Texto: Las Nupcias del Tíber

Marcel Schwob


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


Las Nupcias del Tíber

No hay más información sobre el texto 'Las Nupcias del Tíber'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Las Nupcias del Tíber

Los ediles consultaron entonces a los aougouri y a los harouspikes, que estudiaron detenidamente los libros sagrados. Se inclinaban sobre los braseros, en las penumbras de sus templos, donde quemaban omoplatos de oveja, examinando con atención cómo se resquebrajaban. Arrancaban hígados sanguinolentos de los vientres aún humeantes de corderos y los consideraban con preocupación, asintiendo con la cabeza. Por fin decidieron que había que ofrendar libaciones al irritado dios Tíber en una ceremonia expiatoria.

Una solemne procesión recorrió la orilla del río. Los sacerdotes se detuvieron en la entrada del puente Aemiliou y entonaron encantamientos con su voz grave. La muchedumbre escuchaba, sobrecogida, con la mirada fija en la amenazante corriente que no cedía. Cuando cesaron los cánticos, el cortejo atravesó el puente en silencio. El sumo sacerdote se detuvo en su extremo e invocó en voz alta al dios Tíber, protector de Roma. Y lanzó a las espumosas turbulencias scriblitae, plakentae y tortas de miel, que dos sacerdotes habían traído en un cesto. Cogió después un ánfora de plata, echó sobre el puente, con un gesto brusco, el aceite perfumado que la tapaba, y vertió pausadamente en el río un vino bermejizo. El Tíber se tiñó de rojo durante un instante, cerca del último pilar del puente Soublikiou. Mendigos alegres y niños harapientos aplaudieron, tras lo cual el cortejo retomó la marcha en total silencio para regresar a la ciudad.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


5 págs. / 9 minutos / 12 visitas.
Publicado el 28 de marzo de 2017 por Edu Robsy.