Educación holista, una respuesta innovadora

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


Cuando hablamos de educación no solo nos referimos a las aulas escolares sino en el amplio sentido de la palabra lo que equivale a la formación de las personas para desenvolverse en la cotidianeidad, porque en todos los espacios se aprende.

México es una cultura tradicional que se ha caracterizado por tener una educación mecanicista, con una sociedad centrada en el mejor de los casos en la cognición y el condicionamiento, que solo a permitido que sus individuos acumulen datos y lleven a cabo ciertos comportamientos para experimentar pertenencia y valía, dejando de lado la esencia del ser humano y su libertad.

En nuestro país y en gran parte de la población occidental, se sigue pensando que el propósito de la educación es capacitar a los ciudadanos para ser “competitivos” en un área exclusivamente laboral, estas competencias están orientadas solamente a la adquisición de bienes y conocimientos, además se cree que las instituciones y los individuos funcionan mejor si se uniforman y estandarizan en procesos, dándole un peso excesivo al concepto de calidad (todo aquello que es medible).

El sistema político Mexicano se ha centrado en la idea de la calidad educativa, y no ha puesto atención en la educación del Ser, mostrando falta de comprensión sobre las verdades universales, espirituales, subjetivas y profundas que es donde se encuentra nuestra esencia trascendental.

Esto ha sucedido porque no se ha dado una formación o educación integral, porque se ha reducido al individuo a la categoría de objeto, enfocando como valor el “conocer” y el “tener” de manera aislada, sin tomar en cuanta al “Ser” y a la persona en todas sus dimensiones.

Vivimos entonces en un nivel de conciencia egocéntrica, que solo percibe la superficie de la realidad como algo fragmentado. La mente moderna es reduccionista, concibe la realidad en términos de cuantificación (porcentajes y números).

La educación se ha convertido en un entrenamiento de la racionalidad instrumental, lo que ha generado sufrimiento. Por eso es tan importante recuperar el aprendizaje significativo tomando en cuenta la integridad del ser humano, donde sí estén presentes la conciencia, el amor y el desarrollo moral.

El pensamiento se ha convertido en el instrumento para enfrentar cualquier problema y no es el instrumento adecuado, porque es un proceso mecánico que en sí mismo no busca la verdad sino la seguridad.

Esta postura ha devastado a nuestra sociedad, se han incrementado los problemas de pobreza, corrupción, injusticias sociales, violencia y luchas de poder, que solo han dejado pérdidas para todos los que conformamos este país.

Surge hoy una necesidad de rediseñar los sistemas, hay que transitar por un cambio, en la sociedad, en la economía, en la política y en la forma de educar. Necesitamos modificar de una educación para el trabajo a una educación para la vida.

México esta avanzando hacia una modernización, como en toda transformación hay tensión entre lo tradicional y lo nuevo, se está generando una ruptura donde la sociedad reconoce a las instituciones como obsoletas, se genera incertidumbre pero al mismo tiempo un campo de oportunidades para actuar a favor del cambio, donde lo ideal es promover una conciencia más amplia que implique un actuar responsable en todos los ámbitos.

Es necesario transformar a la sociedad de una manera creativa, inteligente, sin violencia o confrontación. La propuesta para un cambio en México es la Educación Holista creada por el Dr. Ramón Gallegos.

Los educadores holistas concuerdan en que el sistema educativo mexicano como lo conocemos hasta ahora lleva al bajo aprendizaje, a una profunda deshumanización y a una pérdida del Ser, porque se está limitando a las personas en el desarrollo de su potencial al enfocarse solo en algunas áreas que conforman al individuo, porque son reducidos o rígidos los métodos de enseñanza y porque no se vinculan los conocimientos a valores éticos trascendentes que den orientación para aplicar con rectitud el conocimiento.

La visión holista trata a la persona como un ente integral tomando en cuenta todas las áreas que potencialmente puede desarrollar para convertirse en “un verdadero ser humano, un mejor ser humano”, es una educación que permite un balance entre las dimensiones que lo conforman el área cognitiva, física, emocional, social, estética y espiritual.

En nuestra Constitución se menciona:

ARTICULO 3o. TODO INDIVIDUO TIENE DERECHO A RECIBIR EDUCACION.

