Educación holista, una educación inspiradora

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual



Con este ensayo quiero argumentar los conceptos que forman la Educación Holista, explicar en forma clara y entendible a todos los conceptos que la forman, la finalidad, el alcance y los fundamentos para que cualquier persona interesada en el tema pueda tener el entendimiento certero de este tipo de educación.

Los cambios que estamos viviendo en el mundo requieren una educación distinta para enfrentar los acontecimientos que ahora tenemos a nivel global. Ya no es posible educar con el mismo paradigma científico industrial como se hizo al inicio del siglo XII, dejar de pensar y creer que el ser humano debe aprender en base a un sistema mecanisista con el fin de “usar” al ser humano para logros capitalistas, hombres y mujeres exitosos sin un sentido de unidad, de compasión y de amor universal. Ya no podemos educar sólo la mente y el cuerpo, como si fuera el niño un recipiente de información donde el alumno sólo memorice, calcule, repita acciones y se grabe datos sin cuestionarse, sin indagar, sin entusiasmarse, sin experimentar, percibir, crear, relajarse, alegrarse, fantasear, imaginar y sentir. Si acallamos las potencialidades de nuestros alumnos pierde las ganas de aprender y disfrutar todo el proceso de aprendizaje dentro de las aulas. Y sólo va cumpliendo con programas estructurados para formar seres “iguales” , de un perfil educativo  creado por moldes de ciertos sistemas como si fueran productos en línea sin sensibilidad, todo por una comodidad social, por lo tanto creamos una sociedad estancada. Los sistemas educativos en su totalidad, desde el básico hasta posgrado deben transformarse para ser una especia de puente que conduzca al ser humano a algo más grandioso, a algo que ayude más al mundo, a regresar al origen, a una formación integral donde exista la interdependencia , la cooperación y la paz mundial.

La Educación Holista, es reconocida por la UNESCO para dar respuesta a los retos y dilemas que la sociedad del siglo XXI tiene y es imperante resolver. Implica no sólo considerar las capacidades cognitivas o de motricidad si no también las capacidades emocionales y espirituales como amar, respetar la diversidad, tener gratitud hacia la vida, considerar la felicidad como una constante que puedes crear, y que todo lo aprendido rebase la experiencia del aula y lo lleves a tu vida cotidiana y a todas las relaciones afectivas que tengas en tu vida.

 

DESARROLLO  DEL TEMA

Como dice el Dr Ramon Gallegos en su libro La Educación del Corazón: “Un centro educativo holista es un lugar donde el estudiante es básicamente feliz para aprender sobre la vida tal como la vive”.  La educación holista considera al estudiante como un ser integral y su entorno debe considerar el aprendizaje consciente donde se desarrollar todas las facetas del ser humano, las diferentes inteligencias, diferentes métodos, se le enseña a ver con todos los ojos no sólo el de la carne, es una educación que contempla a todos no sólo al alumno como un objeto al que se le provee información, todos están en el proceso de aprendizaje.

En la comunidad holista, que es una comunidad de aprendizaje  (Sangha en sánscrito) todos los miembros se convierten en estudiantes, todos aprende todo el tiempo, es algo que no acaba porque en la vida se aprende y aprendemos a vivir.  Dentro de los centros educativos holistas  se considera formar a los a los integrantes como seres humanos buenos, que se sientan libres formando su personalidad en base a sus vivencias, que sean seres responsables de su felicidad, felices, compasivos, generosos y con un sentido de unidad que tengan coherencia con lo que son y piensan, un ser humano que tenga orden interno, que esté consciente de sus emociones y pensamientos y que viva en paz con su interior, una persona equilibrada que también tenga una consciencia del lugar que ocupa en el mundo y no abuse de su superioridad, que respete  la ecología, que construya en lugar de destruir, que sea capaz de mantener y vivir en una sociedad sustentable para mejorar las condiciones de vida en el planeta sin dañarlo.

“La inteligencia holista es un proceso creativo más cerca de la sabiduría que del conocimiento” (Gallegos Nava, La Educación del Corazón, 2001). El poder de discernir para reconocer conscientemente  la acción que es responsable que se sustente en valores como el amor, la compasión, la libertad, la gratitud, el respeto, la humildad, la amistad, la solidaridad, lo verdadero, la honestidad, patriotismo, muchos de estos considerados por la secretaría de educación pública y que son mundialmente reconocidos y practicados en toda la vasta variedad de culturas. Con toda esta base se puede fundamentar que el aprendizaje es uno es si, es unidad, aún cuando para entendimiento se expone como 4 pilares de sustentan la educación holista: aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a vivir juntos  y aprender a ser.

