Texto: El Viejo Sultán
de Hermanos Grimm


Cuento infantil


0


Twitter Facebook


El Viejo Sultán

No hay más información sobre el texto 'El Viejo Sultán'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de El Viejo Sultán

— Ánimo, compadre —le dijo el lobo—, yo te sacaré del apuro. Se me ha ocurrido una idea. Mañana, de madrugada, tu amo y su mujer saldrán a buscar hierba y tendrán que llevarse a su hijito, pues no quedará nadie en casa. Mientras trabajan, acostumbran dejar al niño a la sombra del vallado. Tú te pondrás a su lado, como para vigilarlo. Yo saldré del bosque y robaré la criatura, y tú simularás que sales en mí persecución. Entonces, yo soltaré al pequeño, y los padres, pensando que lo has salvado, no querrán causarte ya ningún daño, pues son gente agradecida; antes, al contrario, en adelante te tratarán a cuerpo de rey y no te faltará nada.

Parecióle bien al perro la combinación, y las cosas discurrieron tal como habían sido planeadas. El padre prorrumpió en grandes gritos al ver que el lobo escapaba con su hijo; pero cuando el viejo «Sultán» le trajo al pequeñuelo sano y salvo, acariciando contentísimo al animal, le dijo:

— Nadie tocará un pelo de tu piel, y no te faltará el sustento mientras vivas—. Luego se dirigió a su esposa: — Ve a casa enseguida y le cueces a «Sultán» unas sopas de pan, que ésas no necesita mascarlas, y le pones en su yacija la almohada de mi cama; se la regalo.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


2 págs. / 4 minutos.
23 visitas / 2 lecturas.
Publicado el 26 de agosto de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Hermanos Grimm