Texto: El Tren Ha Silbado
de Luigi Pirandello


Cuento


0


Twitter Facebook


El Tren Ha Silbado

No hay más información sobre el texto 'El Tren Ha Silbado'.


Edición física


Fragmento de El Tren Ha Silbado

Entonces aquella rebelión era verdaderamente inconcebible, a no ser que fuera efecto de una imprevista alienación mental.

Sobre todo porque, la noche anterior, a Belluca le correspondía una amonestación; su jefe tenía derecho a amonestarlo. Por la mañana se había presentado con un aire insólito, nuevo y —algo realmente inaudito, comparable, ¿qué sé yo?, a la caída de una montaña— había llegado con más de media hora de retraso.

Parecía que el rostro se le hubiera ensanchado de pronto. Parecía que las anteojeras se le hubieran caído de repente y que el espectáculo de la vida se le hubiese descubierto de pronto. Parecía que los oídos se le hubieran destapado y que percibieran por primera vez voces y sonidos nunca antes advertidos.

Se había presentado en la oficina tan alegre, con una alegría vaga y llena de aturdimiento. Y no había hecho nada en todo el día.

Por la noche, el jefe, entrando en el despacho de él y después de haber examinado los registros y los papeles, le dijo:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


7 págs. / 13 minutos.
82 visitas.
Publicado el 31 de octubre de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Luigi Pirandello