Educación holista y el aprendizaje de la felicidad

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


La problemática que la sociedad y el mundo actual estamos viviendo nos obliga a plantearnos las preguntas ¿Que está pasando, o que no está pasando en instituciones  como la familia y la escuela que se percibe una crisis generalizada? Es bien cierto que estamos formando nuevas generaciones que enfrentan un mundo violento, con amenazas externas como el terrorismo, el narcotráfico, los secuestros, por un lado, y por el otro, un mundo laboral cada vez más competitivo, con un alto grado de desempleo, países con crisis económicas y políticas severas. Entonces como educadores nos preguntamos ¿Cómo educar en este contexto?

La historia nos ha mostrado la lucha por sacar de la escuela la influencia del clero y con ella todo lo que se asemeje a religión o moral, en su afán por desligar estos conceptos la escuela se fue al otro extremo y dejó ésta tarea únicamente a la familia. Sin embargo la realidad que se vive ha clarificado el rol de las instituciones educativas en relación a la autorrealización y la autonomía moral de las personas.

Es importante que las instituciones educativas contribuyen al bien de la comunidad y a la justicia social, de acuerdo con esto tanto la escuela como el Estado tienen como fin el formar a los buenos ciudadanos del mañana por lo que sus valores más altos deben orientarse a modelar el ciudadano que demanda la sociedad.

En este ensayo analizaré los antecedentes de la Educación Holista como la opción más viable para enfrentar la problemática que aqueja a la sociedad actual. La propuesta del Dr. Ramón Gallegos tal como la plantea nos ofrece la posibilidad de revertir los aspectos negativos que aquejan a la sociedad y al mundo actual y hacer de nuestros estudiantes personas felices.

El Dr. Ramón Gallegos nos presenta en sus escritos una visión general de los paradigmas que han definido a las sociedades de forma general y a la escuela de forma particular hasta el presente siglo XXI, de forma clara y precisa organiza en tres grandes momentos estos paradigmas:

Un primer momento en que la iglesia definió el curso de la historia, la educación en manos del clero bajo una visión dogmática del mundo.

            La ciencia como tal ha traído grandes avances en todos las áreas, las investigaciones y descubrimientos son causa del progreso de las sociedades el problema surge cuando éste se convierte en cientificismo y se autoproclama como lo único válido, de ahí que durante esta época el ser humano y mundo sean vistos como simples máquinas afectando gravemente al ser humano en su interior y ocasionando la destrucción del planeta.

            Este paradigma científico esta presente en nuestros días aunque está surgiendo fuertemente otro paradigma el postmoderno que poco a poco ha ido permeando las instituciones y que tiene sus pros y sus contras. Dentro de los aspectos positivos podemos mencionar el que se ha preocupado por la vida del planeta surgiendo un fuerte movimiento ecologista; la salud y bienestar personal; los derechos de las minorías y  es donde se han llevado a cabo las grandes reformas estructurales en la educación; sin embargo esta visión ha caído en los excesos al promover una cultura hedonista y nihilista, donde el esfuerzo no tiene cabida, donde todo es relativo y que ha dejado en el ser humano una sensación de desesperanza.

En este contexto surge la Educación Holista como una propuesta que no excluye a ninguna de las anteriores sino que las integra y las trasciende, esta integración se hace cuando ha habido una diferenciación ya que lo diferente no necesariamente se opone. De esta diferenciación la Educación holista toma de la visión dogmática nuevamente el alma y espíritu del ser humano y lo coloca en el centro de todo lo demás, toma de la visión científica el método para sustentar los fenómenos propios de la naturaleza, toma del postmodernismo todo el movimiento social que propone y su interés en el cuidado del ser humano y del medio ambiente. Esta integración supone lo mejor de cada visión y le devuelve al ser humano su calidad de ser, considerando todas sus dimensiones.

Desde la visión holista surge la Educación holista así lo explica el Dr. Gallegos, la visión holista es una visión de totalidad de la realidad y la educación holista es una visión integral de los procesos educativos en sentido amplio.

            La Educación holista tiene sus fundamentos en tres aspectos, el primero de ellos y el más importante, la filosofía perenne, segundo los nuevos paradigmas de la ciencia y tercero las aportaciones de los grandes pedagogos de la humanidad. La Educación holista toma en cuenta todas las recomendaciones de la UNESCO de las cuales han surgido las reformas en nuestro país, no ha dejado nada al azar ni en el olvido, toma en cuenta el aspecto cognitivo, social, cultural, artístico, científico, ecológico, personal, etc. del ser humano, considera lo objetivo pero también muy importante lo subjetivo, revaloriza y le da un nuevo enfoque al rol del docente como educador holista, poniendo a la conciencia del educador como la herramienta más importante del proceso educativo.

