Ramón Gallegos y la educación espiritual

Fundación Ramón Gallegos


ramón gallegos, educación holista, inteligencia espiritual



Este ensayo está basado en los libros del Dr. Ramon Gallegos. Es emergente el surgimiento  de una nueva era; el Dr. Ramón Gallegos, nos habla de lograr este cambio a través de una visión holista, que supera la visión fragmentada que nos dejó una época cientificista, y que si en su momento fue buena para el avance de la humanidad, ahora es el motivo de la decadencia que se observa y que además es tangible, puesto que nos ha llevado una  “pérdida de sentido de la vida y una depredación generalizada de los recursos naturales del planeta”.  A esta visión fragmentada, el Dr. Ramón Gallegos le llama paradigma científico mecanicista y del cual, estamos en plena transición a un nuevo paradigma, una nueva visión, que de acuerdo a la evolución de la conciencia universal, nos exige una visión holista convirtiéndose ésta en una alternativa poderosa para superar el paradigma anterior.

Pero como ha sucedido en anteriores épocas y como ya se mencionó,  se da una resistencia al cambio que hay que superar, el Dr. Ramón Gallegos nos ofrece una respuesta a través de la visión holista, él nos habla de producir la emergencia de una conciencia inteligente de amor universal a través de la educación, una educación que facilite la evolución de la humanidad, una evolución de conciencia y que además exigen las nuevas generaciones y el mismo planeta; esta educación o nuevo paradigma es:  La Educación Holista.    

La Educación Holista tiene como principio fundamental el “supuesto de totalidad”, el cual nos dice que todo está interconectado y nada está separado, la visión de unidad del kosmos y el ser uno con el universo;  por lo que debe de percibirse al mundo como un organismo vivo del cual se forma parte.

Si ésta es una verdad,  entonces debemos asumir que todos somos Uno.

La definición mencionada,  nos lleva a la reflexión,  si todos estamos interconectados, si formamos parte de un mismo organismo, si todos somos uno, entonces,  ¿de que nueva forma debe ser la percepción de mí mismo, y de los demás?  Si no hay separación entre seres humanos, ni con la naturaleza,  dejaríamos un egocentrismo que hemos tenido como humanidad durante siglos,  al hacerlo (paradójicamente sería de manera individual) el cambio se da de forma global o total,  ¿Cómo puede lograrse? Y suponiendo que en la conciencia individual lo logre,  ¿Cómo contribuir al cambio de paradigma colectivo?

El Dr. Ramón Gallegos nos da respuesta a esas preguntas y reflexiones a través de su visión y su obra, en donde nos demuestra cómo a través de  La Educación Holista  podemos trascender, cambiar y evolucionar por el bien de la humanidad, por la necesidad en la que nos encontramos de superar los graves problemas que nos aquejan,  y esto sólo se logra desde la educación;  pero para ello,  debe haber educadores holistas, concientes, que entiendan su propio proceso evolutivo.

En su obra  “Educación Holista”, el Dr. Ramón Gallegos explica cómo llegamos a una visión del mundo en donde predomina el poder de la raza humana sobre la naturaleza y mediante el cual el hombre encuentra realización, olvidando las enseñanzas de la filosofía perenne,  puesto que la naturaleza deja de ser un organismo viviente y se concibe como inanimada.  Menciona también la influencia de varios promotores para esta visión mecanicista y fragmentada que influyó en todos los ámbitos de estudio, economía, política y cultura;  y cómo es también dentro de esta visión o paradigma es que surge la nueva visión a través de la física cuántica,  además de la filosofía perenne.     Aunque aparentemente el mundo sigue con una visión mecanicista,  también es observable como surge la nueva cultura, puesto que cada vez más personas y países manifiestan una visión integral. 

Particularmente, me parece que la Educación Holista tiene un papel fundamental en este proceso de cambio que estamos viviendo; puesto que desde el momento en que la educación tiene una influencia prioritaria (pues se da desde los inicios de formación de un ser humano), es trascendental,  por lo tanto, si la Educación Holista nos ofrece una formación de integración de conocimiento, esto implica que podemos volver la mirada a nuestras raíces, a la totalidad, y tal como lo explica el Dr. Gallegos, la Educación Holista es “transdisciplinaria por naturaleza” ya que al integrar el conocimiento, articula la ciencia con las artes, la espiritualidad y las tradiciones, de tal forma que dejamos la visión de fragmentación para crear una nueva cultura de sabiduría;  en donde se aprende a Ser.

