Texto: El Cornudo de Sí Mismo o la Reconciliación Inesperada
de Marqués de Sade


Cuento


0


Twitter Facebook


El Cornudo de Sí Mismo o la Reconciliación Inesperada

No hay más información sobre el texto 'El Cornudo de Sí Mismo o la Reconciliación Inesperada'.


Edición física


Fragmento de El Cornudo de Sí Mismo o la Reconciliación Inesperada

Un asunto sin importancia, que no vale la pena mencionar, condujo cierto día a Raneville a ese poblado cenagoso y malsano llamado Versalles, donde unos reyes que deberían ser objeto de adoración en su propia capital parecen rehuir la presencia de los súbditos que les anhelan, a donde la ambición, la venganza y la soberbia conducen día tras día a multitud de desdichados que, devorados por el hastío, van a ofrecer sacrificios al ídolo del día, donde la flor de la nobleza francesa, que tan importante papel podría desempeñar en sus posesiones, consiente en ir a humillarse en antecámaras, hacer la corte de manera ruin a los suizos de la puerta o mendigar humildemente una cena, peor que la suya propia, en casa de uno de esos individuos a los que la fortuna saca por un instante de las brumas del olvido para sumirlos de nuevo en él poco después.

Terminadas sus gestiones, el señor de Raneville monta de nuevo en uno de esos coches a los que llaman «orinales» y en su interior se encuentra por pura casualidad con un tal señor Dutour, hombre muy parlanchín, muy gordo, muy pesado y bromista sempiterno, empleado como el señor de Raneville en el departamento de recaudación de impuestos, pero en Orleáns, su tierra, que, como acabamos de decir, era igualmente la del señor de Raneville. Empiezan a charlar y Raneville, que, siempre lacónico, no revela su identidad, ya conoce el nombre, los apellidos, el lugar de nacimiento y los negocios de su compañero de viaje antes de haber pronunciado una sola palabra. Tras estos detalles, el señor Dutour pasa a los de las relaciones personales.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


10 págs. / 17 minutos.
111 visitas / 6 lecturas / 112 descargas.
Publicado el 21 de octubre de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Marqués de Sade