            Esta propuesta la presenta el Dr. Ramón Gallegos a través de un modelo que ha llamado “modelo multinivel-multidimensión” que integra todos los aspectos o dimensiones del ser humano en todos los niveles posibles de abordar. Este modelo lo presenta como una espiral ya que cada nivel superior integra al anterior y además lo trasciende. Son cinco los niveles de conciencia y seis las dimensiones del ser humano a saber:

1.      Nivel de conciencia personal (educación personalizada). Considera las necesidades, intereses y metas del individuo, desarrollo la conciencia individual.

2.      Nivel de conciencia comunal (educación comunitaria). Considera al individuo dentro de una comunidad, por lo que pretende que las relaciones que surjan sean adecuadas y se crea un sano sentido de pertenencia. La familia y la escuela son ejemplos donde se desarrolla la conciencia comunitaria.

3.      Nivel de conciencia social (educación social). Se amplia la conciencia de pertenencia a un país o grupo racial, la educación holista busca desarrollar la conciencia de justicia social, democracia y paz a fin de contrarrestar los valores negativos que predominan en la cultura capitalista.

4.      Nivel de conciencia planetaria (educación para el desarrollo sustentable). Desarrolla la conciencia planetaria que busca el bienestar de toda la humanidad mediante al binomio de pensar globalmente y actual localmente. Busca formar al ciudadano global donde surja un verdadero amor a los demás seres humano y al planeta.

5.      Nivel de conciencia kosmica (educación espiritual). En este nivel se integran los anteriores pero además los trasciende. Pretende que el individuo reconozca su ser espiritual que lo hace un ser universal y donde se manifiesta totalmente el amor hacia todo y todos. El ojo del espíritu será el dispositivo por medio del cual se comprenda. La conciencia espiritual es la esencia de la educación holista, afirma el Dr. Ramón Gallegos.

 

Por otro lado tenemos las seis dimensiones a saber:

1.      Dimensión corporal. Habla de la armonía que debe existir entre la mente y el cuerpo, en los niños y niñas el movimiento es primordial para el aprendizaje así como la manipulación de objetos; aquí se integra un concepto poco tomado en cuenta y es la respiración la cual como explica Dr. Gallegos está en relación con el estado de conciencia.

2.      Dimensión emocional. Se refiere al impacto que las emociones tienen sobre el aprendizaje, no se puede separar la emoción de la razón y si éstas nos son tomadas en cuenta el aprendizaje carece de sentido.

3.      Dimensión cognitiva. Es la dimensión en la cual tradicionalmente se han enfocado casi todos nuestros esfuerzos como educadores, se refiere a los aspectos de lenguaje y la lógica matemática y el uso responsable de éstos.

4.      Dimensión social. Como seres sociales el aprendizaje surge en ambientes colectivos donde se comparten significados, la cultura de los individuos y el lenguaje influyen considerablemente en los aprendizajes.

5.      Dimensión estética. Todas las expresiones artísticas surgen desde el interior del individuo despertando su sensibilidad y la bondad que hay en cada uno. Los niños pequeños deben de experimentar cualquier forma de arte como un camino para expresarse.

6.      Dimensión espiritual. Es la base de la educación holista ya que por medio de ésta se busca la plenitud del individuo a través de la experiencia personal del amor universal. Desarrolla la conciencia del individuo e integra y le da sentido a las demás dimensiones.

 

Para poder entender como se lleva el proceso de enseñanza-aprendizaje en cada nivel y en cada dimensión es necesario conocer la forma en que el ser humano conoce el mundo. Según Wilber contamos con tres dispositivos que el ha llamado el ojo de la carne, que corresponde al mundo físico y el conocimiento empírico; el ojo de la mente que corresponde al mundo mental, que son nuestros pensamientos, ideas; y el ojo del espíritu que corresponde la mundo espiritual. Encontramos entonces que hay diferentes procesos para acceder al conocimiento que son: cognición sensorio-motora que es la más básica y que compartimos con los animales; el pensamiento empírico-analítico que corresponde a método científico; el pensamiento fenomenológico-mental que corresponde a los fenómenos de la mente; el pensamiento mandálico y el conocimiento directo que es el conocimiento de orden superior.

