Texto: Caperucita Roja

Hermanos Grimm


Cuento infantil


0


Twitter Facebook Google+


Caperucita Roja

No hay más información sobre el texto 'Caperucita Roja'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Caperucita Roja

Caperucita Roja levantó sus ojos, y cuando vio los rayos del sol danzando aquí y allá entre los árboles, y vio las bellas flores y el canto de los pájaros, pensó: “Supongo que podría llevarle unas de estas flores frescas a mi abuelita y que le encantarán. Además, aún es muy temprano y no habrá problema si me atraso un poquito, siempre llegaré a buena hora.” Y así, ella se salió del camino y se fue a cortar flores. Y cuando cortaba una, veía otra más bonita, y otra y otra, y sin darse cuenta se fue adentrando en el bosque. Mientras tanto el lobo aprovechó el tiempo y corrió directo a la casa de la abuelita y tocó a la puerta. “¿Quién es?” preguntó la abuelita. “Caperucita Roja,” contestó el lobo. “Traigo pastel y vino. Ábreme, por favor.” — “Mueve la cerradura y abre tú,” gritó la abuelita, “estoy muy débil y no me puedo levantar.” El lobo movió la cerradura, abrió la puerta, y sin decir una palabra más, se fue directo a la cama de la abuelita y de un bocado se la tragó. Y enseguida se puso ropa de ella, se colocó un gorro, se metió en la cama y cerró las cortinas.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


4 págs. / 8 minutos / 29 visitas.
Publicado el 23 de agosto de 2016 por Edu Robsy.