LA EDUCACION QUE IMPARTA EL ESTADO TENDERA A DESARROLLAR ARMONICAMENTE TODAS LAS FACULTADES DEL SER HUMANO Y FOMENTARA EN EL, A LA VEZ, EL AMOR A LA PATRIA Y LA CONCIENCIA DE LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL, EN LA INDEPENDENCIA Y EN LA JUSTICIA.

Necesitamos por lo tanto ampliar nuestro concepto de educación y aprendizaje poniendo la evolución de la conciencia humana en el centro, y la espiritualidad como la base genuina de la educación integral en el siglo XXI.

La educación holista es un compromiso consciente con el bienestar de toda la humanidad, es incluyente respeta las diferencias y a través de ellas encuentra alternativas donde todos se beneficien, las diferencias nos enriquecen, nos complementan, nos hacen universales. Es también un proceso de creación mutua de significados, es el arte de cultivar relaciones humanas significativas y desarrollar un propósito común, si todos entendemos lo mismo entonces podremos trabajar juntos.

La educación holista es una forma de vida, relacionada con la totalidad de nuestra existencia, comienza por vivirse en la interioridad. Es un despertar de la conciencia que nos hace ecuánimes, genera certidumbre, nos lleva a comprender a los demás. Su objetivo es formar seres humanos compasivos que vivan en la llama del amor universal con valores transculturales.

Desde la visión holista la experiencia espiritual humana es central. Los seres humanos no son meros procesadores de información, sino seres reflexivos, capaces de percibir el misterio de la propia existencia. Cuando nuestro ser está saludable el conocimiento que se logra es profundo, lleno de sentido, articulado, responsable y compasivo.

  La educación es la vacuna contra la violencia (Olmos).

¿Por qué el énfasis de la educación Holista en la dimensión espiritual?

La espiritualidad conduce a una presencia creativa y responsable en la comunidad, el ser humano que vive una espiritualidad es un ciudadano que respeta la diversidad humana, es responsable, un ser no violento por naturaleza, que busca el consenso, busca generar significados comunes con los cuales enfrentar pacíficamente los dilemas de la sociedad.

La esencia de la educación holista es la espiritualidad, este es un rasgo distintivo que la diferencia de otras visiones educativas, y es una alternativa mundial para procesos de paz, cooperación, paciencia, fraternidad y desarrollo social.

La espiritualidad es concordia, es fraternidad, es un factor de unión, de acuerdo, de convenio y armonía entre los seres humanos, es garantía de tolerancia (paciencia), respeto a la diversidad y reconocimiento a la libertad humana, es una experiencia incluyente basada en valores compartidos. Es la capacidad de amar a todos los seres y a todas las cosas de la naturaleza.

La espiritualidad es amor universal que se mantiene unido al kosmos, es la fuente de nuestra existencia que nos hace percatarnos de un sentido sagrado en toda forma de vida.

El corazón de la educación holista es una pedagogía del amor universal cuyo objetivo es humanizar a las personas a través de una conciencia espiritual. El amor universal trae consigo la verdad, es lo que nos permite penetrar y aprender la bondad y la belleza de la vida.

La educación holista además es inseparable de la dimensión ética, porque debe ser usada para el bien común, está ligada a honrar la tierra, a la gratitud por la vida, con un sentido de servicio y amor hacia otros seres humanos.

Así como la compasión no puede generalizarse donde predomina la violencia; la libertad no puede establecerse sobre el condicionamiento.

La educación holista percibe el universo no como un conjunto de objetos, sino como una comunidad de sujetos, es un encuentro entre seres humanos para comprenderse mutuamente y mejorarse a sí mismos.

El cambio de paradigma transita desde la ciencia mecanicista de los siglos XVII y XVIII hasta el pensamiento holista del siglo XXI, yendo de lo uniforme a la diversidad, de lo unidimensional a lo multidimensional, de lo fragmentado a lo integral y de lo material a lo espiritual.

Hoy debemos transitar por un nuevo paradigma educativo para garantizar la viabilidad de nuestra comunidad. Las personas no son máquinas o recipientes vacíos, son seres vivos en crecimiento, que tienen sus propios conocimientos y quieren encontrar sus propios significados.

