Texto: Una Familia Ideal
de Katherine Mansfield


Cuento


0


Twitter Facebook


Una Familia Ideal

No hay más información sobre el texto 'Una Familia Ideal'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Una Familia Ideal

Pero, además, Charlotte y las chicas siempre le estaban insistiendo para que lo dejase todo en manos de Harold y se retirase, así tendría algunos años para divertirse. ¡Divertirse! El anciano señor Neave se detuvo en seco bajo un grupo de viejas palmeras frente a los edificios gubernamentales. ¡Divertirse! La brisa del atardecer estremeció las oscuras hojas con un ligero tintineo. Sentado en casa, cruzado de brazos, sin poder olvidar que el esfuerzo de toda su vida se le escapaba, se disolvía, desaparecía como el agua entre los delicados dedos de Harold, mientras éste sonreía…

—¿Por qué eres tan poco razonable, papá? No existe ninguna necesidad de que vayas a la oficina. De lo único que sirve es para que nos sintamos violentos cada vez que alguien comenta que pareces muy cansado. Aquí tienes una casa enorme y un jardín. Seguro que podrías sentirte feliz aunque sólo fuese… por cambiar un poco. O podrías dedicarte a algún pasatiempo.

Y Lola, la pequeña, había declarado muy decidida:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


8 págs. / 15 minutos.
85 visitas.
Publicado el 8 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Katherine Mansfield