Texto: La Doncella Maleen
de Hermanos Grimm


Cuento infantil


0


Twitter Facebook


La Doncella Maleen

No hay más información sobre el texto 'La Doncella Maleen'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Doncella Maleen

Y resultó que el hijo del Rey del país donde había ido a parar, era precisamente el enamorado de la doncella Maleen. Su padre le había destinado otra novia, tan fea de cara como perversa de corazón. Estaba fijado el día de la boda, y la prometida había llegado ya. Sabedora, empero, de su extrema fealdad, se mantenía alejada de todo el mundo, encerrada en su aposento, y la doncella Maleen le servía la comida. Al llegar el día en que hubo de presentarse en la iglesia con su novio, avergonzóse de su fealdad y temiendo que, si se exhibía en la calle, la gente se burlaría de ella, dijo a Maleen:

— Te deparo una gran suerte. Me he dislocado un pie y no puedo andar bien por la calle; así, tu te pondrás mis vestidos y ocuparás mi lugar. Jamás pudiste esperar tal honor.

Pero la doncella se negó, diciendo:

— No quiero honores que no me correspondan.

Fue también inútil que le ofreciese dinero; hasta que, al fin, le dijo, iracunda:

— Si no me obedeces, te costará la vida. Sólo he de pronunciar una palabra, y caerá tu cabeza.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


5 págs. / 10 minutos.
19 visitas.
Publicado el 30 de agosto de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Hermanos Grimm