Texto: Guatimozín: Último Emperador de Méjico
de Gertrudis Gómez de Avellaneda


Novela


0


Twitter Facebook


Guatimozín: Último Emperador de Méjico

No hay más información sobre el texto 'Guatimozín: Último Emperador de Méjico'.


Leer en línea

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Guatimozín: Último Emperador de Méjico

—¿Tanto confías, Tecuixpa, dijo con violenta sonrisa Cacumatzin, en el poder de tus palabras sobre el corazón de ese guerrero bárbaro? ¿Tienes mucha fe en su bondad y en su nobleza, en el momento en que acaban de hacer a la sagrada persona de tu augusto padre el más vil de los ultrajes?

Tecuixpa, que hasta el momento en que escuchó su voz no había visto al príncipe, volvió a él sus bellos ojos con gracioso espanto, y Gualcazinla al oír la confirmación de una desgracia que aun le parecía increíble, comenzó a quejarse con mayores lamentos.

—¿Es pues cierto, exclamó, que está preso el emperador? ¿Es cierto ese ultraje ignominioso? ¿Y tú, prosiguió volviéndose hacia su marido, tú, Guatimozin, y vosotros, príncipes de Tezcuco y de Iztacpalapa, vosotros venís, a las hijas del ofendido monarca con las manos desarmadas? ¡Oh! ¡Muriera yo cien veces antes de presenciar la vergüenza que ha caído sobre la familia imperial!

—Gualcazinla, dijo Guatimozin, tomando casi por fuerza una mano que le rehusaba su indignada y afligida esposa; las órdenes supremas del emperador pudieran solamente, desarmar nuestros brazos, y si con lágrimas y no con sangre lavamos el ultraje del monarca, su voluntad sagrada es la causa.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


411 págs. / 11 horas, 59 minutos.
58 visitas.
Publicado el 8 de febrero de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Gertrudis Gómez de Avellaneda