La educación holista considera 9 tipos de inteligencia que están presentes potencialmente en todos los seres humanos y  son: 1) lógico matemática; 2) verbal; 3) corporal; 4) musical; 5) espacial; 6) interpersonal; 7) interpersonal; 8) naturalista; 9) onírica o de los sueños. La teoría de las inteligencias múltiples como se acaban de mencionar tienen dos principios para su existencia, que debe ser universal (inherente a la naturaleza humana) y contar como referente biológico (componente físico) dado que es una pluralidad de capacidades que trabajan juntas para  resolver problemas y crear productos que son valorados por una comunidad determinada. La capacidad que engloba todas las inteligencias tiene como finalidad desarrollar la conciencia de preservar y honrar la vida no acabar con ella, desarrollar todo el potencial ilimitado del ser humano y reconocer nuestra interdependencia y la acciones que la destruyen.

El aprendizaje holista se sustenta en un modelo multidimensional donde desarrolla los aspectos: social, físico, emocional, cognitivo, estético y espiritual es un verdadero acto de transformación total. Y se estudian diversos niveles de profundidad de la realidad, que es lo que se conoce como Pluralismo Epistemológico, es decir, ver con diferentes ojos como son el ojo de la carne o empírico; el ojo de la mente o simbólico y el ojo del espíritu o contemplativo (Gallegos Nava, La Educación del Corazón, 2001) cada uno de ellos se refiere a un ámbito de la realidad: el mundo físico, mental y el espiritual. Estos 3 ojos y sus realidades generan cinco relaciones epistemológicas: 1) el conocimiento sensoriomotor; 2) el conocimiento empírico-analítico; 3) el conocimiento hermenéutico-fenomenológico; 4) el conocimiento mandálico-filosófico y el conocimiento espiritual contemplativo. Todas estas relaciones consideradas en la educación holista lleva al alumno a ser tratado con un ser integral, completo, multidimensional, donde el ser y conocer están ligados, la ciencia y el espíritu son igual de importantes, la experiencia del estudiante está  encaminada a despertar su conciencia.

Existe un concepto dentro del holismo que es: la transdisciplinariedad, el Dr. Gallegos la describe claramente en su libro La educación del corazón como:”La integración del conocimiento humano; ciencia, arte, tradiciones, humanidades, filosofía y espiritualidad son todos en unidad la base del conocimiento. Su objetivo es integrar el conocimiento. Es el proceso de hacerse consciente de que el mundo es una unidad, una totalidad, interdependiente, se basa en una profunda interconexión de la vida y el potencial inherente de la naturaleza humana.

La educación holista considera el aprendizaje para todos los integrantes del sistema educativo, en especial, el educador que es quien trasmite, motiva, guía y conduce a sus alumnos hacia la experiencia enriquecedora de aprender. Estos educadores deben tener una perspectiva de multinivel. Son 5 los niveles educativos  que el maestro debe trabajar para conformar una holarquía de educación consciente. Cada uno de estos niveles requiere conceptos, métodos y objetivos propios de su complejidad. Como todo está integrado los niveles se relacionan con las dimensiones mencionadas anteriormente que son  la cognitiva, social, emocional, corporal, estética y espiritual. De tal forma que el educador holista tiene la visión de integrar todas las partes existentes del ser humano para crear un modelo de educativo integral. El educador holista tiene como visión la transformación del ser humano, empezando por él mismo al creer, crear y crecer para enseñar al alumno a ver con los 3 ojos y en todos los niveles, donde se pueda dar cuenta que somos un todo y que cada parte tiene una función específica para formar una totalidad, una sustentabilidad y una evolución de la conciencia.

La perspectiva multinivel – multidimensión de la educación holista se ordena para su entendimiento en un espiral de ascensión, que va desde la desde el nivel 1 al 5. El nivel 1 es el de la conciencia individual, donde considera le educación individualizada; el nivel 2 es la educación de la conciencia comunitaria; el nivel 3 considera la educación social; el nivel 4 planetario contempla la educación ambiental y el nivel 5 considera el kosmos, la educación entonces es espiritual. Con esos niveles vas liberándote de los obstáculos de la infelicidad mientras aprendes, para llevarte a un nivel de consciencia más alto donde el alumno y el docente se transforma en un ser auténtico y deja atrás el ego que lo mantiene limitado y prisionero de si mismo.

