imparto mis clases, y vaya que en la cabecera municipal donde gane mi base como maestra de Educación Primaria, esto es sencillamente POSIBLE, el contexto permite incluso salir de las instalaciones con una facilidad que hasta un poco de miedo me llega a producir.

En definitiva por este punto voy a comenzar, pero sería una labor titánica si mi Actitud, como mi rutina, no sufre una sacudida de razón; practicar la meditación y observarme sin caretas, me hizo descubrir que también –y es para mí triste y vergonzoso aceptarlo- a decrecido en estos últimos años. Nuestra actitud es la base para poder vivir dentro de una verdadera educación Holista, la mía y la de mis alumno, pero la bendición de trabajar con niños es que ellos son casi como un espejo, se que al mejorar mi actitud, por ende la de ellos cambiara. Al menos la esperanza me alienta a creerlo así.

Claro no van a cambiar solo porque si, los niños necesitan ser estimulados o en concreto, ser motivados. Para este efecto un ambiente motivador en el salón y la escuela es también esencial. Incluso modificar la rutina de la escuela es algo que se Si puedo lograr, pues parte de que mi labor como maestra con mi grupo se desgastara fue por dedicarle tiempo y energía a que la imagen de la escuela, el ritmo y la didáctica mejoraran, pero ya es momento de volver a mi grupo.

Apostarle a la convivencia trae en si muchos frutos muy prometedores, genera valores, mismos que en la actualidad están casi en peligro de extinción, muchos de ellos ya debieran aparecer en la lista de las especies en peligro de extinguirse, genera un sentido de pertenencia en los alumnos que para la etapa de desarrollo en la que se encuentran es básico para su buen crecimiento Integral.

Genera también disciplina, este verbo es hoy en día en muchas escuelas, como una imagen del pasado que no volverá, pero que de retomarse con fuerza, los resultados serían formidables. En mi caso especifico es uno de mis fuertes, generar disciplina en mis grupos es casi tan natural en mi como el respirar, ahora la modificación que me gustaría y voy a añadir es mayor libertad en mis alumnos. No hay que dejar de lado que son niños y como tales el juego es básico en ellos, este incluso puede ser una motivación para ellos, claro sabiendo trabajarla.

Pero sin lugar a dudas lo que más debo modificar en mi como docente Holista es mi tacto asía y con ellos, el impacto que tenemos en ellos es hasta de pre-ocupar pues podemos hacer mucho bien o mucho mal en ellos. La línea más recta para lograr esto es tratarlos con amor, con sinceridad como lo que son, seres Humanos.

Bibliografía

Gallegos Nava, Ramón (2011) EL ESPÍRITU DE LA EDUCACION. Editorial de la Fundación Internacional para la Educación Holista. Guadalajara

Gallegos Nava, Ramón (2011) EDUCACION PARA LA VIDA Y LA PAZ. Editorial de la Fundación Internacional para la Educación Holista. Guadalajara

Gallegos Nava, Ramón (20011) LA EDUCACION DEL CORAZON: Editorial de la Fundación Internacional para la Educación Holista. Guadalajara

 

 

Educación Holista, El Corazón De La Educación

Aleyka Arellano Madrigal

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

2018. Guadalajara, México


Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 38 veces.