Texto: La botella de Bukowski Don Juan de los caminos asalta París

Manuel Cerón Mejía


Reseña


0


Twitter Facebook Google+


La botella de Bukowski Don Juan de los caminos asalta París

No hay más información sobre el texto 'La botella de Bukowski Don Juan de los caminos asalta París'.


Leer en línea

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de La botella de Bukowski Don Juan de los caminos asalta París

En Novarta, contrario a la interpretación del poema de Cavafis, su destino es: Ítaca. (Ítaca, en la forma de un estudio de televisión en París donde será entrevistado en el programa Apostrophes por Bernard Pívot, su teul, Bukowski). Como en Mi Hemingway personal de Gabo, El Umbral de la tristeza de Guillermo Vila Ribera; sin Bukowski no hay paraíso. Penélope es Bukowski. Como Borges para Eco, Hemingway (de París no se acaba nunca) para Vila-Matas, el tough writer Edward Bunker para Ellroy (o Tarantino), «el gran DiMaggio», o monsieur Germain. El fetiche dice Savater, ¿acaso no es una forma de amor?

Novarta, al tiempo que esboza su ópera prima porta una caja de Pandora en su pesada maleta de viaje, donde, además, acarrea una relación cuasi edípica con su frustrado padre (Pleguezuelos, maneja al dedillo los temas domésticos), la época —cuasi-sesentaochista—, su hermana, o la irresistible sirena Nadine, y apostillar clichés metaliterarios, no son sino un amasijo de elementos de suspense que su autor desembrolla lucidamente, ¿a la manera del mise en abyme (o las matrioskas)?


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


1 pág. / 2 minutos / 12 visitas.
Publicado el 9 de marzo de 2018 por Manuel Cerón.