Existen 12 principios que deben cumplirse para considerarse una escuela o aprendizaje holista. Estos son: las comunidades de aprendizaje, las inteligencias múltiples, los estilos de aprendizaje, pluralismo epistemológico, currículo holista, transdisciplinariedad, sociedad integral, integridad educativa, diálogo holista, practica integral, compasión y espiritualidad.

En la educación holista somos un todo y cada parte tiene una función específica para formar una totalidad. El corazón es la Filosofía  Perenne que sugiere la existencia de un conjunto espiritual de verdades y valores comunes a todos. Es la sabiduría espiritual presente en todos los tiempos y todas las culturas (Gallegos Nava, El Espíritu de la Educación, 2000). Ken Wilber a través de Ramón Gallegos señala 7 puntos básicos para entender la filosofía perenne: 1) el espíritu existe, dios existe; 2) el espíritu está dentro de nosotros; 3) no nos percatamos del espíritu porque estamos dormidos; 4) hay una salida para este estado de inconsciencia ; 5) si seguimos una salida llegamos a un renacimiento, una iluminación; 6) esta experiencia marca el final del sufrimiento y 7) el final del sufrimiento conduce a la compasión hacia todos los seres.

Es muy importante reconocer que es y que no es espiritualidad, dado que al igual que la ciencia tiene sus bases y en nuestro sistema mexicano de educación la laicidad debe cumplirse: no es una creencia religiosa, no está ligada a ninguna iglesia, no es un fenómeno paranormal, no es una categoría psicológica, no depende del tiempo ni del conocimiento, no es individualismo , no depende de una cultura o de una moral, no depende de riqueza o pobreza material, no depende de la racionalidad ni el lenguaje, no está relacionada con movimientos fetichistas, no se basa en el uso de cuarzos, velas, aromas, amuletos, pirámides. Entonces la espiritualidad es una experiencia directa, es universal, tiene orden interno, es presencia plena en la sociedad, es conocimiento en sí mismo, es consciencia de unidad, es trascendente e inmanente, es transformadora, concordia y fraternidad, es amor universal y tiene como finalidad, nutrir al estudiante con ese amor. “El educador va formando una currículo holista con una experiencia transformadora que integra el cuerpo, la mente y el espíritu del estudiante para que pueda vivir en la luz de la inteligencia” (Gallegos Nava, El Espíritu de la Educación, 2000).

Dentro de la escuela con educación holista, los integrantes forman una comunidad de aprendizaje que es un espacio para la realización espiritual, un lugar donde las personas encuentran apoyo, comprensión y estímulo para desarrollar y experimentar su interior, donde puedan tener las condiciones, asesoría y compañerismo para indagar su espíritu. Es un refugio donde pueda estar en silencio para encontrarse a sí mismo, para autotrascender y permitir el surgimiento de la consciencia de unidad. Con lo anterior dejas detrás la idea mecanisista donde centras al estudiante a procesos cognitivos y racionales si no que el estudiante es tratado como un ser humano multidimensional con un corazón espiritual y genera un aprendizaje significativo no sólo en el aula sino en su vida exterior, la escuela deja de ser una especie de fábrica y se convierte en una verdadera comunidad de aprendizaje, la educación va más allá de formar sólo profesionistas sino que considera a un ser, su ambiente, valores, espíritu, paz, ciencia, artes, todos en conjunto para generar seres completos alejados del ego que conserva el nihilismo y hedonismo propios de la infelicidad.

Al desarrollar un aprendizaje consiente en las comunidades en donde se desenvuelven estos nuevos alumnos, personal, maestros y padres permite que el mundo se valore, que se considere como un hogar de todos dando lugar a un desarrollo sustentable.

La sustentabilidad se basa en seis principios que el Dr. Gallegos nos comparte en su libro “Pedagogía del amor universal” y afirma que:

El mundo es nuestro hogar, es un lugar adecuado para vivir.

El mundo es la madre tierra, la fuente de la vida y la salud

El mundo es un compañero, se percibe como el más grande y gratificante amigo.

El mundo es un sanador, es el último ambiente terapéutico.

El mundo es un maestro, es fuente de conocimiento, es un lugar donde uno puede aprender.

El mundo es como es, es una extensión de nosotros mismos, su historia es parte de nuestra historia (Gallegos Nava, Pedagogía del Amor Universal, 2003).

