Texto: Cantó un Gallo
de Guy de Maupassant


Cuento


0


Twitter Facebook


Cantó un Gallo

No hay más información sobre el texto 'Cantó un Gallo'.


Edición física


Fragmento de Cantó un Gallo

Era otoño. Las hojas caídas de los árboles revoloteaban sobre el césped como bandada de pajarillos. El aire estaba impregnado con perfumes de tierra húmeda, como el olor de la carne cuando se despoja una mujer, después de una fiesta, de los vestidos que la cubrieron.

II

Cierta noche, al principio del verano, la señora de Avancelles había respondido al señor de Croissard, quien la hostigaba con sus ruegos:

—Si he de caer, amigo mío, será cuando caigan las hojas de los árboles. Por ahora no tengo tiempo; estoy muy distraída.

Él recordó siempre aquella frase burlona y atrevida, y a fuerza de insistir un día tras otro, acortaba las distancias y conquistaba el corazón de la mujer que, sin duda, sólo resistía ya por cierto respeto a las conveniencias mundanas.

Se trataba de una gran cacería, y la víspera la señora de Avancelles le había dicho al Barón, riendo:

—Si mata usted a un jabalí, me obligo a premiarle.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


4 págs. / 8 minutos.
33 visitas / 1 lectura / 62 descargas.
Publicado el 4 de junio de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Guy de Maupassant