Inteligencia espiritual y valores humanos

Fundación Ramón Gallegos


Ramón Gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


En los sistemas tradicionales de educación, se ha privilegiado el uso de la inteligencia lógico-matemática y verbal y en algunos casos la corporal, dando  como resultado seres humanos que no logran un desarrollo integral, lo cual se manifiesta  en una tendencia a sentirse aislado de los demás y separados de la naturaleza (Ramon Gallegos, 2001), este reduccionismo no toma en cuenta que el ser humano tiene inteligencias múltiples, y mucho menos puede concebir la idea que puede desarrollar otro tipo de inteligencia, como la espiritual, que le permitiría integrar todas las capacidades que tenga.

En los últimos 100 años, se ha tratado de definir y medir la inteligencia, cada una de las definiciones que se ha dado ha respondido a la visión social o económica que ha dominado la época en que se cuestiona a cerca de ella, Alffred Binet en 1900, elaboró el test de inteligencia para medir el desempeño académico de los niños de París. La medida de este test fue conocida como coeficiente intelectual (CI), este concepto relacionado básicamente con dos capacidades humanas: la lógico matemática y la verbal (Gallegos, 2007); por esto se puede afirmar que es una visión unidimensional que solo valora algunos aspectos de la conciencia, la racional instrumental. La conceptualización de la inteligencia bajo este criterio resulta muy limitada y deja fuera a otros tipos de capacidades que tiene el ser humano.

Años más tarde Daniel Goleman (1995), desarrolló un trabajo sobre la inteligencia emocional, la describió como la capacidad de percibir, aplicar, comprender y controlar las emociones, de acuerdo a nuestra conveniencia en las relaciones humanas, y de esta manera poder controlar los propios sentimientos, mantener la calma y dominar la impulsividad. El Dr. Gallegos Nava (2007), considera esta inteligencia como la más básica y parcial, pues es la capacidad de manejar y controlar las emociones, capacidad que no siempre llevan al bienestar de los demás, pues este tipo de inteligencia se puede emplear para mentir, estafar, etc. y poder disimular las verdaderas emociones que podrían causar estas acciones.   

En 1967, el trabajo de Howard Gardner consideró que la visión uniforme de la inteligencia, la cual se refiere a la matemática y lingüística, puede asegurar el éxito en el salón de clases convencional, pero no asegura el éxito en la vida profesional y social; en el libro Estructuras de la mente (1994), Howard Gardner propone una concepción distinta de los fenómenos cognitivos;  menciona que la inteligencia no es solo una, sino que existen múltiples inteligencias, las cuales suelen actuar en forma armónica, pero son relativamente autónomas; Gardner junto con un grupo de académicos, desarrollaron una visión plural de la inteligencia, cuyo trabajo dio por resultado lo que se llamó “inteligencias múltiples” (Gardner, 2005); esta teoría toma en cuenta varias facetas de la cognición y reconoce ocho tipos de inteligencias, la lógico-matemática, la lingüística, la musical, la cinético-corporal, la espacial, la interpersonal, la intrapersonal y la naturalista.

Gardner (2005), considera además, la posibilidad de otro tipo de inteligencia, a la que llama inteligencia moral o espiritual, la cual sugiere que se puede  considerar como una amalgama de la inteligencia interpersonal y de la inteligencia intrapersonal, a las que se suma un componente valorativo. Lo que se considera moral o espiritual depende mucho de los valores culturales, al describir las inteligencias tratamos con habilidades que los valores de una cultura pueden movilizar, más que comportamientos que se valoran de una manera u otra.

Gardner (2005), en su libro de inteligencias múltiples expone lo que para él es inteligencia, como la habilidad necesaria para resolver problemas o para elaborar productos que son de importancia en un contexto cultural o en una comunidad determinada. La capacidad para resolver problemas permite abordar una situación en la cual se persigue un objetivo, así como determinar el camino adecuado que conduce a dicho objetivo. Los productos van desde teorías científicas hasta composiciones musicales, pasando por campañas políticas y de mercado exitosas, este tipo de objetivos solo tratan de las capacidades que son universales a la especie humana.

