Texto: Crónicas de Clovis
de Hector Hugh Munro "Saki"


Cuento


0


Twitter Facebook


Crónicas de Clovis

No hay más información sobre el texto 'Crónicas de Clovis'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Crónicas de Clovis

Desde el primer momento, la Ley del Sufragio Femenino Obligatorio apenas produjo muestras de júbilo ni tan siquiera entre los círculos que con mayor insistencia habían exigido el derecho al voto para las mujeres. La mayor parte de las mujeres del país se habían mostrado indiferentes e incluso contrarias a la agitación provocada por las organizaciones que demandaban el sufragio femenino, e incluso los más fanáticos y convencidos sufragistas habían llegado a preguntarse qué era lo que dichas organizaciones veían tan atractivo en el simple hecho de introducir una papeleta en una urna. En los diferentes distritos del país la perspectiva de tener que obedecer lo que estipulaba la nueva ley se veía como una labor sumamente fastidiosa. En los pueblos y ciudades aquello acabó convirtiéndose en una auténtica pesadilla. Parecía que las elecciones no dejaban de sucederse. Lavanderas y costureras tenían que ausentarse apresuradamente de sus trabajos para poder ir a votar, lo cual tenían que hacer muy a menudo por un candidato cuyo nombre no habían oído en su vida y a quien no tenían más remedio que escoger al azar. Oficinistas y camareras se levantaban mucho antes de lo que en ellas había sido siempre habitual para ir a votar antes de emprender el camino a sus lugares de trabajo. Las mujeres de clase alta veían cómo tenían que alterar e incluso anular sus planes y compromisos debido a la continua necesidad de acudir a los centros electorales. Las fiestas de fin de semana y las vacaciones de verano fueron convirtiéndose poco a poco en un verdadero lujo que sólo los hombres tenían la posibilidad de disfrutar. En cuanto a los centros turísticos del estilo de El Cairo o la Riviera, sólo pudieron ser visitados por los inválidos y los más ricos de entre los ricos, pues la cantidad de multas de diez libras que podían llegar a acumularse durante una ausencia demasiado prolongada suponía un riesgo que ni siquiera la gente medianamente rica podía permitirse correr.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


230 págs. / 6 horas, 42 minutos.
90 visitas.
Publicado el 18 de diciembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Hector Hugh Munro "Saki"