La educación holista propone avanzar a un estadio de desarrollo humano, de plenitud y rectitud que posibilite una cultura emergente de respeto a la vida en todas sus manifestaciones.

En México ya existen grupos o comunidades que tienen el deseo de generar este cambio hacia un conocimiento integral, poniendo énfasis en la experiencia espiritual, en construir un lenguaje común, una nueva forma de educación para una nueva sociedad que sí ofrezca soluciones a los problemas humanos.

Lo que necesitamos lograr es un equilibrio, una armonía entre el desarrollo material y el desarrollo espiritual para tener un sentido de felicidad. Es aquí donde está la importancia de la educación holista, una educación basada en valores universales, donde la honestidad, la integridad, el respeto, la tolerancia y la equidad sean la base fundamental para el desarrollo de la sociedad.

La educación holista es un movimiento mundial, con la clara idea de pensar globalmente y actuar localmente, manteniendo un equilibrio global y local, porque la humanidad forma una sola totalidad.

Esta visión holista es un proceso de la evolución de la conciencia que le da un rostro humano a la educación. Además, pone al ser humano en una dimensión de indagación permanente, de conocimiento, de entendimiento de sí mismo y de su entorno.

Es una visión científica y espiritual al mismo tiempo, integra al conocimiento humano en una cultura de sabiduría, de esta manera ciencia, arte, tradiciones, filosofía y espiritualidad se complementan unas a otras (transdisciplinariedad).

La ciencia es la búsqueda del orden externo de nuestro mundo, la espiritualidad la búsqueda del orden interno de la conciencia, las dos tiene como objetivo buscar la verdad. Las dos son búsquedas complementarias.

La educación holista pone en el centro a la integridad humana como la base del bienestar, es una educación del Ser, sin duda es un camino para la paz, el diálogo y la concordia, que enseña a los seres humanos a vivir juntos, satisface la necesidad de las personas al darle sentido a la vida.

Esta visión promueve a la educación en función de una cultura sustentable, educando para la responsabilidad pública, promoviendo nuevos hábitos de consumo, incluye conceptos como: ambiente integrado, sustentabilidad, ecología, reciclaje, democracia, paz, cooperación, diálogo, etc.

En el concepto de desarrollo sustentable se integran dos campos de realidad de la naturaleza, la sustentabilidad biofísica del plantea (conservación saludable de los ecosistemas), y la sustentabilidad social que implica desarrollo económico, político y social sin que se ponga en peligro al ambiente, por lo tanto debe haber una conciencia que valore la vida, la democracia, la justicia y la paz.

Es una educación con corazón, somos parte indivisible de un todo planetario y el planeta es un sistema viviente, por lo que la relación del hombre con el mundo natural debe ser de profundo respeto y como una extensión de sí mismo.

El primer paso para lograr un desarrollo sustentable es valorar nuestro planeta como nuestro hogar, y por lo tanto debe ser cuidado y debemos aprender de él, ya que es fuente de vida, salud y conocimiento.

La educación holista prepara a las personas para la participación pública y la responsabilidad social.

¿Cómo lograr esta Educación Holista?

Haciendo comunidades de aprendizaje: Las comunidades de aprendizaje holistas, abordan la vida en todas sus manifestaciones, tienen una visón compartida y disposición para aprender.
El propósito de una genuina comunidad de aprendizaje es que los individuos que la componen alcancen su autorrealización espiritual, alcancen el amor universal y produzcan una sociedad sustentable más equilibrada, justa y democrática, donde todos ganen.

Dando cabida a las Inteligencias múltiples: El objetivo de la educación holista es desarrollar todas las inteligencias, elevando el termino de inteligencias a rango de igualdad de capacidades humanas, no académicas. Una verdadera escuela holista desarrolla tanto la inteligencia como el pensamiento, la primera se refiere a nuestra sabiduría interior, al orden interno que nos permite responder de forma correcta y con certeza a los retos de la vida, es integral, profunda y nos conduce a la autorrealización espiritual, la segunda, el pensamiento se refiere a lo racional o instrumental (ejemplo pensamiento lógico-matemático).

