Descargar Kindle 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845', de Juan Cortada

Viajes


Descargar gratis para Kindle el libro 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845' de Juan Cortada en formato mobi.

Este ebook gratuito del libro de Juan Cortada 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845' en formato mobi está diseñado para ser leído en un lector de ebooks Amazon Kindle o en tablets y smartphones con las apps de Amazon Kindle o compatibles. Mobi es un formato específico de Amazon que utilizan los dispositivos y apps Kindle. Para el resto de dispositivos, se recomienda descargar el texto en otros formatos disponibles.

Este texto está etiquetado como Viajes.


  Viajes.
243 págs. / 7 horas, 5 minutos / 974 KB.
2 de marzo de 2018.


Fragmento de Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845

Según mi costumbre es seguro que con mas ó menos latitud escribiré la relación de mi viaje á la isla en que acabo de poner los pies, y esta relación ya comenzada habría llevado al frente una historia de Mallorca, ó por lo menos un compendio de ella, si ya no estuviera escrita por otros, y entre ellos muy recientemente por mi amigo Don Pablo Piferrer, en su obra Recuerdos y bellezas de España. Este joven que en edad temprana ha sabido colocarse muy alto entre cuantos escriben para el público, puso en la obra mencionada un resumen de la historia de Mallorca, con aquel tino y pureza de lenguage que caracterizan sus escritos. Quizás (porque es difícil que asi no sea) entre en mi escrito algun retazo de historia , pero el relato no será histórico, sino mas bien un itinerario para recorrer la isla, una noticia de las costumbres distintas de las del continente, y una esposicion de las observaciones que naturalmente emanen de mi visita. Diré la verdad, y si acaso me ocurre después publicar lo que escribo lo haré sin retoques ni variaciones; porque entonces faltaría á mi libro aquel colorido que solo puede dar á las cosas la sensación del momento. Presupuestos estos principios é instalado como decia pocas líneas atrás en el cuarto número 11 de la fonda de Las tres Palomas, prosigo mi tarea.