Texto: Dueño del Mundo
de Julio Verne


Novela


0


Twitter Facebook


Dueño del Mundo

No hay más información sobre el texto 'Dueño del Mundo'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Dueño del Mundo

Lo mejor era confiarse al instinto especial de nuestros guías, y particularmente al de James Bruck. Este bravo mozo no tenía nada que envidiar a un mono en destreza y a un gamo en agilidad. Lamentablemente, ni Elías Smith ni yo podríamos arriesgarnos a donde se aventuraba aquel audaz.

Sin embargo, por lo que a mí respecta, esperaba no quedarme atrás, siendo saltarín por naturaleza y estando muy acostumbrado a los ejercicios corporales. Por donde quiera que pasara James Bruck estaba resuelto yo a pasar, aunque me costara algunos golpes.

Pero no podía decirse lo mismo del primer magistrado de Morganton, menos joven, menos vigoroso, de mayor corpulencia y menos seguridad. Hasta entonces había hecho esfuerzos sobrehumanos para no quedarse atrás; pero a veces resoplaba como una foca y tenía que detenerse para cobrar aliento.

En suma, bien pronto nos convencimos de que la ascensión al Great-Eyry exigiría más tiempo del que habíamos calculado. Pensamos llegar al cuadro rocoso a las once de la mañana, y a mediodía distábamos aún unos cuantos centenares de pies.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


132 págs. / 3 horas, 52 minutos.
88 visitas.
Publicado el 29 de agosto de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Julio Verne