Cuando un educador tiene la gran responsabilidad de formar en sus alumnos seres concientes de sí mismos y del papel que les corresponde interpretar en el universo,  primero debe conocerse él,  y por supuesto,  tener una mente abierta,  con valores éticos universales y con una visión holista.  Su principal misión es dar amor, paz, armonía; vivir de esa forma y educar de esa forma, por lo que la educación que pueda brindar debe contribuir a desarrollar seres más espirituales, creativos y responsables, que puedan dar lo mejor de sí mismos.

Si lo anterior es posible, está muy claro, el cambio es obvio, puesto que teniendo nuevas generaciones de seres espirituales, educados para la paz, el amor a sí mismos y a los demás, responsables, con ética de valores universales en donde se considera también el cuidado del planeta o sustentabilidad; entonces el cambio es inevitable.

Y no hablaríamos de un cambio de paradigma, sino de evolución de conciencia, o como dice el Dr. Gallegos, de revolución de la conciencia.

Algo que me parece muy importante, es que en la visión de la Educación Holista, (contrariamente a lo que cualquier nuevo paradigma establecería) es precisamente, que el hecho de ser nuevo, no niega al anterior,  es decir,  la visión holista nos habla de la totalidad, de la integridad,  y el cientificismo de lo contrario, nos habla de la separación en partes del todo;  por lo tanto,  en lógica,  se contraponen,  sin embargo,  la visión holista mantiene la apreciación de la ciencia y de la vida al mismo tiempo;  según el Dr. Ramón Gallegos, “la visión holista es científica y espiritual al mismo tiempo,  integra el conocimiento humano en una cultura de sabiduría”.

Realmente, lo anterior pareciera un gran reto para los educadores holistas,( y lo es), pero si verdaderamente tomamos conciencia de nosotros mismos, nos daremos cuenta que la espiritualidad está presente en todo lo que hacemos, en todo lo que vemos, en todo lo que existe, por lo tanto,  debería ser más fácil puesto que es natural.   Pero estamos tan condicionados, que el único y verdadero reto, somos nosotros mismos, el reencuentro conmigo mismo.

Cuando hablamos de Educación Holista, hablamos de la pedagogía del amor; este último término tiene connotaciones profundas, al hablar del amor, comúnmente hablamos de amor de pareja, de padres e hijos, de amor al trabajo, a los amigos, etc.  Pero pocas veces pensamos en el amor universal, que se refiere al amor incondicional a la humanidad entera, al planeta, a todo ser viviente... y si tomamos en cuenta que el universo es un organismo viviente, entonces estaríamos hablando de amar todo, y si además, recordamos que somos parte del todo, que somos Uno, entonces, hablamos de amarse a sí mismo;  y desde este punto de vista, educar en la pedagogía del amor resulta ser muy fácil, puesto que, como ya lo mencioné, es natural.   Y es aquí donde  el sustento de la Educación Holista cobra sentido, como la visión de totalidad y  los principios en los que se fundamenta.

Dichos principios, nos dice el Dr. Ramón Gallegos,  se basan en la conciencia humana y la relación entre los seres humanos y el universo que habitan.

Los principios básicos que menciona el doctor Gallegos son doce y se pueden usar en todos los niveles educativos, pero no se pueden cumplir a menos que se  lleven a la práctica; también son básicos para la organización del educador holista, y sólo por la gran importancia que tienen (ya que si no se tomaran en cuenta, la Educación Holista no funciona, de hecho, no sería holista) los mencionaré de manera breve:

Primero- Comunidades Holistas.- Las comunidades tienen como característica aprender unos de otros, ser colaborativos, es integral puesto que contempla los diferentes estilos de aprendizaje, de inteligencias y métodos, forma seres humanos con equilibrio, definen sus propias metas y se autoevalúan y lo más importante consideran el diálogo como herramienta básica.

Segundo- Inteligencias Múltiples.- La Educación Holista considera la teoría de las inteligencias múltiples trascendiéndola,  porque le da un nuevo sentido, dejando de lado las limitaciones que ofrece la teoría original, las inteligencias múltiples nos mencionan nueve tipos de ellas igualmente válidas: 1. Inteligencia Lógico-Matemática. 2. Inteligencia Verbal Lingüística.    3. Inteligencia Corporal.   4. Inteligencia Musical. 5. Inteligencia Espacial.   6. Inteligencia Interpersonal.  7. Inteligencia Intrapersonal. 8. Inteligencia Naturalista. 9. Inteligencia Onírica.

