Texto: Cánovas y su Tiempo

Leopoldo Alas "Clarín"


Ensayo, crítica, biografía


0


Twitter Facebook Google+


Cánovas y su Tiempo

No hay más información sobre el texto 'Cánovas y su Tiempo'.


Leer en línea

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Cánovas y su Tiempo

Felipe Ducazcal, se queja del hado, fatum, analce, en griego, que le condena a tener que salvar al país un día sí y otro no, y que no le permite consagrarse, con todo el ardor que le pide el cuerpo, a sus aficiones favoritas, al servicio de las Musas en uno u otro ramo del furor pimpleo.

Así como D. Quijote decía que, si se lo permitieran sus caballerías, capaz sería de hacer, no sólo versos, sino jaulas y palillos de dientes, D. Antonio, que también sabe hacer jaulas y hasta criar pájaros (que a lo mejor le sacan los ojos); D. Antonio viene a indicar que él sería un Dante o un Homero si no le llamasen a cada momento para salvar la nación. No hay más remedio, pues, que tomarle en serio lo de la poesía.

Su alma, a lo menos lo más recóndito y exquisito de ella, está en sus versos. Sea.

Pero yo entrego al brazo secular de Venancio González la poesía canovística por lo que toca a la retórica y a la poética, y para estudiar su alma de poeta, no tengo más remedio que remitirme a los capítulos en que trato de Cánovas en prosa. Y entonces iremos viendo cómo ripia la vida, cuáles son los grandes ripios de la prosa de su existencia, digna de ser estudiada por una comisión de la Academia de Ciencias morales y políticas. ¡Ay, sí! El espíritu de Cánovas es tan árido como el concepto del Estado de Colmeiro, ¡qué tiene que ver! o las lucubraciones de D. José Barzanallana acerca del impuesto indirecto sobre los consumos.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


68 págs. / 1 hora, 59 minutos / 22 visitas.
Publicado el 29 de noviembre de 2016 por Edu Robsy.