Texto: Millie
de Katherine Mansfield


Cuento


0


Twitter Facebook


Millie

No hay más información sobre el texto 'Millie'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Millie

Dejándose caer en el borde de la cama se quedó mirando al grabado de colores que estaba en la pared de enfrente: «Una fiesta en el jardín del castillo de Windsor.» En primer término campos esmeralda con enormes robles, y, a su sombra grata, un revoltijo de damas, caballeros, sombrillas y veladores. El fondo estaba ocupado por las torres del castillo, donde ondeaban tres banderas marciales inglesas. En medio del cuadro estaba la vieja soberana semejante a un cubretetera de trapo con una cabeza de porcelana. «¿Será realmente así?» Millie se quedó mirando a las floridas damas que le sonreían bobamente. «No me interesa nada de eso. Demasiada bambolla. ¿Qué más da la reina que otra cosa cualquiera?»

Sobre la caja de embalaje que le servía de tocador, había una gran fotografía de ella y Sid, tomada el día de su boda. Bonita foto aquélla... para quien le gustara. Millie estaba sentada en una silla de mimbre. Llevaba un vestido de casimir crema con cintas de raso, y Sid, de pie, apoyaba una mano en el hombro de ella, mirando el ramo de flores. Detrás había helechos gigantes, una catarata y, a lo lejos, Mount Cook coronado de nieve. Casi había olvidado su día de bodas. El tiempo pasa y si uno no tiene nadie con quien hablar de esas cosas, se borran en seguida de la memoria. «¿Por qué no habremos tenido niños?», pensó. Pero encogiéndose de hombros desechó aquella idea. «La verdad es que yo no los echo nunca de menos. Pero nada me extrañaría que a Sid le pasara lo contrario; es más sensible que yo.»


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


7 págs. / 12 minutos.
72 visitas.
Publicado el 9 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Katherine Mansfield