Desde la perspectiva de la teoría de las inteligencias múltiples, Gallegos Nava (2003), considera limitado el concepto que se da de inteligencia, pues ésta se define solo como la capacidad de resolver problemas y generar productos que son valiosos para una comunidad determinada, resultando para él esta definición incompleta, pues considera que una persona es inteligente, bajo esta perspectiva, cuando hace uso eficiente de alguna o algunas de las ocho inteligencias, como un científico que trabaja para la industria de la guerra que puede ser capaz de diseñar armas químicas, biológicas, etc. capaces de aniquilar a miles de personas, o ser una persona con destacada inteligencia lingüística e interpersonal y convencer a miles de personas a organizarse entorno a una causa que afecte a así mismas o otras personas.

La inteligencia emocional que estudió Goleman está basada en gran parte en la inteligencia interpersonal e intrapersonal propuesta por Gardner, es decir las inteligencias múltiples trascienden la inteligencia emocional; sin embargo, para el Dr. Gallegos Nava la teoría de las inteligencias múltiples fuera de un contexto holista son incompletas porque se postulan fuera de los valores espirituales y de un contexto global de la experiencia humana.

Debido a esta problemática, la educación superior actual, debe transformarse y procurar la formación de individuos conscientes de su realidad, responsables de su propio desarrollo y forjadores de un futuro que les brinde, además de un progreso económico, la capacidad de enfrentar los cambios sociales, culturales, ecológicos, con gran fortaleza emocional y espiritual, y de esta manera dar atención a las recomendaciones que la UNESCO hace para la

Puesto que el paradigma de la educación mecanicista sigue teniendo gran fuerza, formando seres humanos con una visión alejada de los demás y sobre explotadora de la naturaleza, es necesario la aplicación de un modelo holista de educación que contempla el desarrollo integral del ser humano, como el corporal, mental y espiritual, y formar individuos responsables de su propio desarrollo que se preocupen por el bienestar de los demás y el cuidado del medio ambiente, pues para la educación Holista, el centro del proceso educativo es la dimensión espiritual, que en la educación tradicional, ha quedado marginada, siendo absolutamente indispensable, ya que solo ella nos permite comprender con profundidad y realmente vivir el sentido de la interdependencia y la conexión con todo. Por esta razón, la espiritualidad laica, como dimensión del ser humano y no como parte de alguna religión, debe estar integrada en la educación formal; para atender dicha dimensión, es necesario el cultivo de la inteligencia espiritual.

El ser humano requiere de la relación con la verdad última de las cosas y la conexión con la totalidad, aspectos que no se contemplan en la teoría de las inteligencias múltiples, pues ésta solo incluye capacidades mentales y sensoriales cuya aplicación le ha permitido al ser humano acceder a una vida mejor en algunos aspectos; ha cubierto problemas materiales, como vivienda, comida y satisfactores; también le ha permitido dar respuesta a problemas sociales, como la equidad, la democracia, justicia social, etc. sin embargo, se requiere del desarrollo de la capacidad de la percepción de contextos más amplios de significado.

Se requiere de otro tipo de inteligencia que sea capaz de de dar solución a los complejos problemas del siglo XXI, derivados de hedonismo y el nihilismo, una inteligencia basada en principios que nutren el espíritu humano, que proporcione la capacidad del sentimiento de la interdependencia con la totalidad, con todo lo que nos rodea y que permita tomar conciencia  de que el daño que le causamos a los demás, es un perjuicio que nos lo causamos a nosotros mismos, este tipo de inteligencia deberá integrar los diferentes tipos de inteligencia con la espiritualidad. El Dr. Gallegos Nava en su libro de Educación holista (2003) menciona tres aspectos importantes.

 

1.    La inteligencia ve la verdad de las cosas

2.    La inteligencia ve la totalidad de las cosas instantáneamente.

3.    La inteligencia reconoce las limitaciones del pensamiento.

 

Señala además que la inteligencia holista es una cualidad de la conciencia que lleva a la humanización integral del ser humano, nunca puede ser un proceso que lleve a la deshumanización o a la destrucción.

Jeffrey Kane, escritor sobre el movimiento de la educación Holista en Estados Unidos, afirma en el libro de Diálogos Holistas del Dr. Gallegos (2004), que se enseña humanidad a los estudiantes a través del encuentro, derribando barreras que se han puesto como reto para el desarrollo y aceptando al estudiante con amor y que ellos acepten con amor al mundo.

