Texto: El Hampón
de Joaquín Dicenta


Cuento


0


Twitter Facebook


El Hampón

No hay más información sobre el texto 'El Hampón'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Hampón

—Usté perdone la pregunta. ¿Habrá en este pueblo trabajo pa un hombre que no se asusta de los barrenos, de la piqueta y del arsénico?

—Pa esos hombres siempre hay trabajo aquí.

—Entonces ponga otro vaso de lo mismo y dígame a quién tengo que encaminarme pa escomenzar pronto la faena. No es que me apure. Aun traigo alguna plata —e hizo sonar en su bolsillo un puñado de duros—; pero vaya, que uno se entiende, y a la cuenta el trabajo quita otros trabajos que la cabeza por sus adrentos se pué traer que traer.

—Jefe de cuadrilla necesitao de un obrero pa la suya lo tiés: Bastián. Ayer un «chino» entortilló los sesos al más fornío de sus hombres.

—Aquí hay otro pa rellenar el hueco.

—¿No te asusta el peligro?

—He pasao la edá de los sustos.

—¿Eres del oficio?

—Pa mover un pico solo hacen falta brazos y voluntá. Voluntá la tengo. Brazos... Me paece a mí que estos sirven pa tó, amigo.

Y el desconocido, enderezando el cuerpo, tendió al aire sus dos brazos de atleta.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


37 págs. / 1 hora, 6 minutos.
8 visitas.
Publicado el 7 de abril de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Joaquín Dicenta