Texto: El Abismo
de Leónidas Andréiev


Cuento


0


Twitter Facebook


El Abismo

No hay más información sobre el texto 'El Abismo'.


Edición física


Fragmento de El Abismo

Inmensa como el universo, luminoso como el sol, bello y divino como arte esplendoroso, nada había en el mundo ni más fuerte ni más bello.

—¿Sería usted capaz de morir por la que amara? — preguntó Zina mirándose su manita casi infantil.

Sí, no tengo ninguna duda —respondió él con irmeza mirándola con ojos francos y sinceros—. ¿Y usted?

—Yo también.

Quedó pensativa.

Tiene usted un hilo en la americana —dijo ella levantando su mano hacia el hombro de él y quitá ndole con mucha precaución el hilo—. Aquı está —dijo poniéndose seria, y preguntó —: ¿Por qué está usted tan pálido y tan delgado? Trabaja usted mucho, ¿no es verdad? No hay que cansarse tanto.—Tiene usted los ojos azules con unos puntitos claros como chispas —respondió él mirándola a los ojos.

—Y los de usted son negros. No, más bien son obscuros, cálidos, con...

No acabó su pensamiento y volvió la cabeza. Su rostro enrojeció lentamente y sus ojos tomaron una expresión tímida, confusa. Una ligera sonrisa entreabrió sus labios.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


15 págs. / 27 minutos.
107 visitas.
Publicado el 31 de julio de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Leónidas Andréiev