A nivel mundial, se percibe cada vez con más fuerza la necesidad de considerar al ser humano de manera integral, y la UNESCO considera que la  educación, tendrá que ser el instrumento que enfrente los problemas de finales del siglo XX, como miseria, exclusión, racismo, intolerancia, violencia, deterioro ambiental, hacinamiento, etc. y se pronuncia por una transformación, individual y colectiva que nos permita vivir de manera armoniosa y tolerante con nosotros mismos y con los demás (Delors, 1997); debido a circunstancias la UNESCO ha recomendado a las instituciones educativas una educación  que se base en cuatro aprendizajes, para acceder a una educación con una visión que atienda al ser humano de manera integral, estos aprendizajes son: aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser, siendo éste último el que tiene más relación con la consciencia de sí mismo y la capacidad de establecer orden interno. 

La educación holista, fomenta la inteligencia espiritual y representa un cambio de paradigma educativo, en el que se trabaja en términos de integración del conocimiento; ciencia, arte, tradiciones y espiritualidad, considerando todos estos conocimientos no como contradictorios sino como complementarios para lograr una educación integral que nutre lo mejor del ser humano, (Gallegos, 2003), y lo lleven al desarrollo de la inteligencia espiritual  que capacita al individuo para un mayor discernimiento de lo que aprende, a adquirir paz interior y ecuanimidad, a ser feliz a pesar de las circunstancias externas, a vivir en armonía con los demás  y aprender a Ser; con el cultivo de esta inteligencia se dará atención a las recomendaciones de la UNESCO, de esta manera se estará educando al ser humano de manera integral.

El Dr. Gallegos Nava (2007), relaciona los valores más elevados del ser humano como el amor, la gratitud, el respeto, la compasión, la humildad, etc. considera la inteligencia espiritual, como la esencia del ser humano, que lo capacita para encontrar el sentido más amplio y profundo a la existencia humana, a tener en balance los propósitos materiales y el desarrollo emocional, intelectual y espiritual de tal manera que pueda ser felices a pesar de las circunstancias. En su libro de inteligencia espiritual (2007) menciona las características de la inteligencia espiritual:

Al ser la inteligencia espiritual integradora e intuitiva, permitirá a los estudiantes integrar los conocimientos de manera transdisciplinaria y relacionar los contenidos académicos con con sus experiencias para la solución de problemas, lo cual acabaría con el problema reduccionista de ver cada contenido de estudio como algo separado de todo lo demás, sin ningún significado, a permanecer con la mente alerta ante los cambios que se dan momento a momento, además de capacitarlo para llevar un vida donde pueda equilibrar las necesidades materiales, emocionales y espirituales; es abarcadora de todos los demás tipos de inteligencia, proporciona el sentido de la interdependencia, la percatación del sentido de la vida y el conportamiento fundamentado en valores universales, más que particulares. Con el cultivo de la inteligencia espiritual el individuo adquiere la capacidad de pensar en contextos más amplios de conocimiento, y adquiere la capacidad de contemplarse como parte del mundo en el que sus acciones tienen consecuencias que afectan a los demás.

La educación holista busca la educación integral y atiende a diferentes dimensiones del ser humano y hace especial énfasis en el cultivo de habilidades interiores que desarrollen la seguridad y la fortaleza para ayudar a la autorrealización. El Dr. Gallegos Nava en su libro de Educación Holista (2003) menciona que para desarrollar la inteligencia espiritual se requiere una práctica integral, esta práctica es la práctica meditativa, que es la práctica de la atención plena, la práctica del discernimiento silencioso, de la percatación de lo que es, además menciona que el objetivo de la educación holista es desarrollar en los estudiantes la inteligencia espiritual, al hacerlo se estarán desarrollando todas las demás inteligencias.

 

Bibliografía

Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

 

Inteligencia espiritual y valores humanos

Griselda Rocío Valtierra López

Fundación Internacional para la Educación Holista

Doctorado En Educación Holista

Guadalajara, Jalisco. México. 2019


Publicado el 16 de julio de 2019 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 1 vez.