Texto: El Hombre que Corrompió a Hadleyburg

Mark Twain


Novela


0


Twitter Facebook Google+


El Hombre que Corrompió a Hadleyburg

No hay más información sobre el texto 'El Hombre que Corrompió a Hadleyburg'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de El Hombre que Corrompió a Hadleyburg

Y ahora Richards y Cox se apresuraban a través de las calles desiertas, desde direcciones opuestas. Se encontraron, jadeando, al pie de las escaleras de la oficina del diario: a la luz de la luna, cada uno leyó en la cara del otro. Cox susurró:

—¿Nadie sabe de esto sino nosotros?

La respuesta susurrada fue:

—¡Ni un alma… palabra de honor, ni un alma!

—Si no es demasiado tarde para…

Los hombres estaban comenzando a subir la escalera; en ese instante fueron alcanzados por un joven, y Cox preguntó:

—¿Eres tú, Johnny?

—Sí, señor.

—No es preciso que envíes el primer correo… ni ningún correo. Aguarda hasta que te diga.

—Ya salió, señor.

¿Salió?

La palabra sonó con un tono de frustración indescriptible.

—Sí, señor. El horario para Brixton y todas las ciudades del recorrido fue modificado hoy, señor… Hubo que enviar los originales veinte minutos antes de lo acostumbrado. Tuve que apurarme; si hubiera llegado dos minutos más tarde…


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


60 págs. / 1 hora, 45 minutos / 19 visitas.
Publicado el 11 de marzo de 2018 por Edu Robsy.