Texto: Por Culpa de los Dólares
de Joseph Conrad


Cuento


0


Twitter Facebook


Por Culpa de los Dólares

No hay más información sobre el texto 'Por Culpa de los Dólares'.


Edición física


Fragmento de Por Culpa de los Dólares

»Mi amigo dijo: “No. Parecía muy conmovido y afectado. Realmente no había nadie a quien pudiera pedir que lo sustituyera, principalmente porque pretendía realizar una escala en algún estuario abandonado de la mano de dios, para ver a un amigo de nombre Bamtz que aparentemente se había instalado allí”.

»Y de nuevo mi amigo se preguntaba. “Dime —exclamó—, ¿qué relación puede haber entre Davidson y una criatura como Bamtz?”.

»Ahora no recuerdo qué respuesta di. Podría haber dado una en la que bastaran dos palabras: “La bondad de Davidson”. Ésa nunca retrocedía ante la falta de dignidad si había el más mínimo motivo para la compasión. No quiero que pienses que Davidson no tenía en absoluto capacidad para discernir. Bamtz no podía haber abusado de él. Es más, todo el mundo sabía cómo era Bamtz. Era un gandul con barba. Cuando pienso en Bamtz, lo primero que veo es esa larga barba negra y un montón de tristes arrugas en los bordes de dos pequeños ojos. No había una barba como aquella de aquí a la Polinesia, donde una barba es una posesión valiosa. La barba de Bamtz era valiosa para él en otro sentido. Sabes cómo les impresiona a los orientales una buena barba. Recuerdo que hace muchos muchos años, el solemne Abdullah, el gran comerciante de Sambir, fue incapaz de reprimir muestras de sorpresa y admiración la primera vez que vio esa impresionante barba. Y es bien sabido que Bamtz vivió a costa de Abdullah de forma intermitente durante varios años. Era una barba única, y así era el que la llevaba. Un gandul único. Hizo de ello todo un arte, o más bien una especie de habilidad y misterio. Uno puede entender a un tipo que vive de sablear y hacer pequeñas estafas en ciudades, en grandes comunidades de gente, pero Bamtz conseguía engañar en zonas salvajes, holgazanear en los alrededores de la selva virgen.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


41 págs. / 1 hora, 12 minutos.
22 visitas.
Publicado el 30 de agosto de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Joseph Conrad