Texto: Kerabán el Testarudo

Julio Verne


Novela


0


Twitter Facebook Google+


Kerabán el Testarudo

No hay más información sobre el texto 'Kerabán el Testarudo'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Kerabán el Testarudo

Dos horas se pasaron así, y, tal vez sin el continuo ataque de los mosquitos, Bruno, sucumbiendo a la fatiga, se hubiera dejado dominar por el sueño. Porque dormir en aquellas condiciones hubiese sido imposible.

Sería un poco más de la medianoche, cuando a Bruno, mortificado ya por aquellos insectos, se le ocurrió una buena idea. Debería habérsele ocurrido antes, a él, un holandés de pura sangre, que al venir al mundo buscan con más ansia la boquilla de una pipa que el pecho de la nodriza. La idea fue ponerse a fumar para combatir a los cínifes con el humo del tabaco. ¿Cómo no haberlo pensado antes? Si por casualidad resistían la atmósfera cargada de nicotina, se podía decir que los insectos tienen la vida a toda prueba en medio de los pantanos de la Dobrucha.

Bruno sacó del bolsillo la pipa de porcelana esmaltada con flores semejante a la que tan imprudentemente le habían robado en Constantinopla. La llenó de tabaco, como si se tratara de un arma de fuego que se va a descargar sobre las tropas enemigas; frotó el eslabón, la encendió, y aspiró con toda la fuerza de sus pulmones el humo de un excelente tabaco de Holanda, y lo volvió a arrojar en enormes volutas.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


335 págs. / 9 horas, 47 minutos / 38 visitas.
Publicado el 14 de marzo de 2017 por Edu Robsy.