Texto: Kottō: Curiosidades Japonesas con Diversas Telarañas
de Lafcadio Hearn


Cuento, leyenda


0


Twitter Facebook


Kottō: Curiosidades Japonesas con Diversas Telarañas

No hay más información sobre el texto 'Kottō: Curiosidades Japonesas con Diversas Telarañas'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Kottō: Curiosidades Japonesas con Diversas Telarañas

Puedo imaginar varios finales, pero ninguno de ellos sería capaz de satisfacer la imaginación occidental. Prefiero dejarle al lector la oportunidad de imaginar por sí mismo las consecuencias de haber tragado un alma.

Sentido común

Hace ya tiempo, en una montaña llamada Atagoyama, cerca de Kyōto, vivió un sabio sacerdote que dedicaba todo su tiempo a la meditación y al estudio de los libros sagrados. El pequeño templo en el que residía estaba muy alejado de las aldeas y en aquella completa soledad no podía obtener sin ayuda los bienes necesarios para sobrevivir. Sin embargo, algunos lugareños devotos contribuían regularmente a su manutención, llevándole verduras y arroz una vez al mes.

Entre esta buena gente había un cazador que en ocasiones subía a la montaña en busca de presas. Un día que el buen cazador se acercó al templo para llevar una bolsa de arroz, el sacerdote le dijo:

—Amigo mío, he de confesarte que en este lugar han sucedido cosas maravillosas desde la última vez que te vi. Ciertamente desconozco por qué tales prodigios se han manifestado ante mi indigna presencia. Pero bien sabes que he estado meditando y recitando los sutras diariamente durante muchos años, así que quizá tal visión me haya sido concedida debido al mérito obtenido gracias a mis prácticas religiosas. Puede ser, aunque no estoy seguro. Lo que sí sé es que Fugen Bosatsu acude cada noche a este templo a lomos de un elefante… Quédate conmigo esta noche, querido amigo, y podrás ver y venerar al Buda.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


32 págs. / 57 minutos.
67 visitas.
Publicado el 4 de febrero de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Lafcadio Hearn