Inteligencia espiritual y educación holista en México

Fundación Ramón Gallegos


Ramón Gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


El integrar los conceptos inteligencia espiritual y la educación holista, es entender que navegar  en nuestro propio ser, es ver con el corazón nuestro verdadero estado de la naturaleza, es un camino hacia la paz interior que nos conduce a la verdadera  esencia del ser human,  el espíritu.

El objetivo de este ensayote, es manifestar que la inteligencia espiritual es el corazón de la educación holista, es entender de una manera integral, que para evolucionar la consciencia es ineludible la espiritualidad siendo esta necesaria porque la humanidad ya está cansada de una modernidad mecanicista, la cual a generado estrés, odio, envidia, etc., contaminado su cuerpo, mente y espíritu, por lo que una visión holista es una gran alternativa en busca de una esperanza de una sociedad humanizada con una conciencia de amor y compasión, para evolucionar  nuestro planeta en un esfera de luz, la cual involucra una filosofía de vida para un autorrealización espiritual (Ramón Gallegos, 2004).

Por tal motivo, este ensayo dentro de la materia de Inteligencia Espiritual II del Doctorado en Educación Holista, y guiándonos con la obra educativa del Dr. Ramón Gallegos Nava, tomando en base al libro de inteligencia espiritual, nos instruye las principales enseñanzas universales, transmitiendo que sólo existe una única realidad inmanente que todos tenemos que experimentar de una manera directa, en la cual se encuentra la fuente, la substancia y la naturaleza real de todo lo que existe, y esta es posible mediante la inteligencia espiritual siendo esta el corazón de la educación holista.

 

Inteligencia Espiritual Y Educación Holista

En este pasado siglo XX como al inicio del siglo XXI, se ha manifestado un vacío en el ser humano, por la ignorancia e inconsciencia a causa de una visión cientificista1, la cual ha continuado sometiendo a la humanidad y la a esclavizado en un supuesto progreso y desarrollo sin consciencia sobre la verdadera naturaleza del ser humano, se a abusado del conocimiento al perder la importancia del espíritu, por lo que se esta destruyendo el  medio ambiente llevando al ser humano a una carrera depredadora de si mismo como de todo lo que lo rodea.

El  problema de este paradigma cientificista, es el no logro la evolución en la conciencia en el ser humano obteniendo como resultado individuos hedonistas y nihilistas, llevándolos al sufrimiento.

La modernidad es la precursora del hedonismo el cual se manifiesta como la adicción al placer de los sentidos, es poner al placer como filosofía de vida, el apego a la satisfacción de los sentidos como un criterio central de la existencia, el cual nos separa de nuestra verdadera felicidad que habita en el ser y no en el apego del poseer.

El poseer como sinónimo de placer, lleva al ser humano a una corrupción de la consciencia, la cual dicta que el patrón para alcanzar la felicidad va a depender de los apegos del placer de los sentidos, desterrando así la espiritualidad y engañando al individuo que la felicidad depende del mudo exterior de si mismo, creando un código de creencias que el bienestar depende de posesiones, que al final del camino en lugar de proporcionarnos felicidad generan sufrimiento.

Como se a manifestó, otros de los dificultades que truncan la felicidad es el nihilismo, siendo este una filosofía que proclama que nada es bueno o malo en sí mismo, que todo es relativo y depende culturalmente de cómo lo defina el individuo o la comunidad en cuestión. En este caso la posmodernidad es la causante de que toda realidad es relativa, siendo la causa de una vida sin sentido, dando como efecto enfermedades mentales, trastornos en la conducta y sufrimiento llevando al individua al suicidio.

Cientificismo: es una creencia, infundada, en que el mundo está compuesto sólo de cuerpos concretos que se mueven de acuerdo con las leyes de la física. De la misma manera, los cientificistas afirman que lo único que existe son cuerpos (humanos) moviéndose  de acuerdo a las leyes físicas.

Por tal motivo, si el ser humano quiere cambiar la manera de vivir tendrá que  cambiar el corazón, siendo consciente de que la inteligencia espiritual nos permite una capacidad humana ilimitada que despierta el poder que esta dentro de nuestro corazón. Por lo tanto es importante entender que la inteligencia espiritual, nos accede ver dentro de nuestro ser el gran talento de expander la consciencia de que somos seres espirituales en un cuerpo humano.

