Texto: La Abandonada o la Mujer Solitaria
de Katherine Mansfield


Cuento


0


Twitter Facebook


La Abandonada o la Mujer Solitaria

No hay más información sobre el texto 'La Abandonada o la Mujer Solitaria'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Abandonada o la Mujer Solitaria

—¡Hola! —gritó la mujer—. Creí que eran ustedes halcones. Mi hija vino corriendo a decirme: «Mami, por encima del cerro vienen tres cosas negras.» Y claro, salí corriendo. «Serán halcones», le dije. No pueden figurarse la de halcones que hay por aquí.

La niñita asomó un ojo en nuestro honor tras el delantal de la madre. Luego volvió a esconderse.

—¿Dónde está su marido? —preguntó Jim.

La mujer parpadeó velozmente, volviendo la cabeza para mirarle.

—Por ahí, trasquilando. Hace un mes que se fue.

Supongo que no irán a detenerse. Se está preparando una tormenta.

—Pues puede apostar que nos quedamos —dijo Jo—. Qué, ¿está sólita la señora?

Ella se puso a retorcer una punta de delantal, mirándonos uno a uno como un pájaro hambriento. Me sonreí al recordar cómo Jim le había tomado el pelo a Jo. Ciertamente tenía azules los ojos y los cabellos rubios, pero era fea; un tipo que daba risa. Al mirarla se tenía la impresión de que bajo el delantal había sólo una armazón de maderas y alambres. Le faltaban los dientes, sus manos eran carnosas y encarnadas e iba calzada con unos mugrientos borceguíes.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


13 págs. / 23 minutos.
54 visitas.
Publicado el 9 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Katherine Mansfield