La Educación Holista puede ser aplicada desde varios niveles de profundidad y es muy importante saber desde que nivel nos estamos moviendo en una situación práctica para saber que podemos esperar y hasta donde podemos llegar.

El nivel más simple en que podemos practicar la educación holista es como una metodología o una técnica, en este nivel solo adquieren verdadero sentido holista si el educador ha desarrollado una conciencia y se cuenta con verdaderas comunidades de aprendizaje. El siguiente nivel es considerar a la educación holista como un modelo educativo, en este nivel podemos ya organizar todo el proceso educativo en términos holista al tratar de dar orden a las actividades definiendo lo prioritario de lo que no lo es así como llevar a la vida escolar la filosofía educativa. Un siguiente nivel de profundidad es considerar a la educación holista como una filosofía educativa, en este nivel se propone un nuevo paradigma de logre una transformación real en todo el proceso educativo, se plantea la relación educación-sociedad, la importancia de la espiritualidad y el desarrollo de la conciencia tanto de los estudiantes como del educador. Un nivel superior para practicar la educación holista es considerarla como una visión integral del kosmos, no se limita a aspectos formales sino que va mas allá indagando los aspectos sociales e individuales vistos desde una perspectiva de totalidad e integrando el concepto de holarquías donde las totalidades son a la vez partes dentro de otras totalidades. Por último en el nivel más profundo la educación holista es un Estado de Conciencia, libre de contenidos que hace posible percibir la realidad como un todo integrado, trabaja en términos de integridad, amor universal y conocimiento unitivo, es la forma más plena del individuo donde se percibe como un ser espiritual viviendo una realidad humana.

Ya que hemos revisado el contexto en el cual surge la Educación Holista, sus fundamentos y su propuesta integral, es momento de presentar el programa de ésta visión integral de la educación desde su nivel más profundo. Desde una perspectiva multinivel – multidimensión, que es la visión integral de la educación holista, se consideran las diferentes teorías pedagógicas que aportan cada una de las dimensiones, tenemos entonces la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, la teoría de la inteligencia emocional de Goleman, la teoría social de Vygotsky, el desarrollo sustentable a través de la ecoeducación, educación para la paz, para la vida y a lo largo de la vida propuestas por la UNESCO, educación incluyente y democrática así como el arte, la cultura y el desarrollo de la conciencia a través de la espiritualidad constituyen todas juntas la integridad de la educación. El currículum de la educación holista es la vida misma que proporciona contenidos reales, significativos y trascendentes sobre los cuales se van a desarrollar y potencializar todas y cada una de las dimensiones. El currículum por lo tanto será integral, flexible, dinámico, significativo y construido por los mismos interesados.

            Es importante también la estructura física de la escuela y el ambiente, la escuela debe ser considerada más como un hogar donde los estudiantes se sientan seguros y felices, crear verdaderas comunidades de aprendizaje donde se promueva el diálogo holista herramienta clave en la educación holista donde el alumno es capaz de manifestar y compartir sus ideas, pensamientos y sentimientos y aprender de las de los demás sin intentar convencer al otro. Su propósito, nos explica el Dr. Gallegos, es el despertar de la inteligencia holista en cada uno de sus integrantes en términos de autorrealización espiritual viviendo el amor universal. Encontramos también que el educador es parte importante en este proceso, la calidad de la conciencia del educador será sin duda pieza clave para lograr una real educación holista concebida por el educador como un acto de amor y que promueva un ambiente de seguridad donde no exista la comparación, que promueva la indagación sobre cada uno de los estudiantes y logren desplegar todo el esplendor espiritual.

                        Finalmente para lograr trascender en la educación holista es necesario la práctica meditativa, ésta es una condición básica ya que sin práctica meditativa no puede darse una práctica integral y por lo tanto no puede florecer la educación holista. La práctica meditativa tiene dos aspectos fundamentales que son la respiración y la postura. La práctica meditativa desarrolla la espiritualidad que es el corazón de lo que somos, nos une como seres humanos en un ambiente de amor y fraternidad y que nos da la posibilidad de ser felices.

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

Gallegos Nava, Ramón (2001). Educación Holista. Pedagogía del Amor Universal. Guadalajara, Jal., México.

Gallegos Nava, Ramón. (2003). El Espíritu de la Educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Guadalajara Jal., México

Gallegos Nava. Ramón. (2002). Una visión Integral de la Educación. El Corazón de la Educación Holista. Guadalajara, Jal., México

 

 

Educación Holista Y El Aprendizaje De La Felicidad

Emma Mancera

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

2018. Guadalajara, México


Publicado el 16 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 0 veces.