Descargar PDF 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845', de Juan Cortada

Viajes


Descargar gratis el libro 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845' de Juan Cortada en PDF.

Este ebook gratuito del libro de Juan Cortada 'Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845' en formato PDF se puede leer desde cualquier dispositivo: ordenadores, tablets y smartphones. PDF es el formato idóneo para leer desde el ordenador y para imprimir el texto en papel. Para leer en dispositivos con pantallas más pequeñas, se recomienda descargar el texto en alguno de los otros formatos disponibles.

Este texto está etiquetado como Viajes.


  Viajes.
243 págs. / 7 horas, 5 minutos / 391 KB.
2 de marzo de 2018.


Fragmento de Viaje a la Isla de Mallorca en el Estío de 1845

Al anochecer he estado en el café de Oriente , mas conocido por Can Bartolo, en donde se sirven helados riquísimos y una especie de bizcochos llamados cuartos, que es lo mas delicioso que en este género puede comerse. A las ocho y media , el señor Socías nos ha llevado al teatro, en donde cantaban la ópera el Nabucodonosor. La compañía en su totalidad es muy regular , y hay algunos cantantes buenos; entre ellos la Brambilla que tiene poca voz pero buena escuela y gusto , y en orden á la figura y á la mímica se parece á su hermana Amalia como una gota de agua á otra. Las decoraciones, pintadas por Planella, son del gusto de las de Barcelona, los coros valen poco, los trages son mediocres, y la orquesta, que se compone de 30 músicos, ejecuta bastante bien. El teatro es chico, tiene cuatro órdenes de palcos, en el primero y segundo piso hay diez y siete , una gran parte del tercero está destinada á cazuela , y este es el único local que hay para el pueblo, y los palcos bajos no son mas que doce porque el postrer trozo del teatro que corresponde á nuestro patio, lo ocupa un grande y alto tablado que aquí se llama anfiteatro y tiene cuatro filas de lunetas. Lo restante del patio lo llenan doce bancos de 20 lunetas cada uno. Como no hay anfiteatro circular, la sala queda muy despejada. Toda la pintura de él es sumamente sencilla; su forma está lejos de ser la de una herradura, pues los costados están casi en línea recta. Es antiguo, y lo afean mucho dos grandes arcos que sostienen el techo, y cuyo arranque asoma delante de la barandilla del cuarto piso, y por consiguiente se ven los cuatro arcos en toda la altura de dicho cuarto piso, pues desde este para arriba los tapa el cielo raso. El quinqué es largo , de poco volumen y tiene veinte y cuatro luces. El palco del Ayuntamiento está en el centro. El telón de boca representa un cortinage de seda, y encima de él hay las armas del Hospital del que es propiedad el edificio, y que consisten en un escudo con estas tres letras: A. G. P. que significan Ave gratia plena.