Texto: El Talón de Hierro
de Jack London


Novela


0


Twitter Facebook


El Talón de Hierro

No hay más información sobre el texto 'El Talón de Hierro'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Talón de Hierro

Recuerdo el relato de Ernest sobre las mujeres de Chicago que trabajaban duramente por noventa centavos a la semana, y el de los niños esclavos en las hilaturas de algodón del Sur; y podía imaginar sus manos exangües mientras trabajaban el tejido del que saldría mi bonito vestido; y pensé en la factoría Sierra y en los dividendos que pagaba, y vi también la sangre de Jackson que cubría mi vestido. No podía librarme del recuerdo de Jackson, volvía una y otra vez a mí.

En lo más profundo de mi alma tenía el presentimiento de que me estaba acercando al borde de un precipicio. Era como si estuviera a punto de descubrir una súbita y horrible visión de la existencia. Y no sólo yo. Todo mi mundo parecía dramáticamente afectado. Mi padre, en quien podía reconocer el efecto que la influencia de Ernest empezaba a ejercer. También el obispo, que parecía enfermo cuando lo volví a ver; sus ojos mostraban un indescriptible temor, como si padeciera una crisis nerviosa. Por lo poco que llegué a saber, parecía que Ernest había cumplido su promesa de acompañarlo a un viaje por el infierno. Pero fueran cuales fueran las escenas dantescas que los ojos del obispo hubieran presenciado, creí adivinar una especie de desconcierto que lo incapacitaba para comentarlas.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


250 págs. / 7 horas, 18 minutos.
99 visitas.
Publicado el 5 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Jack London