Para esto hay que entender que la inteligencia espiritual es un proceso que permite la evolución de la consciencia del ser humano, siendo esta a un nivel más alta que la inteligencia de la racionalidad instrumental mecanicista de la modernidad (hedonismo), y de las inteligencias múltiples de la posmodernidad (nihilismo). Dado que la inteligencia espiritual de la transmodernidad es superior a las anteriores, por el motivo que es la más integra ayudando a vislumbrar el procedo de la evolución de la consciencia de la humanidad, con lo cual despierta la capacidad de estar en unión con el todo, generando un sentido de vivida.

El hablar de la unión con el todo es hacer mención de la educación holista, siendo esta, un campo emergente basado en muchos campos del conocimiento, la cual tiene profundas implicaciones par la evolución humana y planetaria. De esto surgen dos palabras calves Educación y holista.

La primera palabra clave es educación, donde toda institución educativa tiene un gran misión en educar para obtener de cada individuo lo mejor de si, porque la educación es el soporte del desarrollo de todo individuo, comunidad, sociedad y del planeta, puesto que el educar al ser humano es apropiarlo del conocimiento de las artes, de la ciencia, de las culturas, de las tradiciones y de la espiritualidad, que por muchas décadas se han acumulado sirviéndonos como plataforma en la evolución de la sociedad, aportando un futuro sustentable a las nuevas generaciones, que permitir la permanencia en el tiempo a nuestra aldea global que es nuestro planeta.

La segunda palabra clave es holista, que proviene del griego holos que significa totalidad la cual se refiere a una forma de comprensión de la realidad en función de totalidades en procesos integrados. La cual es un movimiento humano que se basa en la filosofía perenne, siendo esta la luz que nos indica el camino para la plena realización espiritual, floreciendo el corazón.

El citar una visión holista es integrar el conocimiento de la ciencia con el espíritu, es tomar en cuenta las artes como las culturas, es integrar el conocimiento humano en una cultura de sabiduría para otorgárselas a los seres humanos y establecer una nueva manera de vivir en este planeta mediante la educación holista.

La educación holista es un paradigma que a evoluciona en los últimos 400 años de la humanidad, el cual ha tendido previamente dos grandes paradigmas y dos cambios de época, los cuales han influido en la sociedad. Estos paradigmas son: el dogmático y el científico, en el que; el primer paradigma llamado dogmático, fue en el cual la iglesia católica tenia el control de la sociedad a partir de la edad media hasta el siglo XVII, fueron los tiempos cuando la fe en dios y la iglesia como institución influyeron  en el conocimiento y la educación, interpretando al mundo según sus creencias. Pero a partir del siglo XVII, un nuevo paradigma debatió las verdades de la iglesia debilitándola y naciendo el paradigma científico; manifestando que el universo era una máquina el cual se podía controlar, dando como resultado el nacimiento de los procesos mecánicos instrumentales, en el que el reduccionismo como el materialismo fomentó una filosofía positivista. El  problema de estos dos paradigmas, es el no lograr la evolución en la conciencia en el ser humano obteniendo como resultado seres consumistas, depredadores, hedonistas y nihilistas. Los efectos que han ocasionado los dos paradigmas el dogmático y el científico  en el planeta así como en la humanidad a fines del siglo XX, ha fortalecido al paradigma holista, el cual incluye lo positivo de la educación dogmática como científica, dando un movimiento humano.

Cuando hablamos de aprendizaje en educación holista, nos estamos refiriendo que aprender es vivir y vivir es aprender pero con alegría y pasión, por tal motivo el  aprender en cada acción de la vida, es algo tan íntimo del ser humano como el comer y el respirar, siendo un proceso educativo tanto interior como exterior.

La educación holista marca cuatro aprendizajes estrategias, que son los cuatro pilares del aprendizaje, aprender a aprender (inteligencia), aprender a vivir juntos (Cooperación), aprender a hacer (responsabilidad) y aprender a ser (Orden interno), los que generan habilidades, actitudes, valores y conocimiento los cuales están enlazados entre si. (Gallegos, 2001b). 

De estos cuatro aprendizajes, el aprender ser, nos conduce a la filosofía perenne siendo esta una verdad trasnracional la cual nos permite conocer la omnipotente realidad del ser humano que es la espiritualidad, por lo que la filosofía perenne nos enseña que la triple visión de la naturaleza humana se integra primeramente por el cuerpo y la mente correspondiendo estas al pensamiento de primer grado, las cuales nomás nos permite coexistir en el mundo de la manifestación, mientras que el espíritu se encuentra en el pensamiento de segundo grado la cual trasciende a la no dualidad, identificando lo trascendente como lo inmanente así como también la identidad de nuestro verdadero ser interior y la divinidad (Gallegos, 2003c).      