                            Reconociendo los diferentes tipos de aprendizaje: La teoría de los estilos de aprendizaje es una refutación contundente a los intentos de estandarizar la educación y al énfasis en evaluar la “calidad”. No existe una sola manera para aprender sino muchas, por lo tanto no debe existir una sola forma de evaluar. Los educadores holistas deben ser flexibles para que los individuos dispongan de sus propios estilos de aprendizaje y expresen el conocimiento por vías diversas. La evaluación holista o integral debe incluir el diálogo y el sentido del aprendizaje para cada individuo y tomar en cuanta aspectos objetivos y subjetivos. 


                            Tomando en cuenta el pluralismo epistemológico: Ken Wilber ha señalado que tenemos tres dispositivos para conocer el mundo, tres ojos: el de la carne, el de la mente y el del espíritu, y que se corresponden con el mundo empírico (mundo físico) datos directos, mental (datos mentales) y espiritual (datos intuitivos). Cualquier modelo educativo debe integrar y utilizar los tres ojos. Los tres ojos son facultades de la conciencia. 


                            Formando un currículo holista: El currículo holista es dinámico, flexible, significativo y auto construido, permite el desarrollo global de los individuos. Prepara para la vida y a lo largo de la vida, debe ayudarnos a resolver objetivos, intereses y necesidades reales. Asume el pluralismo espistemológico, los estilos de aprendizaje y las inteligencias múltiples. El currículo holista nos lleva a aprender el arte de vivir, construir y mantener buenos amigos, formar y nutrir una familia, ser felices, ser buenos ciudadanos, lograr la realización laboral, desarrollar un sentido de compasión por todos los seres, ser honestos, vivir responsablemente, con gratitud, amor y orden interno. Lo que va mucho 


más allá del solo “tener” o “conocer”. Desarrolla la capacidad de cambio e innovación, ofrece un conjunto de experiencias de aprendizaje que conduzcan al ser humano a su plena realización espiritual, que es máximo bien y la meta última del ser humano.

                            Reconociendo la transdisciplinariedad: que es el proceso de hacerse consciente de que el mundo es una unidad, una totalidad interdependiente. Significa integrar el conocimiento humano, ciencia, arte, tradiciones, humanidades, filosofía y espiritualidad. 


                            Construyendo de una sociedad integral: Esta sociedad se basa en la sustentabilidad, el desarrollo equitativo, la justicia social, la integridad, la individualidad, la democracia y la genuina espiritualidad. Se interesaría por el bienestar de todos los seres y todas las culturas, incluye a todos los grupos humanos, se basa en el respeto a la diversidad y busca el ganar- ganar. Ve las diferencias como complemento. En esta sociedad se trata de construir significados compartidos, un diálogo y un camino para la paz. En esta sociedad integral los valores que destacan son la cooperación, 


generosidad, interdependencia y conservación.

Tomando en cuenta la integridad del ser humano: La educación si es integral debe nutrir lo mejor del espíritu humano, centrarse en desarrollar los aspectos más nobles de los individuos en cada experiencia educativa, debe ser una oportunidad para desplegar la inteligencia holista, para reverenciar el milagro de la vida, pera ser un mejor ser humano, para reconocer la interdependencia con los demás seres que habitan el planeta.

Conformando un diálogo holista: El propósito del diálogo es crear significados comunes, la comunicación genuina entre la gente permite encontrar soluciones a los problemas. El dialogo es estar dispuesto a hablar suspendiendo las ideas personales, es decir, poner la idea enfrente sin decisiones, sin juicios. Hay que crear un ambiente de diálogo que promueva la escucha activa y los acuerdos para un trabajo colaborativo, en un diálogo holista todos ganan, el diálogo es un recurso para aprender a vivir juntos responsablemente.

Llevando a cabo la práctica integral: Todos las personas implicadas en el acto educativo deben estar en un proceso de auto indagación, para transformar la propia conciencia. La práctica espiritual implica liberarnos de condicionamientos y prejuicios que nos impiden vivir plena y compasivamente. Es crucial que el educador primero establezca un orden genuino y profundo en su propia conciencia, lo primero es que como educadores tengamos un orden interno, seamos honestos con nosotros mismos, reconozcamos nuestras limitaciones, solo si hay auto indagación, atención plena por parte del educador y una ética en su comportamiento, puede promover el orden interno en sus alumnos. Lo más importante es mantener una mente de principiante, abierta al aprendizaje.