De alguna manera la intención de la Educación Holista es Desarrollar y articular estas nueve Inteligencias, siempre motivando el desarrollo del espíritu humano.

Tercero- Estilos de Aprendizaje.- Considerando las diferentes personalidades y que todos aprendemos de distintas maneras, los estilos de aprendizaje deben ser considerados siempre por los educadores Holistas, esto refuta el paradigma Educativo-Mecanicista puesto que existe libertad tanto en los educadores y alumnos para el aprendizaje mutuo.

Cuarto- Pluralismo Epistemológico.- Considera que la realidad tiene diversos niveles de profundidad, los cuales deben estudiarse con diferentes epistemologías. Menciona tres dispositivos para conocer la realidad, el ojo de la carne o Empírico, el ojo de la mente o Simbólico y el ojo del espíritu o Contemplativo y cinco tipos de conocimiento: Conocimiento sensorio-motor, conocimiento Empírico-Analítico, conocimiento Hermenéutico-Fenomenológico, conocimiento Mandálico-Filosófico y el conocimiento Espiritual-Contemplativo.

Quinto- Currículo Holista.- Este parte de la totalidad, todo esta relacionado con todo,  por lo tanto es integral, flexible, abierto, prepara para la vida y considera los principios anteriormente mencionados.

Sexto- Transdisciplinariedad.- Este principio considera las diferentes ramas del conocimiento en un modelo de unidad, interrelacionando las ciencias, el arte, la filosofía, las ciencias de humanidades y tradiciones con la espiritualidad, tomando en cuenta la visión Holista de la totalidad y considerando al estudiante como un ser multidimensional. Toma en cuenta los valores universales.

Séptimo- Sociedad Integral.- Se refiere a la construcción de una sociedad mas humana,  fundamentada en la sustentabilidad, la justicia social, democracia, que se basa en el diálogo y camino a la paz; si el Educador Holista logra fomentar este tipo de sociedad también lograra un aprendizaje significativo en los alumnos, el desarrollo de mejores seres humanos para una mejor cultura.

Octavo- Integridad.- En educación, se habla de inclusión y articulación, en donde la subjetividad se debe considerar, lejos de fragmentar (como se ha venido haciendo) se trata de unir, y no hablar de tolerancia, sino de dar un paso más adelante, se trata de aceptación de las diferencias; “Integración es unidad en la diversidad”.

Noveno-Diálogo Holista.-  En párrafos anteriores, se menciona el diálogo como base de la Educación Holista, hablar de diálogo holista es hablar de mentes flexibles y abiertas, de usar la comunicación como tal, y no con el fin de llegar a metas o conclusiones, ni de imponer ideas, sino de dialogar para conocerse, para escucharse unos a otros, encontrar significado.

Décimo- Práctica Integral.- En Educación Holista, la práctica integral es fundamental para lograr una educación integral; y ésta práctica, se toma de la filosofía perenne, de llevar una espiritualidad genuina, no sólo de conocimiento interno, sino de “acción social compasiva”.  La teoría integral es sólo la mitad de la Educación Holista, la práctica integral es la otra mitad, puesto que es fundamental.

Décimo primero- Compasión.- La máxima expresión del amor, es la compasión, porque ésta es amor incondicional, y en Educación Holista, el desarrollo del amor incondicional, de la compasión es el genuino interés del bienestar de todos los seres, de esta manera, el educador holista, se mantiene interesado en sus alumnos, y en sus compañeros, amándolos, escuchándolos, apoyando siempre su crecimiento, los comprende, y fomenta en ellos lo mismo; estableciendo una relación de paz, de armonía, de unión, de fraternidad.

Décimo segundo- Espiritualidad.- El desarrollo de la espiritualidad es inevitable en Educación Holista, puesto que está presente en toda la existencia, pero hablando de genuina espiritualidad y no de confundir con religión o iglesia; De esta manera, no se contrapone con la educación laica; y se conoce como una experiencia humana universal, como la experiencia directa de la totalidad, de conocerse a sí mismo, de tener conciencia de unidad.

Concluyendo acerca de la importancia de éstos doce principios de La Educación Holista,  si se llevan a cabo tal cual, el educador holista logrará cumplir su meta principal: “Nutrir el espíritu del estudiante con amor”.

