Texto: Aventuras de un Niño Irlandés
de Julio Verne


Novela


0


Twitter Facebook


Aventuras de un Niño Irlandés

No hay más información sobre el texto 'Aventuras de un Niño Irlandés'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Aventuras de un Niño Irlandés

El primer acto transcurrió con normalidad; Miss Anna Waston fue calurosamente aplaudida, y lo merecía en verdad por la pasión, por el brillo de su talento, que emocionaban al auditorio.

Después del primer acto, la duquesa de Kendalle fue a su camerino, y con gran sorpresa de Sib, he aquí que cambia su vestido de seda y terciopelo por el de una simple criada, cambio exigido por las combinaciones del dramaturgo, tan complicadas como poco originales y sobre las que es inútil insistir.

Hormiguita observaba todo aquello, y se sentía cada vez más inquieto, más absorto, como si la fantástica transformación se operase por arte de magia.

Después, la voz del avisador, una voz fuerte que le hizo temblar, llegó hasta el camerino, y la criada le hizo un signo con la mano, diciéndole:

—¡Cuidado, niño! Pronto llegará tu turno.

Y salió a escena.

Segundo acto: en él la criada obtuvo un éxito igual al que la duquesa había obtenido en el primero, y el telón se volvió a levantar en medio de una triple salva de aplausos. Miss Anna volvió a su camerino y se dejó caer sobre el sofá, algo fatigada, aunque hubiera reservado para el acto siguiente su más grande esfuerzo dramático.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


352 págs. / 10 horas, 17 minutos.
160 visitas.
Publicado el 19 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Julio Verne