Texto: El Maestre Leonardo
de Gustav Meyrink


Cuento


0


Twitter Facebook


El Maestre Leonardo

No hay más información sobre el texto 'El Maestre Leonardo'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Maestre Leonardo

Un zorro pasa cerca, agachado, sin hacer ruido; levanta polvo de nieve al rozar el suelo con las patas, los ojos verdes brillan desde la oscuridad de la espesura, por donde desaparece.

Figuras macilentas pobremente vestidas, rostros inexpresivos e indiferentes, curiosamente distintos por la edad y, sin embargo, qué raro, tan similares, aparecen ahora ante el maestre Leonardo; oye sus nombres susurrados en su oído, nombres habituales y comunes, que apenas sirven para diferenciar a sus portadores. Los reconoce como sus maestros, que vienen para irse transcurrido sólo un mes, pues su madre nunca queda satisfecha con ellos, despide a uno tras otro, no sabe aducir ningún motivo y tampoco lo busca; vienen y se van como las burbujas en el agua hirviendo.

Leonardo es un joven con bozo y ya de la misma estatura que su madre. Cuando está frente a ella, sus ojos se encuentran a su misma altura, pero siempre ha de evitar su mirada, no se atreve a hacer lo que continuamente se siente espoleado y atizado a hacer: conjurar su mirada vacía e inquieta e insuflar en sus ojos el odio mortal que siente contra ella; cada vez que se lo traga, nota la saliva en su boca amarga como la bilis y siente cómo su sangre se envenena.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


41 págs. / 1 hora, 13 minutos.
29 visitas.
Publicado el 14 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Gustav Meyrink