El holismo trae consigo un cambio de paradigma en la educación son muchos los elementos que ofrece para poder crear una nueva conciencia acorde a lo que el planeta pueda seguir existiendo sin devastarlo. Los seres humanos no somos inmortales ¿por qué creer que la tierra si lo es y vivir desmedidamente? Es un verdadero reto educar para vivir inteligentemente en el mundo, dónde podamos existir con lo suficiente, con compasión a todos los seres vivos, con orden y cordialidad, empatía, con un sentido de amor universal a todo y todos. Dejar atrás esa educación fragmentada y sustentada sólo en la calidad donde se manifiesta el “logro” el “éxito” pero sin conciencia del lugar que ocupas en el mundo y lo que agradecidamente debes regresar o mejorar, innovar, creer, crear y crecer con él. Es indispensable formar una nueva sociedad trabajando de una manera transdisciplinaria, armónica y que consideran seres completos, integrales, con despierten su conciencia y sirvan de base o ejemplo para que otros despierten. Que la espiritualidad y la ciencia estén unidas para el bien común, juntas no separadas, para regresar el equilibrio y el orden y dejar que el ego domine y seguir estancados en la inconciencia que limita la creación de un planeta sustentable, armonioso y espiritual donde todos los seres estamos conectados y el ser humano sea feliz. La inteligencia debe usarse considerando el corazón para tener la capacidad de enfrentar la vida social en comunidad, armonía y amor universal.

La espiritualidad está más allá de pertenecer y practicar una religión. Se fortalece con la meditación para que los niños y adultos tengan un encuentro con su interior, puedan realizar la introspección y desarrolle principalmente la conciencia al entrar en contacto con su respiración y silencio.

La meditación ofrece muchos beneficios entre los cuales se encuentran: relajarse físicamente, desarrollar la memoria, ampliar la concentración, tener atención plena sobre tus emociones, sobre tu cuerpo y tu mente, fomenta la autocomprensión, desarrolla el pensamiento creativo, desprogramas pensamientos negativos, atraes lo que deseas por el enfoque a tus objetivos, te haces responsable de tu propia felicidad, te vuelves creativo en lugar de reactivo, reflexivo en lugar de impulsivo, tienes una relación de respeto, congruencia, serenidad, templanza contigo mismo y con todos los seres que te rodean. Con la meditación eres capaz de extender tus alas y dirigir tu vuelo.

“El fin de toda educación debe ser la evolución de la conciencia” (Gallegos Nava, 2008).

El reto de la educación holista es indagar y liberar al ser humano de toda limitación, del sufrimiento e ignorancia para crear una nueva realidad. Dejar atrás los modelos educativos donde sólo se provee de información, donde se sean modelos sin flexibilidad, duros y estrictas formas de pensar, paradigmas establecidos que en otro momento dieron resultado pero donde el alumno no tiene la posibilidad de ser creativo, reflexivo, no tiene una visión integral, diálogo abierto con el educador acerca de sus dudas o de una nueva manera de hacer las cosas, darle espacio a la innovación, comprensión, sensibilidad, algo que le motive para ser un mejor ser humano y que pueda aplicar los aprendizajes alcanzados dentro de su contexto escolar, pero también familiar y cotidianeidad, eso que se llama inteligencia espiritual.

Muchos maestros han dejado huella en la historia o mundialmente con las enseñanzas de la inteligencia espiritual la cual desarrolla la capacidad de discernimiento, acción responsable, atención plena y amor universal. Algunos personajes que han dejado un legado holista en su camino son: Jesucristo, Buda, Ghandi, David Fontana, Richard Matthieu, Ramón Gallegos, Sonja Lyubumirsky, Dalai Lama, Pema Chodrön, Paramahansa Yogananda etc. No ha sido fácil para ellos, porque han roto con paradigmas, se han preparado y han sido coherentes con lo que pregonan pero lo han hecho para crear un mundo mejor.

Se identifican 3 grandes paradigmas en la historia de la educación, el primero es el Paradigma Dogmático que sustentaba la educación religiosa durante el siglo XV, el segundo el Paradigma Científico donde la educación fue científica durante el siglo XVIII y el actual que es el Paradigma Holista que propone la educación holista para el pleno siglo XXI. Están relacionados con los memes identificados por colores de acuerdo a sus creencias. El meme Azul o dogmático donde la inteligencia era emocional, basada en la fé, la intolerancia y el fanatismo. El meme Naranja o científico-empírico donde la inteligencia no tiene sensibilidad humana, requería la comprobación y la competencia. El meme Verde donde la educación es ambiental, ya considera los derechos humanos, pero contempla al sujeto como un producto social, donde no hay verdades universales y nace el extremo del nihilismo y hedonismo que arrastran al ser humano a la infelicidad e inconcencia. Por último el Meme Amarillo que integra lo mejor de los anteriores y la educación es holista y se fundamenta en la inteligencia espiritual, el aprendizaje consciente,la evolución de la conciencia,  y considera al humano como un ser espiritual y multidimensional.