Por lo tanto el aprender ser es el punto central en todo, en el cual el aprender es el alimento de la inteligencia. La inteligencia espiritual es la que integra a todas las inteligencias, por lo que es significativo señalar que esta espiritualidad es laica, no significando una religión o la fe en dios, sino como una experiencia de vida, que transciende  estableciendo un orden interno en nuestra consciencia, es todo aquello que nos une como seres humanos; el dialogo, el respeto, la tolerancia,  la paciencia, la concordia, la solidaridad, la fraternidad, la ecuanimidad, la felicidad, la compasión, la paz, etc. es un proceso que es nuestro por el simple hecho ya antes citado de ser seres espirituales en un cuerpo humano, lo cual pertenecemos a la totalidad teniendo nuestra vida un sentido de amor universal. Cuando se produce la compresión que somos seres espirituales en un cuerpo humano, el dolor corporal es únicamente dolor, no existiendo nadie que lo padezca, por tal motivo no hay individuo que sufra las enfermedades del siglo XX que son el hedonismo y el nihilismo (Gallegos, 2001).

Una vez comprendido que la espiritualidad es laica y que es la responsable de la evolución de la consciencia, la espiritualidad se centra en el corazón de la educación holista, por lo que podemos aseverar que para lograr un encuentro con el desarrollo sustentable de una sociedad que esta en decadencia, y con lo cual alcancemos romper con la incongruencia de la destrucción del ser humano, es urgente tener una visión integradora siendo la educación holista el paradigma que nos permite un resultado de un planeta armonioso.

Para poder entender un poco más el discernimiento hacia la evolución de la consciencia, es conveniente mencionar los diez principios o convicciones espirituales sobre la naturaleza del kosmos que habitamos y sobre quienes somos, siendo estos los principios filosóficos perennes que trabaja la inteligencia espiritual:

Tomando la pauto de toda la información anterior, es prudente comentar que la inteligencia espiritual se debe apropiar en la solución de los problemas ambiéntale, por la simple razón que es la inteligencia que entiendo de una manera de la totalidad la crisis del planeta. Una de las causas de este conflicto ambiental es sector de los negocios empresariales.

Por lo que la espiritualidad en los negocios en la actualidad es ya una tendencia. Este movimiento espiritual es probablemente la tendencia más significativa en administración de toda empresa consciente, éticas, inteligentes y holistas, por lo tanto la inteligencia espiritual les permite al sector empresarial brindar un excelente servicio tanto a los individuos que pertenecen a la misma, así como a los que se interesan por ella, siendo estos la comunidad, la sociedad y el planeta en general.

La inteligencia espiritual, permite que los colaboradores de las empresas sea significativa su labor, trabajen con entusiasmo, con gusto y con mucho brío, despertando la creatividad e innovación, y respondiendo a las expectativas del cliente.

Es aquí donde la educación holista como impulsora de las empresas, se manifiesta en la actualización permanente de sus colaboradores de una manera integral, adquiriendo estos el conocimiento que les permita evolucionar en la toma de decisiones para el logro de la sustentabilidad empresarial.

La espiritualidad de las empresas es una estrategia poderosa para las organizaciones empresariales, es la sabiduría que las lleva de una manera integral, creativa e innovadora a solucionar los problemas que el modelo cientificista ha prevalecido por tantos años causando muchos males. La inteligencia espiritual convierte a las empresas en lugares de alegría, relajación y felicidad.

 

Mi Experiencia En El Doctorado

Pronunciar la frase, “Doctorado en Educación Holista” es recordar y volver a vivir un sinnúmero de experiencias muy gratificantes, por la simple rezón de empezar a entender el significado de mi ser interior. Recuerdo perfectamente las palabras de mi maestro Dr. Ramón Gallegos Nava, al invitarme a participar en la primera generación de dicho doctorado, en ese momento llagaron a mí un cúmulo de emociones las cuales no sabia si era miedo a lo desconocido, incertidumbre a un nuevo reto, ansiedad por el futuro, pero de lo que si estaba seguro era que la educación holista previamente estudiada en la maestría, movió todo mi interior y comprendí que fue la causante de enseñarme y darme dirección en mi camino por la vida que por mucho tiempo estaba buscando.

