Texto: Jesucristo en Flandes

Honoré de Balzac


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


Jesucristo en Flandes

No hay más información sobre el texto 'Jesucristo en Flandes'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Jesucristo en Flandes

—Mil gracias, Tomás —había dicho la vieja—. Diré esta noche por ti dos Pater y dos Ave en mis oraciones.

El patrón hizo sonar por última vez el cuerno, miró a la muda campiña, retiró la cadena a bordo, corrió por la borda hasta el gobernalle, tomó la barra, y permaneció en pie; luego, tras haber contemplado el cielo, dijo con voz recia a sus remeros, cuando estuvieron en plena mar:

—¡Remad, remad fuerte, y démonos prisa! ¡Esta endiablada mar tiene malas pulgas! Siento el oleaje en el movimiento del gobernalle y la tempestad en mis heridas.

Estas palabras, dichas en términos marineros, especie de lengua inteligible tan sólo para oídos acostumbrados al ruido de las olas, imprimieron a los remos un movimiento precipitado, mas siempre cadencioso; movimiento unánime, diferente de la manera de remar precedente, como el trote de un caballo lo es de su galope. Las personas distinguidas sentadas a popa tuvieron gran placer en ver todos los brazos nervudos, estos atezados rostros de ojos de brasa, estos músculos tensos, y las diferentes fuerzas humanas actuando concertadamente para conducirlos al otro lado del estrecho mediante un módico peaje. Lejos de deplorar aquella miseria, aquellas gentes comentaron, entre risas, las grotescas expresiones que la maniobra imprimía a las fisonomías atormentadas de los remeros. A proa, el soldado, el campesino y la vieja, contemplaban a los marineros con esa especie de compasión natural de quienes, viviendo del trabajo, conocen sus duras angustias y febriles fatigas. Además, acostumbrados a la vida al aire libre, habían comprendido por el aspecto del cielo el peligro que les amenazaba, por lo que todos estaban serios. La joven madre mecía a su criatura, cantándole un viejo himno religioso para dormirle.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


20 págs. / 35 minutos / 38 visitas.
Publicado el 1 de abril de 2017 por Edu Robsy.