Descargar Kindle 'La Mujer de Piedra', de Gustavo Adolfo Bécquer

Cuento


Descargar gratis para Kindle el libro 'La Mujer de Piedra' de Gustavo Adolfo Bécquer en formato mobi.

Este ebook gratuito del libro de Gustavo Adolfo Bécquer 'La Mujer de Piedra' en formato mobi está diseñado para ser leído en un lector de ebooks Amazon Kindle o en tablets y smartphones con las apps de Amazon Kindle o compatibles. Mobi es un formato específico de Amazon que utilizan los dispositivos y apps Kindle. Para el resto de dispositivos, se recomienda descargar el texto en otros formatos disponibles.

Este texto está etiquetado como Cuento.


  Cuento.
10 págs. / 17 minutos / 431 KB.
10 de enero de 2019.


Fragmento de La Mujer de Piedra

Más de una vez, deseando llevar conmigo un recuerdo de ella , intenté copiarla. Tantas como lo intenté, rompí en pedazos el lápiz, y maldije de la torpeza de mi mano, inhábil para fijar el esbelto contorno de aquella figura. Acostumbrado á reproducir el correcto perfil de las estatuas griegas, irreprochables de forma , pero debajo de cuya modelada superficie cuando más se ve palpitar la carne y plegarse ó dilatarse el músculo, no podía hallar la fórmula de aquella estatua, á la vez incorrecta y hermosa, que, sin tener la idealidad de formas del antiguo, antes por el contrario, rebosando vida real en ciertos detalles , tenía sin embargo en el más alto grado el ideal del sentimiento y la expresión. Inmóvil, las ropas cayendo á plomo y vistiendo de anchos pliegues el tronco para detenerse, quebrando las líneas al tocar el pedestal, los ojos entornados, las manos cruzadas sobre un libro de oraciones, y el largo brial, perdido entre las ondulaciones de la falda , podía asegurarse , y al menos este efecto producía , que debajo de aquel granito circulaba como un fluido sutil un espíritu que le prestaba aquella vida incomprensible , vida de ideas, sin movimiento y sin agitación, vida extraña que no he podido traslucir jamás en esas otras figuras humanas cuyas ropas agita el aire al pasar, cuyas facciones se contraen ó dilatan con una determinada expresión y que , á pesar de todo , son únicamente , al tocar la meta de su perfección posible , mármol que se mueve como un maravilloso autómata, sin sentir ni pensar.


Textos más populares de Gustavo Adolfo Bécquer