Texto: Costumbres Mexicanas
de Manuel Payno


Cuento, costumbres


0


Twitter Facebook


Costumbres Mexicanas

Colección de relatos costumbristas

Relatos publicados bajo el seudónimo Yo, en los años cuarenta del siglo XIX, en los periódicos El Siglo XIX y El Eco de Comercio, así como en las revistas literarias El Museo Mexicano, Revista Científica y Literaria de México y El Álbum Mexicano.

Inspirado en los clásicos cuadros costumbristas del escritor español Mesonero Romanos para pintar la vida cotidiana del pueblo bajo de México durante la segunda mitad del siglo XIX y enriquecer con ellos la incipiente literatura nacional.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de Costumbres Mexicanas

Una silla puesta antes que otra en una función de la Catedral: un paso mal dado: una antesala de más tiempo que el acostumbrado: un nombre adjetivo en lugar de un sustantivo en una comunicación oficial, una alegría de nuestra plebe; cualquiera cosa es objeto de un expediente, porque también la mayor parte de los infrascritos de mundo son fanáticos en la observancia de la diplomacia, que ha venido a ser una especie de religión, con sus ritos, sus sacerdotes, y su premio y su castigo.

Los empleados de Relaciones tienen unas caras de cortesía, de atención, caras diplomáticas, esto es, revestidas de un aire grave a la vez que afable. Siempre vestidos de limpio, traduciendo periódicos extranjeros con una quietud y un método, que anuncia el buen estado de nuestros negocios exteriores. Siempre pensando surcar el océano, en abordar a las nebulosas playas de Inglaterra, en pasearse por el bullicioso París, o en atravesar las risueñas ciudades italianas y llegar a la clásica Roma a recibir en el hombro suaves presiones de su santidad. Algunos cuentan sus navegaciones a lejanos países, las tempestades en el mar, las costumbres en tierra, la pobreza en las legaciones hispanoamericanas. Los solicitantes allí son de un rango superior. Comerciantes que solicitan consulados, notabilidades de coches que marchan a misiones diplomáticas, ministros extranjeros que reclaman, todos van elegantemente vestidos: buenas maneras, conversación sobre geografía, sobre viajes, sobre derecho de gentes, sobre fuerzas navales, bloqueos y demás cosas de ese tenor. ¿Qué vale una nación, dicen los de Relaciones, cuando no están organizadas sus negociaciones con las extranjeras? Este ministerio es el más importante.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


228 págs. / 6 horas, 40 minutos.
41 visitas / 23 lecturas / 87 descargas.
Publicado el 3 de noviembre de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Manuel Payno