Libro gratis: Salambó
de Gustave Flaubert


    Sin votos


Novela


0


Salambó

Novela histórica ambientada en la Primera Guerra Púnica

En el siglo III a. C., Cartago contrata mercenarios para enfrentarse a Roma. Tras la primera guerra púnica, Cartago queda imposibilitada para cumplir las promesas hechas a su ejército de mercenarios, por lo que es atacada. Salambó, la protagonista ficticia —una sacerdotisa e hija de Amílcar Barca, el principal general cartaginés—, es objeto de la obsesiva lujuria de Matho, un líder de los mercenarios. Con la ayuda de un esclavo liberto, Spendios, Matho roba el velo sagrado de Cartago, el zaïmph, provocando a Salambó para que entre en el campamento de los mercenarios e intente recuperar el velo. El zaïmph es un velo ornamentado enjoyado que envuelve la estatua de la diosa Tanit en el sanctum sanctorum de su templo: el velo es guardián de la ciudad y tocarla trae la muerte a quien lo perpetre.

El libro fue un gran éxito, que consolidó la reputación del autor. A destacar las minuciosas descripciones de los atavíos cartagineses, acordes con los gustos de la época y que, a su vez, influyeron sobre la moda francesa contemporánea.

Los lectores contemporáneos de Madame Bovary quedaron sorprendidos y, hasta cierto punto, consternados por la violencia indiscriminada y la sensualidad predominante en la novela, que es por lo que, a pesar de la alabanza que recibió por su estilo e historia, Salambó sigue siendo controvertida en círculos literarios hasta el día de hoy. La Santa Sede condenó la novela en 1864 mediante la inclusión, por decreto de la Sagrada Congregación del Índice, en el Index Librorum Prohibitorum.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Salambó

Muchos de estos, por necedad o prejuicio, creían a todos los cartagineses muy ricos, y los seguían suplicando que les dieran alguna cosa. Pedían, sobre todo, lo que les parecía bonito: un anillo, un cinturón, sandalias, la franja de una túnica, y cuando el cartaginés, despojado, exclamaba «No tengo nada más. ¿Qué quieres?», ellos contestaban: «Tu mujer.» Otros decían: «Tu vida.»

Fueron remitidas a los capitanes las cuentas militares, leídas a los soldados y aprobadas definitivamente. Entonces reclamaron tiendas, y se las dieron. Después los polemarcas de los griegos pidieron algunas de las hermosas armaduras que se fabricaban en Cartago, y el Gran Consejo votó un presupuesto para esta adquisición. Pero los jinetes entendían que era justo que la República les indemnizara de sus caballos: uno afirmaba haber perdido tres en tal sitio, otro cinco en tal marcha, otro catorce en los precipicios. Se les ofreció garañones de Hecatompila; pero ellos prefirieron dinero.

A continuación pidieron que se les pagara en plata, no en moneda de cuero, todo el trigo que se les debía y al precio más alto que se hubiera vendido durante la guerra, si bien exigían por una medida de harina cuatrocientas veces más de lo que dieron por un saco. Tal injusticia exasperó, pero hubo que pasar por ella.


299 págs. / 8 horas, 43 minutos.
190 visitas.
Publicado el 15 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Salambó' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Gustave Flaubert