Esta visión diferente de emprender por la vida me llevó a estar consciente que la vida empieza y termina en el interior de mí ser, para así poder trascender y expander la consciencia hacia la felicidad, una felicidad que por derecho se encuentra en mi corazón, un corazón que me transmite en cada latir una alegría interna que radia en mi cuerpo al demostrarme que por medio de la yoga y la meditación me pongo en contacto con mi mente y con mi espíritu, otorgándome el conocimiento de la sabiduría con la cual he entendido de una manera ecuánime todos mis apegos que por muchos años han sido un lastre que me esclavizo en el sufrimiento. Por lo tanto:

“Doy gracias por percibir el camino que me conduce a la felicidad que es mi propio corazón, que me da la motivación de encontrarme a mi mismo y como resultado ser ecuánime y compasivo, dándome la fuerzas del amor y así manifestarme de una manera cordial ante mi Sangha que es mi familia universal”

 Lo anterior se podrá escuchar egocéntrico para aquellos que no tienen idea que es la educación holista, también se podrá percibir que estoy exagerando, pero les aseguro que la espiritualidad no se razón por tal motivo es muy difícil explicar los logros de la  práctica espiritual, por lo tanto voy a tratar de comentar cual ha sido mi experiencia en estos dos últimos años con mi doctorado en educación holista, tomando en cuenta el sustento de  la revisión de literatura de la inteligencia espiritual y la educación holista vista previamente. 

Por tal motivo, entendiendo los objetivos y beneficios de la educación holista, mi ser interior percibe de una manera diferente de ver el mudo,  y eso me hace sentir con más brios, me apasiona cada actividad que realizo dándome un sentido para vivir, cabe mencionar que este aprendizaje me conduce a una necesidad de indagar cada vez más en el conocimiento de la vida.

Para empezar la educación holista es un proceso que se tiene que vivir, y yo la estoy vivido en cuerpo, mente y espíritu, la cual la divido en e tres fases en mi incursión por el doctorado, primeramente empezando con mi cuerpo que es el templo de mi existencia, por lo que todos los días aprendo a escuchar a mi cuerpo en todo lo que necesita y quiere, dándole  sentido activo a mi vida, para ello practico yoga así como tenis y básquet respirando lo adecuado, además que le proporciona la suficiente agua como alimentos que lo nutran y me otorgan el equilibrio y la energía necesaria. Esta fase ha sido de una manera consciente desde mi incursión por el doctorado de educación holista.

Segunda fase de mi doctorado es la mente, la que me ha llevado a la búsqueda de pensar con claridad aceptándome tal y como soy renunciando aquellos pensamientos que no me acarrean a nada bueno, en otras palabras pensar positivamente. Bien recuerdo a mi maestro Ramón Gallegos cuando dice que los pensamientos que tenemos, el 99% son los mismo del pasado y la mayoría no siempre son ciertos, esclavizándonos en el pasado, por lo que hay que entrenar la mente a la alegría rompiendo los paradigmas del hedonismo y el nihilismo, para mi persona esta practica ha sido de suma importancia y trascendencia porque poca a poca estoy creciendo mentalmente.

Tercera fase de mi doctorado que es la que integra a las dos fases anteriores siendo esta  la espiritualidad, la cual es la parte predominante en mi experiencia por el doctorado en educación holista, es la manera intuitiva de sentir el corazón, siendo esta la esencia de lo que somos, permitiéndome abrirme al tolerancia, ecuanimidad, amor, gratitud, perdón, etc. La fase de la espiritualidad me ha dado la oportunidad de dedicarle tiempo a la meditación, en la práctica de poner en orden mis pensamientos y sentir que estoy conectado con un todo, en la búsqueda de desaparecer el ego como mis apegos y sentir la sensación de pureza, porque la verdadera experiencia del doctorado es la experiencia del saber del ser interior, el cual genera una mayor sensación de paz traducida a una experiencia de felicidad.

Toda esta experiencia del doctorado en educación holista, se  traduce a inspírame que vine a esta vida con un propósito que estoy cumpliendo, un propósito que nace de mi interior dándole significado a mi quehacer diario, el cual mediante la sabiduría de todo el conocimiento que estoy adquiriendo en el doctorado me están dado una razón por el que vivir, mi familia, mis estudiantes, mis sangha, mi profesión, mi cuerpo y por mi mismo, aportándome alegría y un gran deseo por vivir.

 

Experiencia Del Satsang

“Medita en esta Verdad Suprema, la verdadera naturaleza de tu Ser, que es la más pura esencia de la Dicha y deshazte de la ilusión creada por tu propia mente; sé libre y obtén la iluminación que te permita alcanzar la consumación de esta vida humana".