“En la mente del principiante hay muchas posibilidades, en la mente del experto ninguna” ( frase ZEN). Esto es humildad genuina.

En la experiencia espiritual se recomienda la práctica de la meditación,
“la atención plena”, los seres humanos necesitamos momentos de silencio,

de paz, para desplegar nuestro potencial, pacificar la mente y serenar las emociones las respuestas adecuadas siempre vienen del silencio.

Las prácticas espirituales aumentan nuestro nivel de atención, nos ayudan a estar conscientes de lo que hacemos y podemos tomar mejores decisiones y reconocer nuestras emociones. El conflicto surge cuando no estamos atentos, por eso la práctica de la atención consciente es fundamental para terminar con el sufrimiento, esto también sucede en el

aprendizaje en el aula un factor central es la atención para un buen aprovechamiento.

Descubriendo y practicando la compasión: El objetivo de la educación holista es formar seres humanos compasivos, con valores universales que se interesen por aliviar el sufrimiento. La compasión permite al educador holista tratar a los estudiantes con generosidad, escucharlos, respetarlos en su individualidad, cooperar, indagar juntos, sin imponerles nada, solo permitiendo que ellos búsquen. La relación de amor que se establece entre educador y estudiantes es fundamental para el aprendizaje. La compasión implica un interés genuino por el bienestar de las personas.

Cultivando la espiritualidad: La realización del Ser está dentro de nosotros, el proceso espiritual es un proceso de perseverancia, de búsqueda y encuentro, de conocimiento de sí mismo y de un despertar a nuestra verdadera naturaleza, ampliar la conciencia y redescubrir la propia luz. La espiritualidad se reconoce en la experiencia directa y contemplativa como un proceso de autoconocimiento profundo, es la búsqueda de orden dentro de nuestra conciencia y este orden se manifiesta como claridad, amor, compasión, libertad, etc. La espiritualidad tiene un profundo sentido curativo. Es conciencia de unidad. La conciencia de unidad es el estado fundamental de la conciencia libre de condicionamientos dogmáticos. La esencia de la educación holista es el reconocimiento de la espiritualidad como dimensión trascendente e inmanente de la experiencia humana.

La Educación Holista tiene sus bases en la Filosofía Perenne que es una visión universal de paz, es gratitud y nos lleva a una presencia plena del mundo profundamente creativa. Es una pedagogía que abraza el bienestar de todos los seres, educa al ser humano universal, encaminándolo hacia una ética kosmocentrica.

Todos los seres humanos están interconectados, lo que le sucede a cualquier grupo afecta a todos, hay interdependencia, respetando y honrando las diferencias se debe trabajar por una armonía. Existen diferentes culturas en el contexto de una sola humanidad, somos la gran familia humana, con un solo ser, una sola conciencia, en el espíritu del amor universal.

La educación holista es una pedagogía del amor universal, un proceso para formar seres humanos integrales, un conducto para nutrir lo mejor del espíritu humano, una conciencia para actuar sin dañar al otro, para dar una dirección moral- espiritual al conocimiento de tal manera que estimulen los procesos de vida, paz y armonía.

El gran fin educativo holista: incrementar nuestra capacidad para amar.
Un llamado a vivir conscientemente en la compasión incondicional, una educación del Ser, humaniza todas la dimensiones del aprender tomando como centralidad el concepto de integridad, es fundamentalmente una relación sujeto-sujeto. Se interesa en el desarrollo de todos, es incluyente.

“El amor tiene la última palabra”

Bibliografía:


Gallegos Nava, Ramón (2000) El espíritu de la educación. Fundación Internacional para

la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón (2008) Educación para la vida y la paz. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón (2001) La educación del corazón. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón (2004) El camino de la filosofía Perenne. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos Nava, Ramón  (2001) Diálogos Holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista.

 

 

Educación Holista, Una Respuesta Innovadora

Claudia María Ramírez

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

2018. Guadalajara, México


Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 1 vez.