Tomando en cuenta los principios anteriores, el educador holista puede tener muy claro cómo debe llevar a cabo su pedagogía (claro, sin que ésta sea rígida) pero también es importante y le sería de gran apoyo, considerar  una aportación que se menciona en el libro de Educación Holista y que después, se amplía la información en el libro El Espíritu de la Educación.

El Dr. Ramón Gallegos, refiere a Ron Miller con su señalamiento de los cinco niveles de totalidad (con fines metodológicos y operativos), en los que el educador holista debe basarse para facilitar su labor, para ello, debe ser capaz de observar,  de sensibilizarse y tener claridad;  puesto que esta es la forma como puede determinar el nivel requerido en el proceso educativo, porque además, es a través de estos niveles como se liga la educación de la evolución de conciencia, y de acuerdo al nivel en que se encuentra tanto el educador como el alumno, será el resultado.

Los niveles de totalidad mencionados son: El ser humano como ser integral (conciencia individual);  La comunidad como totalidad (comunidades de aprendizaje);  La sociedad como totalidad (conciencia total);  El planeta como totalidad (conciencia planetaria)  y El kosmos como totalidad (conciencia espiritual).

A partir de estos niveles, nos presentan un modelo en espiral ascendente (que inicia con el individual y termina en el kósmico) llamado perspectiva multinivel, los niveles con los cuales trabaja el educador holista.

Pero no es todo, también se basa, como complemento a esta perspectiva en seis dimensiones de la educación.  Es importante señalar que estas seis dimensiones se encuentran presentes en el ser humano y deben ser tomadas en cuenta, se quiera o no.

Las seis dimensiones son: Dimensión Cognitiva (Procesos del pensamiento); Dimensión social (contexto social); Dimensión emocional (Seguridad emocional); Dimensión corporal (Cuerpo físico); Dimensión estética (Arte); Dimensión espiritual (Vivencia total del amor).

Con estas seis dimensiones, se muestra la perspectiva multidimensión.  Cada dimensión, nos dice el Dr. Ramón Gallegos, se encuentra dentro de los cinco niveles.

Presentando un modelo donde se unen las dos perspectivas, el Dr, Ramón Gallegos nos clarifica el nivel y la dimensión en donde podríamos ubicar a varios autores de teorías educativas ; creando un  modelo holista educativo  llamado  Perspectiva multinivel-multidimensión.

Si tomamos en cuenta este modelo atendiendo todos los aspectos, estaremos hablando de educación integral.

La Educación Holista implica tener una visión integral; esto es totalmente opuesto a la educación que actualmente tenemos. Si queremos un verdadero cambio, éste tendrá que ser desde lo más profundo de nosotros mismos; necesitamos una cultura con “un corazón espiritual”; si tenemos una visión genuinamente integral, podremos favorecer la evolución de la conciencia humana, y éste es el mayor reto al que se enfrenta el educador holista, y la educación.

¿Cómo podemos tener esta visión integral, esta visión holista? La respuesta que nos da el Dr. Ramón Gallegos es: cambiar nuestra percepción del kosmos, tener la certidumbre de que todo está interconectado, estamos unidos a los demás y a todo lo demás (formas no humanas); integrar “las diferentes dimensiones y niveles de totalidad en términos de holones (Ken Wilber) o tatalidades que es trascendente e inmanente al mismo tiempo”.

Cuando inicié el estudio de la educación holista, pensé que sería algo complicado para los que queremos participar en este cambio, puesto que la mayoría de nuestros compañeros educadores al igual que uno mismo, fuimos educados con una conciencia fragmentada, y lamentablemente, educamos de la misma manera.  Sé que a nuestro favor está el hecho de que, desde el momento en que somos una sola conciencia y conforme ésta se expande, igual sucede con las conciencias individuales, y es por eso que se tiene esa inquietud natural de autoconocimiento (aunque en unos más fuerte que en otros), pero pensaba, de todas maneras es complicado.

La parte bonita de esta revolución, es saber que cada vez más y más personas hablan de la necesidad de un cambio; y por lo pronto, lo primero que he podido observar desde mi contexto, es la aceptación a las diferencias. Para mí esto es muy importante, porque en el área en la que trabajo (Educación especial) es prioritario el respeto por la diversidad, por lo tanto, la educación holista es ideal para generar una visión incluyente;  la cual no sólo es aplicable a la educación especial, sino a cualquier nivel educativo y a cualquier tipo de cultura.

