Texto: Ramón Gallegos y la inteligencia espiritual
de Fundación Ramón Gallegos


Ramón Gallegos, educación holista, inteligencia espiritual


0


Twitter Facebook


Ramón Gallegos y la inteligencia espiritual

La espiritualidad es vivencia, la religión es creencias, dios es un camino, una orientación de bienaventuranza, paz y amor universal. Entonces el nuevo paradigma para el desarrollo de la educación es la educación holista, en donde la evolución de la conciencia y una sociedad integral son aspectos interdependientes que van ligados a los anteriores, para lograr la transformación en el mundo.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Ramón Gallegos y la inteligencia espiritual

Hoy, al inicio del siglo XXI, el paradigma será la inteligencia espiritual, que nos permitirá aprender a vivir responsablemente, con ética, las figuras claves ya no serán políticos, científicos o empresarios, serán seres humanos profundamente espirituales, educadores holistas que enseñarán a otros a vivir libremente su propio descubrimiento espiritual; si este tipo de humanidad no surge en los próximos años, entonces el futuro de la humanidad estará en grave peligro.

Los beneficios sociales del desarrollo económico deben estar a cargo de una fuerte política social, unidos por una política integral que entrelace el desarrollo económico y el desarrollo social en aras de propiciar capitalismo social; la economía en sí misma no tiene sensibilidad humana, y por tanto no sabe ni entiende de distribuir el dinero; ante ello, es responsabilidad de una política social que la distribución del los beneficios se dé en bien de todos.

Hoy, la inteligencia espiritual representa el centro de una nueva visión del mundo que se construye desde diferentes campos y disciplinas, incluidas la misma ciencia; la espiritualidad no es creencia religiosa, no está ligada a ninguna iglesia, no es fenómeno paranormal, no es una categoría psicológica, no depende del tiempo ni del conocimiento, no es individual, no depende de la cultura o de una moral, ni de la riqueza o la pobreza material, no depende de la racionalidad instrumental o del lenguaje, no es new age; la espiritualidad es experiencia directa, es universal, de orden interno, es presencia plena en la sociedad, es conocimiento es sí mismo, es conciencia de unidad, es trascendente e inmanente, es transformadora, cordial, fraternal, es el reconocimiento del amor universal como realidad educativa fundamental. Trae consigo la verdad y la verdad es amor universal.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


7 págs. / 12 minutos.
4 visitas.
Publicado el 16 de julio de 2019 por Fundación Ramón Gallegos.


Textos más populares de Fundación Ramón Gallegos