Texto: Ciertamente, sin duda
de Gustav Meyrink


Cuento


0


Twitter Facebook


Ciertamente, sin duda

No hay más información sobre el texto 'Ciertamente, sin duda'.


Edición física


Fragmento de Ciertamente, sin duda

"Como íbamos diciendo, señores, ustedes habían fotografiado un día a una persona, al parecer, completamente sana, y al desarrollar la placa…

—Sí, señor, al desarrollar la placa salieron a relucir en la cara fotografiada un sinnúmero, de cicatrices, que sólo dos meses más tarde, fíjese bien, dos meses, aparecieron en la piel de la persona citada, como consecuencia de un ataque de viruela —le interrumpió el doctor Rolof.

—Muy bien, doctor, muy bien, déjeme terminar. Suponiendo que realmente no se trata de una coincidencia, ustedes perdonen, sólo quiero decir que…, bueno…, ninguna coincidencia, ¿cómo quieren ustedes probar, a base de estos hechos, que han… fotografiado el porvenir? Yo digo (aparte de que su experimento no es nuevo, ni mucho menos), que el lente óptico sólo vio con más precisión, que vio, sencillamente, más que el ojo humano, que vio las pústulas en su germen, ¡las mismas pústulas que uno o dos meses más tarde llegaron a aparecer en su forma aguda como erupción!


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


4 págs. / 7 minutos.
26 visitas / 4 lecturas / 23 descargas.
Publicado el 14 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Gustav Meyrink