Aún no sé qué camino de practica espiritual estoy recorriendo; el camino de la sabiduría, el camino de la devoción y el camino de la acción.  Lo que sí sé, es que en la practica espiritual encuentro amor, cuando veo la ilusión exterior y recuerdo que soy parte de ella, porque la verdadera realidad no está fragmentada, entonces siento un amor indescriptible, que no cabe en la limitación del cuerpo y la mente.

Trato lo más posible de ser disciplinada en la meditación (no siempre puedo, pero lo voy a lograr); y he iniciado el cuidado corporal, desde el ejercicio físico hasta ser consumidora conciente, cuidando la alimentación y procurando el bien del planeta.

Aún falta mucho por hacer, en mi caso por ejemplo, mejorar mis relaciones interpersonales, no porque no tenga amigos, sino porque soy muy alejada de la sociedad, hay que mejorar esta práctica.

Finalmente, quiero agregar, que definitivamente, la educación holista, es el camino que buscaba para llevar la espiritualidad al ámbito educativo, eso era lo que más deseaba para considerarme una buena educadora; sino, pensaba que caía en los mismos patrones y paradigmas y no aportaría nada excepcional o diferente para mejorar la educación, pero sobretodo, aportar un granito de arena para la expansión colectiva de la conciencia.

Estudiar Educación Holista, se ha convertido en una experiencia realmente maravillosa;  cuando era un deseo, se convirtió en emoción y ahora es experiencia plena.   La Educación Holista ha llegado a formar parte de mi vida, considero que la alegría de vivir que siento tiene que ver con estar realizando algo que anhelaba, como lo era estudiar ésta maestría.

Dicen que cuando el alumno está listo el maestro aparece, y pienso que eso es verdad, no sabía si estaba lista, pero todo se acomodó y el maestro apareció, el Dr. Ramón Gallegos con su atinada visión, su gran corazón y deseo de compartir su sabiduría, con la actividad que realiza en medio de la crisis social que estamos viviendo, es justamente, el momento oportuno de conocer sus enseñanzas, para actuar, para mantenerse con la mente abierta y con humildad recibirlas, compartirlas y dar a los demás de nosotros mismos.

 “Cuando una estrella brilla intensamente provoca chispazos de luz en el corazón de la humanidad. Pero cuando un millón de estrellas brillan, son suficientes para iluminar toda la oscuridad y despertar a toda la creación”.   Creo que es exactamente eso lo que hace el Dr. Ramón Gallegos a través de su Educación Holista, busca el despertar de la humanidad; ese es el mejor regalo que nos puede hacer, dar su corazón, su verdad.

La obra del Dr. Ramón Gallegos, está al nivel de cualquier persona, desde la persona más sencilla hasta las más intelectual,  puesto que está muy clara y coherente, pero no menos profunda y llena de verdad; y cuando se está abierto de mente y espíritu, logra sembrar la semilla, creando significados profundos.

La Educación Holista es la respuesta a la necesidad social y planetaria que se está presentando,  es el puente ideal para un cambio de paradigma educativo, pero en un sentido más profundo, es una filosofía de vida, una vía para la trascendencia espiritual;  sobretodo, la manera como la presenta el Dr. Ramón Gallegos a través de sus libros, abre una visión reduccionista a una integral, formando educadores con conciencia que puedan contribuir y participar en el cambio de cultura que se está presentando.

Finalmente, quiero expresar mi agradecimiento al Dr. Ramón Gallegos y a la Dra. Vicky Damián por darme la oportunidad de participar en este cambio de cultura y paradigma educativo a través del estudio de la Maestría en Educación Holista.

Bibliografía

Gallegos Nava, Ramón (2001) Educación Holista. Fundación Internacional para la Educación Holista.  México.

Gallegos Nava, Ramón (2003) El Espíritu de la Educación. Fundación Internacional para la Educación Holista. México.

Gallegos Nava, Ramón (2001) La Educación del Corazón. Fundación Internacional para la Educación Holista. México.

Gallegos Nava, Ramón (2001) Una Visión Integral de la Educación. Fundación Internacional para la Educación Holista. México.

 

Ramón Gallegos Y La Educación Espiritual

Fundación Ramón Gallegos

Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual

Clara Susana Agredano Muñoz

2018. Guadalajara, México


Publicado el 15 de mayo de 2018 por Fundación Ramón Gallegos.
Leído 2 veces.