Texto: El Castillo de los Cárpatos
de Julio Verne


Novela


0


Twitter Facebook


El Castillo de los Cárpatos

No hay más información sobre el texto 'El Castillo de los Cárpatos'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de El Castillo de los Cárpatos

Y ahora llega el turno del médico Patak.

Pero ¿cómo? ¿Había un médico en Werst y el pueblo aún creía en cosas sobrenaturales?

Sí, pero es necesario aclarar el título que tomaba el médico Patak, de la misma manera que hicimos con el título del juez Koltz.

Patak, un hombrecillo de vientre prominente, gordo y bajo, de cuarenta y cinco años, ejercía de modo ostensible una medicina elemental en Werst y sus alrededores. Con su aplomo imperturbable, su facundia asombrosa, no inspiraba menos confianza que el pastor Frik, lo cual es mucho decir. Vendía consultas y drogas, pero tan inofensivas que no empeoraban las pupas de sus clientes que se hubieran curado por sí solos. Además, se goza de buena salud en el desfiladero de Vulkan; el aire es de primera calidad, las enfermedades epidémicas son desconocidas y si uno se muere es porque hay que morir, incluso en este lugar privilegiado de Transilvania. En cuanto al doctor Patak —sí, se le llamaba «doctor»—, aunque fuera aceptado como tal, no tenía ninguna instrucción, ni de medicina, ni de farmacia, ni de nada. Era, simplemente, un ex enfermero de la cuarentena, cuyo papel consistía en vigilar a los viajeros retenidos en la frontera para el certificado de sanidad. Nada más. Esto, al parecer, bastaba para la población de Werst, poco exigente. Hay que agregar —nada sorprendente— que el doctor Patak era un hombre despreocupado, como conviene a quien se ocupa de cuidar a sus semejantes. Y no admitía ninguna de las supersticiones que corren por la región de los Cárpatos, ni siquiera las que concernían al castillo. Se reía de ellas, bromeaba. Y, cuando alguien decía delante de él que nadie se había atrevido a acercarse al castillo desde tiempo inmemorial, repetía a quien quería oírle:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


161 págs. / 4 horas, 42 minutos.
66 visitas / 8 lecturas.
Publicado el 19 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Julio Verne