La esencia del holismo es, como dice el Dr. Gallegos, un nivel superior de conciencia que vive en un constante aprender de todos los involucrados en la educación, un constante preguntarse, una constante indagación. La educación holista es transpersonal, transracional y transcultural no sólo se reduce a la preparación profesional ni depende de valores culturales temporales, de hechos históricos o de actividad intelectual alguna. Se basa en los 4 pilares para el aprendizaje consciente mencionado con anterioridad, aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a vivir juntos de manera responsable y aprender a ser. Todo eso se logra en comunión dentro de una comunidad de aprendizaje llamada Sangha.

Existen 5 niveles de la totalidad de la educación holista que implican: un  nivel metodológico, mapas y estructuras, filosofía educativa, cosmología y conciencia humana. Está ordenado y fundamentado, no es como sólo una ilusión de tener un mundo mejor, tiene orden y visión.

“Para la visión holista somos, esencia, seres espirituales viviendo una experiencia humana, seres transculturales, transhistóricos, que tienen elementos históricos, elementos culturales, elementos sociales, pero el corazón del ser humano es un ser espiritual que se nutre del sentido de nuestra naturaleza trascendente (Gallegos Nava, La Educación que la Humanidad Necesita, 2008).

En el proceso educativo del niño desde que está en preescolar y llega hasta la universidad debe contemplar un proceso de autoindagación, de conocimiento de sí mismo, de nuestra propia naturaleza, el entendimiento de nuestro espíritu y no sólo la parte mental y racional. Dado que estamos viviendo en el planeta la consecuencia de sólo educar la razón y está corrompido todo el sistema de valores, vidas que sólo se sustentan en los logros externos, en el materialismo desmedido, donde nada los satisface por completo (hedonismo) y en nada creen (nihilismo), están siempre en la búsqueda de la felicidad y se valoran lo momentáneo.

Esto podría resolverse si las escuelas se centraran en aplicar más integridad educativa y equilibrar la calidad de la misma. Así como existe lo femenino y masculino y deben coexistir de la misma forma las dos caras educativas del kosmos deben equilibrarse.

La calidad educativa se centra por ejemplo en lo objetivo, sistemático, en la relación sujeto-objeto, lógica, en lo sistemático, administrativo, estandarizado, financiero, burocrático, en controles técnicos, interobjetivo, en la observación y el comportamiento a la mejora continua de las cosas, objetos y procesos mecánicos. Y la integridad educativa considera lo subjetivo, lo integral, el diálogo, la relación sujeto-sujeto, la interpretación, una política educativa, la mejora educativa, la diversidad, los valores, el aprendizaje significativo, la intersubjetividad, comprensión mutua, el espíritu de la educación y sentido de vivir.

Existen indicadores básicos que la integridad y la calidad educativa. La integridad está comprende mientras la calidad mide. Un ojo de la integridad considera la importancia sobre el clima del aula, los valores, la motivación del educador a los alumnos, la relación de afectividad y comunicación del maestro y el alumno, el autoestima, la visión del futuro, la mentalidad, la inteligencia emocional y el desarrollo de las inteligencias múltiples, las tradiciones, el lenguaje, la cultura de aprendizaje, la filosofía educativa,  la misión compartida, etc. En cambio el ojo de la calidad mide porcentajes de egresados, números de: titulados, planes, materias , programas, aprobados y reprobados, gastos de mantenimiento, personal contratad, presupuestos, computadoras y materias primas, etc. Su naturaleza es mecánica y cuadrada. La educación que en realidad la humanidad necesita es el equilibrio considerar la integridad para educar y la calidad sólo para hacerla eficiente. Hemos elegido ser educadores por amor a la vocación no por los números, mediciones y logros que alcancemos. El amor a los seres humanos y su formación para ser parte de la evolución de la conciencia que lleve a esta sociedad del siglo XXI a una mayor trascendencia. Los padres y maestros integrados para tener generaciones más sanas y que sean adultos conscientes de su propia felicidad y a su vez apliquen lo aprendido para mejorar a su vez la generación que ellos, con la profesión que elijan, impulsarán para que este mundo sea cada vez más íntegro, más completo, sustentable y feliz.