Vivekachudamani

El camino hacia la espiritualidad aunque es una experiencia del ser interior, es también una manifestación de unión con el todo, y la sangha del movimiento holista es parte fundamental de este proceso rumbo a la evolución de la consciencia, es por eso que la experiencia en el Satsang es una acción de aprendizaje significativo en las metas espirituales.

Satsang, es una palabra sánscrito la cual esta compuesta de “Sat” que significa ser, verdad, silenció, corazón, el absoluto, etc. y “Sang” que significa compañía, reunión, unión, etc., por lo tanto el “Satsang” significo para mi persona estar en compañía de seres humanos que hablan con la verdad y esta verdad les nace de su ser interior. En esta unión de la sangha de ex estudiante como estudiantes de la maestría y doctorado de educación holista, fue muy gratificante, primeramente por escuchar la sabiduría de nuestro guía espiritual y maestro Dr. Ramón Gallegos Nava, así como el dialogo de experiencias de maestros y compañeros en el cual el tema fue el amor universal.

En el Satsang, también disfrute de del lago de Chapala, de la vegetación, de los pájaros, del viento, de la lluvia y sobre todo de mi mismo, esta experiencia se convirtió en una reflexión y ratificación de tener un sentido por que vivir, valorar cada instante de la vida agradeciendo los regalos que esta me otorga.

En el Satsang reconfirme, que para adquirir la paz de una manera correcta, se debe hacer mediante la indagación de de uno mismo por medio de la meditación, porque la fuente de todo esta en nuestro propio ser, esta experiencia es para mi una búsqueda continua hacia la verdadera felicidad, pero es importante señalar que me  confundo con mis pensamiento, lo cual estoy en el proceso de entender que mi código de creencias tiene un principio y un fina. Lo que me esta ayudar en la búsqueda de mi mismo es mediante mi silencio, el cual me da la oportunidad de conocerme realmente, y así dirigir mi mente hacia mi interior donde se encuentra mi ser, mi consciencia y mi felicidad, para sentirme realizado y romper la esclavitud de la búsqueda de algo que ya esta en mi la paz.

 

Conclusiones

Para concluir recordemos que la inteligencia espiritualidad es el corazón de la educación holista, siendo la espiritualidad una experiencia directa e inmediata en el conocimiento que pertenecemos a una totalidad, teniendo un sentido de amor universal, logrando así la plena realización permitiéndonos alcanzar la iluminación liberándonos del sufrimiento.

Por lo que la inteligencia espiritual, es una visión penetrativa que nos disipa la incertidumbre mediante el discernimiento profundo, tomando como soporte la ecuanimidad, sobresaliendo del ego y traduciéndose esta en claridad, bienestar, libertad, gozo, responsabilidad, amor, etc. Por lo tanto la espiritualidad es trascendente, por estar más allá de la realidad empírica, de las ideas mentales,  por lo que trasciende a la fisiosfera, biosfera y noosfera.

Al decir que la inteligencia espiritual nos accede a trascender, es decir que nos permite practicar la meditación, siendo esta la herramienta para alcanzar los fines espirituales, en el logro de una experiencia transformadora  real y profunda de nuestro ser, enfocándose en la raíz de nuestro ser con lo cual nos permite una experiencias de sanación, liberadora del hedonismo moderno como del nihilismo posmoderno.

La inteligencia espiritual y la educación holista es sinónimo de amor universal, es amor incondicionado, es amor a la vida, es amor a todos los seres vivientes del planeta, es amor a dios sea cual sea sus revelaciones.

 

Bibliografía

Gallegos, N. Ramón. (2000).  El espíritu de la educación: Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2001). Educación holista: Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2001b).  La educación del corazón: Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos N. Ramón (2001c). Una visión integral de la educación: El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos N. Ramón (2001d). Diálogos holistas: Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2003). Comunidades de aprendizaje: Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2003b). Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2003c). Aprender a ser: El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2004). Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2004b). El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2005). Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2007). Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2008). La educación que la humanidad necesita: Educación holista el paradigma del siglo XXI. Fundación Internacional para la Educación Holista.

Gallegos, N. Ramón (2008b). Educación para la vida y la paz: Más allá de la calidad educativa (2to ed.). Fundación Internacional para la Educación Holista.

 

Inteligencia espiritual y educación holista en México

Marco Antonio Burgos Valdez

Fundación Internacional para la Educación Holista

Doctorado en Educación Holista

Guadalajara, 2019


Publicado el 16 de julio de 2019 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 0 veces.