Texto: Su Primer Baile
de Katherine Mansfield


Cuento


0


Twitter Facebook


Su Primer Baile

No hay más información sobre el texto 'Su Primer Baile'.


Edición física


Fragmento de Su Primer Baile

Una grande y trémula lámpara de gas iluminaba el guardarropía de las señoras. Ya no podía esperar más; ya estaba bailando. Y cuando la puerta volvió a abrirse y desde el gran salón de baile llegó una ráfaga de compases musicales, hizo una pirueta que casi llegó hasta el techo.

Muchachas rubias y morenas se daban los últimos toques al peinado, volviendo a atar lacitos, metiéndose pañuelos por el escote, alisándose guantes impolutos como marfil. Y como todos reían a Leila le pareció que todas eran muy bonitas.

—¿Por qué no existirán horquillas invisibles? —gritó una voz—. ¡Qué cosa tan curiosa! Nunca he visto una sola horquilla invisible.

—Ponme un poco de polvos en la espalda. Gracias, eres un encanto —exclamaba otra voz más allá.

—Sea como fuere necesito aguja e hilo. Se me han descosido kilómetros y kilómetros de volante —se lamentaba una tercera.

Y en seguida:

—Páselo, páselo, por favor. —Y la canastilla con los programas fue pasando de mano en mano. Una monada de programas, rosados y plateados, con lapiceros rosas y una opulenta borla. Los dedos de Leila se estremecieron al tomar uno de la canastilla. Le hubiera gustado preguntar a alguien: «¿Yo también tengo que tomar uno?», pero sólo tuvo tiempo de leer: «Vals 3. Dos, dos en un bote. Polka 4. Echando las plumas a volar», cuando Meg exclamó:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


8 págs. / 15 minutos.
80 visitas.
Publicado el 8 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Katherine Mansfield