Ya para finalizar quiero mencionar los 15 principios éticos para desarrollar la inteligencia espiritual que deben cumplir los miembros de la comunidad de aprendizaje:

1

Cultura de paz

9

Honestidad total

2

Cero negativismo

10

Compasión incondicional

3

Responsabilidad universal

11

Justicia Social

4

Diálogo holista

12

Política integral

5

Sustentabilidad global

13

Aprendizaje permanente

6

Actitud de servicio

14

Paciencia consciente

7

Amor universal

15

Ética post convencional

8

Espíritu de comunidad

 

“Somos seres divinos viviendo una experiencia humana” (Gallegos Nava, La Educación que la Humanidad Necesita, 2008) vinimos a crear un cielo en la tierra, a experimentar para trascender, aprendiendo cada día y viviendo con otros seres vivos en absoluta armonía. Educar es indispensable para dicha trascendencia.

 

CONCLUSION

            Al ser directivo de una institución educativa de nivel inicial es decir preescolar  y primaria agradezco a la vida,  la afortunada oportunidad de recibir, lo que sin duda para mí es, sabiduría. Cada uno de los temas que estos 5 libros contiene para poder realizar cambios significativos en el sistema educativo empezando por el colegio que represento. Agradezco al Dr. Gallegos por su elocuencia, la profundidad y la certeza de sus propuestas para enmendar el camino de la educación de nuestro país. Falta mucho por desarrollar peor ya estamos tarde en empezar. Considero que la mayoría de las escuelas en nuestro país están para empezar dirigidas por personas que si bien tienen vocación, han perdido el sentido educativo que necesita el planeta. La relación entre el educador y el niño cada vez está menos fortalecido, con padres que no están interesados en ser parte del desarrollo integral del niño, no tienen interés más allá de una cómoda nota de calificación sin en realidad indagar el sistema de educación que fomente los valores que en casa le estamos dando o bien si es coherente con los principios que el mismo hogar ofrece. Maestros desconectados del corazón que no buscan cercanía con el niño, han dejado de verlo como una oportunidad de crecimiento, cada niño es diferente, cada generación trae nuevas necesidades, pero están estancados, no tienen entusiasmo por la carga administrativa que trata de cumplir con la calidad de una educación deshumanizada olvidándose por completo de la integridad que es lo que lleva al alumno a crecer como persona. El aprendizaje es cada vez menos significativo, los alumnos se convierten en receptores y repetidores de información sin preguntarse si lo que aprenden de verdad les va a servir para algo en su presente o futuro. La secretaría de educación pública exige cada ciclo escolar datos y reportes que, a mi parecer, nadie revisa, sólo tiene por escrito evidencias de un trabajo que no tiene una finalidad más que ser un número que mostrar, limitan al maestro y directivo sobre las actividades que realmente fortalecen a la educación, ya no permiten las asambleas, festivales y desarrollo de tradiciones que daban la oportunidad a los alumnos para expresar sus habilidades, probar sus capacidades y enfrentar sus miedos, eso generaba seguridad, y resiliencia, los patios de juego son cada vez más ordenados, limpios, seguros y profundamente aburridos porque ya no se experimenta el deseo de correr, ser perseguido, levantar si te caes, defenderte, jugar en equipo, competir sanamente.

Todos los elementos que fundamenta la educación holista es como si regresaramos al origen, a lo natural, a lo esencial y verdaderamente importante. Es volver a sentir y considerar el corazón en equilibrio con la mente, el cuerpo y el espíritu. Somos amor y venimos a amar y ser amados. La única manera de trascender es evolucionando nuestra conciencia, voltear dentro de nosotros mismos, realizar la introspección para emanar lo mejor que cada ser humano pueda ofrecer.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Gallegos Nava, R. (2008). Educación para la Vida y la Paz. Guadalajara, Jal: Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, R. (2000). El Espíritu de la Educación. Guadalajara, Jal: Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, R. (2001). La Educación del Corazón. Guadalajara, Jal: Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, R. (2008). La Educación que la Humanidad Necesita. Guadalajara, Jal: Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, R. (2003). Pedagogía del Amor Universal. Guadalajara, Jal.: Fundación Internacional para la Educación Holista.

 

 

Educación Holista, Una Educación Inspiradora

Zita Yadira Rivera González

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

2018. Guadalajara, México


Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 12 veces.