Texto: El Horror
de Gustav Meyrink


Cuento


0


Twitter Facebook


El Horror

No hay más información sobre el texto 'El Horror'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Horror

Esto se lo comunicó el preso a los que pasaban de manera fragmentaria.

—Lukawsky está en la celda número 25 —dice uno de los presos más viejos.

Todos miran hacia las rejas de la celda número 25.

El vigilante se inclina en la puerta con semblante ausente y da una patada a un trozo de pan seco que está en el camino.

En los estrechos corredores de la vieja prisión las puertas se suceden muy próximas unas a otras. Son puertas bajas de roble, empotradas en los muros, con flejes de hierro y poderosos cerrojos. Cada puerta tiene una ventanilla enrejada, apenas de un palmo de anchura. A través de esta abertura se difunde la noticia, de boca en boca: «¡Mañana le cuelgan!».

En los corredores y en todo el edificio impera el silencio y, no obstante, se percibe un ligero ruido. Muy bajo, casi inaudible. Apenas se puede sentir. Atraviesa los muros y revolotea en el aire, como los enjambres de mosquitos. ¡Ésa es la vida, la vida apresada y maniatada!


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


4 págs. / 7 minutos.
24 visitas.
Publicado el 14 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Gustav Meyrink