Texto: Un Ardid
de Guy de Maupassant


Cuento


0


Twitter Facebook


Un Ardid

No hay más información sobre el texto 'Un Ardid'.


Edición física


Fragmento de Un Ardid

"Una noche dormía profundamente y entre sueños me parecía oír que las campanas de una iglesia próxima tocaban a fuego. De pronto me desperté; era la campanilla de la puerta de la calle que sonaba desesperadamente; como mi criado parecía no responder, agité a mi vez el cordón que pendía junto a mi cama y a los pocos momentos el ruido de puertas al abrirse y cerrarse precipitadamente y el de unos pasos en la habitación inmediata a la mía, vino a turbar el silencio de la casa. Juan entró en mi cuarto y me entregó una carta que decía: 'Madame Selictre ruega con insistencia al doctor Sileón que venga inmediatamente a su casa, calle de... número...'

"Reflexioné unos instantes; pensaba: crisis de nervios, vapores, ¡bah... bah!... tengo mucho sueño. Y contesté: 'El doctor Sileón, encontrándose enfermo, ruega a su madame Seliectre tenga la bondad de dirigirse a su colega el doctor Bonnet.'

"Puse la carta dentro de un sobre, se la entregué a Juan y me volví a dormir. Apenas había transcurrido media hora, cuando la campanilla de la calle sonó de nuevo y mi criado entró diciéndome:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


6 págs. / 10 minutos.
17 visitas / 1 lectura / 24 descargas.
Publicado el 17 de junio de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Guy de Maupassant