Texto: Nidau
de Marcel Schwob


Artículo


0


Twitter Facebook


Nidau

No hay más información sobre el texto 'Nidau'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de Nidau

BALADA

Llegaron tres desde la otra orilla
Y bajaron hasta la posada.
¡Posadera, cerveza de cebada!
¿Dónde está su blanca chiquilla?

Tengo cerveza fresca y buen vino
Y mi hija descansa ahí tumbada.
Entraron a echar una mirada
Y ahí la vieron, sobre tablas de pino.

El primero el sudario bajó
Y la miró con gran tristeza.
Hermosa niña, si aún vivieras
Conocerías a quien te amó.

El segundo alzó el sudario
Y se giró rompiendo en llanto.
¡Ay, yo te amaba tanto!
Durante años te amé a diario.

El tercero el sudario volvió a bajar
Y dejó un beso en su pálida boca.
Siempre te amé y te amo ahora
Y te amaré por la eternidad.

Cuando acabé esta balada, dejé de mirar los libretos de papel amarillento con sus ingletes rojos o verdes, y me puse a pensar en la vieja torre con su blasón y su terrible oso.

«¡Ah! Eso es Nidau», me dijo una campesina que pasaba, envuelta en su capellina.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


3 págs. / 6 minutos.
21 visitas / 3 lecturas.
Publicado el 28 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Marcel Schwob