Texto: El Protector
de Henry James


Novela


0


Twitter Facebook


El Protector

No hay más información sobre el texto 'El Protector'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Protector

(...) y elegante a lo grave y formal, y dar caza a los relentes del pasado que seguían anidando en cada rincón de la vieja casona. Sentía un vivo respeto por la elegancia, contrarrestado por un horror al lujo desmedido. Pensaba que una mujer es quien más se merece ir bien vestida y tener un buen hogar, y que la vanidad, si se escatima en demasía, acaba pasando factura. Por ello la tuvo en cuenta. Sin embargo, nada le inquietaba más que el temor de ver a Nora convertida en una damisela elegante antes de hora; así que mientras aspiraba a la máxima pureza de efecto, evitó tocar ciertas reliquias austeras de fealdad y virtud ancestrales, muchas de ellas fabricadas con crin y algodón de damasco. El percal y la muselina, las flores y las fotografías o los libros, daban un aire de cálida sencillez a la casa. Nada podía ser más tiernamente propicio y virginal, o mejor escogido para frenar las aspiraciones de la pequeña y recordarle el cariño de su protector.

Desde su regreso, (...)


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


212 págs. / 6 horas, 11 minutos.
109 visitas.
Publicado el 5 de febrero de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Henry James