Texto: La Incredulidad del Padre Brown
de Gilbert Keith Chesterton


Cuento


0


Twitter Facebook


La Incredulidad del Padre Brown

No hay más información sobre el texto 'La Incredulidad del Padre Brown'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Incredulidad del Padre Brown

—Si así es —contestó el padre Brown—, podía llamársele por otro nombre. Pero yo dudo que Merton muriera por efecto de esos oscuros rayos o de una piedra santa.

—Me parece —dijo Drage— que usted cree que es San Sebastián asesinado por una saeta. Un millonario debe ser un mártir. ¿Cómo sabe usted que no merecía serlo? Creo que desconoce muchas cosas de su millonario. Pues bien, permítame que le diga que se lo merecía con creces.

—Y, entonces, ¿por qué no lo asesinó usted? —preguntó el padre Brown.

—¿Quiere usted saber por qué no lo hice? —preguntó el otro, mirándole perplejo—. ¡Vaya sacerdote fantástico!

—Nada de eso —contestó él como si quisiera rehuir un cumplido.

—Ésta debe de ser su manera de afirmar que fui yo —dijo Drage, gruñendo—. Tendrá que demostrarlo, eso es todo. Yo, por lo que a él atañe, creo que no es ninguna pérdida.

—Sí lo ha sido —dijo el padre Brown con súbita intuición—. Ha sido una pérdida para usted. Por eso no le ha matado usted.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


229 págs. / 6 horas, 40 minutos.
207 visitas.
Publicado el 5 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Gilbert Keith Chesterton